El Economista - 70 años
Versión digital

sab 26 Nov

BUE 29°C
Versión digital

sab 26 Nov

BUE 29°C

“Para crecer y bajar la inflación hace falta un pacto social”

Entrevista a Sebastián Vargas.

19-09-2016
Compartir

Sebastián Vargas es un economista argentino que trabaja en Barclays Capital en Nueva York. Pasó por el BCRA (estuvo en el área de research) y anteriormente trabajó en Banco Galicia y en la Oficina de Crédito Público del Ministerio de Economía en 2001. Vargas sigue de cerca los vaivenes de la economía argentina y es uno de los economistas argentinos más respetados en Wall Street. La visión del especialista, en diálogo con El Economista, es la siguiente.

El Gobierno apuesta a que el año que viene la economía repuntará y la inflación mostrará claros signos de desaceleración. ¿Cree que el 2017 puede ser el año del despegue en lo económico?

Creo que hay que medir las expectativas. Para lograr los dos objetivos hace falta convocar un pacto social. El desafío para la política antiinflacionaria es lograr balance entre el objetivo de bajar la inflación y aumentar los salarios reales en un año electoral, con tensiones con los gremios. Por supuesto que la tasa de inflación caerá con respecto a 2016. Este año estuvo marcado por la devaluación, la quita de retenciones, y los aumentos tarifarios. Nosotros pensamos que la economía encontrará su piso hacia finales de año y que en 2017 tendremos crecimiento. Pero para que exista crecimiento en forma permanente se necesita que los agentes económicos puedan alargar el horizonte de planeamiento, ver que todo sigue bien.

La pauta de déficit primario será alta: 4,2% del PIB para el año que viene. ¿Genera preocupación el rojo fiscal?

En un mundo de tasa cero me parece que existe espacio fiscal. Y el Gobierno lo está utilizando. Es cierto que la secuencia liberalización cambiara-ajuste fiscal gradual pone mucho en los hombros de la hoja de balance del BCRA y en la emisión de deuda. Si el mundo se mantiene como está, me parece que es manejable lo que se tiene que emitir en 2017. Pero, más allá, creo que es una preocupación si no se loentrevista Sebastián Vargas gra corregir la política fiscal. No queda otra que esperar.

La intención del oficialismo es que el año próximo los salarios le ganarán a la inflación. ¿Es un escenario posible? ¿No es muy difícil, no?

En una situación con la inflación cayendo al mismo tiempo que enfrenta presiones gremiales para recuperar la pérdida de poder adquisitivo en un 2017 electoral. Lo que pasa es que en un esquema de metas de inflación, eso tiende a una política monetaria más contractiva y pone las luces sobre la consistencia del programa. Imagino que las tensiones estarán justo allí. Y a esto se le suma la presión sobre los márgenes empresariales sin demasiado margen del Tesoro para asistir fiscalmente a las empresas o al sector del trabajo.

¿Qué cree que pasará con las tasas de interés y el dólar en 2017?

Parecería que el atraso cambiario seguirá... -Sin duda el atraso cambiario sigue. Las tasas tendrán que mantenerse altas para compensar a la política fiscal planteada y esta promesa expresa que el salario le gana a la inflación.

¿Cuáles cree que seguirán siendo las asignaturas del Gobierno?

Creo que hay que avanzar en buscar consensos. Esto es más en el terreno político, pero impacta en lo económico. La gente afuera y adentro quiere saber cómo sigue. Quieren saber que hay acuerdo en Argentina hacia donde hay que ir. Y de eso dependerá cuanto capital se hunde en el país.

¿Hay apetito por Argentina en el exterior y cree que habrá tanto financiamiento disponible el año próximo?

Estamos en un mundo de liquidez excesiva en donde los portafolios globales tienen activos con tasas negativas. El financiamiento del exterior es parte de la solución en la medida que los inversores esperen que la probabilidad de que caiga el déficit fiscal y aumente la competitividad es elevada. De otra forma, todos conocemos lo que sigue.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés