El Economista - 70 años
Versión digital

jue 13 Jun

BUE 25°C

Respaldo para Carrió: buscan contenerla

Macri aseguró que confía “plenamente” en la diputada nacional. La apuesta por su candidatura en la Ciudad y la preocupación por las acusaciones cruzadas con Lorenzetti

18 abril de 2017

Las declaraciones de Elisa Carrió, durante el fin de semana, dejaron sonrisas nerviosas en Cambiemos. Por un lado, anticipó que desistirá de su intención inicial de presentarse en la provincia de Buenos Aires como candidata, respetando la voluntad de los intendentes y autoridades bonaerenses. En ese doble juego, además, dejó abierta la posibilidad de competir nuevamente en la Ciudad de Buenos Aires, hecho que, además, le permitiría al Gobierno neutralizar o, en todo caso, contrarrestar las aspiraciones de Martín Lousteau y el radicalismo porteño. Por el otro, Carrió apuntó contra la gobernadora María Eugenia Vidal (“No desea que yo sea senadora por la provincia”) y contra el ministro Cristian Ritondo (dijo que está detrás de una “operación” contra sus hijos). Cuestionamientos que dejaron estela de preocupación en el oficialismo.

No obstante, son las persistentes declaraciones, denuncias y actitudes de la dirigente de la Coalición Cívica contra el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti, lo que más parece incomodar en el círculo oficial. Carrió cree que el juez está detrás de la reapertura de una causa por presunto enriquecimiento ilícito y el Gobierno intenta, a su modo, poner paños fríos, para que la relación no se desmadre. Ayer, el presidente Mauricio Macri salió a respaldar a su socia política “frente a las denuncias judiciales que se le han hecho”: “Conozco la honradez de Elisa Carrió y su calidad moral. Confío plenamente en ella”, señaló a través de las redes sociales.

“Quiero dejar claro mi respaldo a la doctora. Carrió frente a las denuncias judiciales que se le han hecho”, comenzó el Presidente en Twitter, en referencia a la decisión de la Cámara Federal porteña. El día anterior, en el programa Almorzando con Mirtha Legrand, de Canal 13, la diputada nacional había dejado entrever cierto disgusto por la falta de solidaridad de sus aliados, que no salieron debidamente a defenderla. La contundente defensa del Presidente fue leída como respuesta a ese pedido. Y, de alguna manera, como muestra de beneplácito con el regreso de Carrió al escenario porteño, el territorio donde el Gobierno la prefiere.

De todos modos, el Gobierno no pudo evitar quedar en el medio de ese fuego cruzado. Es más, horas antes del respaldo del Presidente a Carrió, la vicepresidenta Gabriela Michetti había salido al cruce de la diputada, explícitamente. “No lo comparto”, dijo sobre la ofensiva de la dirigente de la Coalición Cívica. “No tengo en absoluto ningún dato que me diga que el presidente de la Corte tenga semejante situación como para ser acusado en un juicio político. En absoluto”, señaló Michetti. Y agregó: “No me parece, además, que sea compartido por la gran cantidad de los funcionarios públicos y del mundo de la Justicia. Me parece que Lorenzetti ha dado muestras de ser un señor de bien en el ejercicio de sus funciones”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés