Otra perpetua para Patti

El excomisario y exintendente de Escobar fue condenado en Rosario por los asesinatos de dos militantes peronistas durante el último año de la dictadura militar.

05-05-2016
Compartir

El Tribunal Oral Federal 2 de Rosario condenó ayer a prisión perpetua al excomisario Luis Abelardo Patti y a otros tres represores por el secuestro y asesinato de los militantes peronistas Osvaldo Cambiaso y Eduardo Pereyra Rossi en 1983, sobre el final de la última dictadura. Por mayoría, el tribunal integrado por los jueces Omar Digerónimo, Jorge Venegas Echagüe y Beatriz Caballero de Barabani condenó también a prisión perpetua a Pascual Oscar Guerrieri, Luis Américo Muñoz y Juan Amadeo Spataro.

En el mismo veredicto, cuyo tramo dispositivo se leyó en la sala de audiencias, fueron absueltos en este juicio el dictador Reynaldo Benito Antonio Bignone y Juan Andrés Cabrera, Ariel Antonio López, Walter Dionisio Salvador Pagano, Rodolfo Jorge Rodríguez y Carlos Antonio Sfulcini, todos imputados en la causa.

Cambiaso y Pereyra Rossi, que militaban en 1983 en la línea interna del PJ “Intransigencia y Movilización”, fueron secuestrados el 14 de mayo de 1983 en el bar Magnum de Rosario por un grupo de militares y agentes civiles de inteligencia (PCI) que reportaban al II Cuerpo de Ejército, que entonces tenía asiento en esa ciudad.

De acuerdo a la acusación, los trasladaron en un camión militar hasta un galpón de las afueras de Rosario, cedido por una familia que colaboró con la represión ilegal, donde fueron sometidos a torturas. La investigación estableció que luego fueron entregados a una patrulla del Comando Radioeléctrico de Tigre al mando de Patti e integrada por dos suboficiales. Los cuerpos baleados de “Carlón” Pereyra Rossi y “El Viejo” Cambiaso aparecieron en un camino rural cercano a la localidad bonaerense de Lima dos días después. Los peritajes demostraron que ambos fueron golpeados y torturados antes de morir, refutando la tesis de enfrentamiento. La investigación judicial del caso Cambiaso-Pereyra Rossi estuvo paralizada por más de dos décadas, a partir del dudoso sobreseimiento de Patti, pero fue reactivada en 2005.

Patti, quien fuera intendente de Escobar durante ocho años, candidato a gobernador de Buenos Aires en dos oportunidades y fundador del Partido Unidad Federalista (PAUFE), ya había sido condenado a perpetua en 2011 por el Tribunal Oral Federal 1 de San Martín. En ese ocasión se juzgaba los asesinatos, durante la última dictadura militar, de Gastón Gonçalvez, y del exdiputado nacional Diego Muñiz Barreto, entre otros crímenes de lesa humanidad.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés