Ocho años de Cambiemos

Ante los inversores, el Gobierno ya ganó: ahora sí creen que habrá ocho años de Cambiemos por delante

14-08-2017
Compartir

Por Julio Burdman

Al cierre de esta edición, la coalición que lideran Mauricio Macri, María Eugenia Vidal y Elisa Carrió estaba superando en seis puntos porcentuales la cantidad de votos que obtuvo en la primera vuelta de las elecciones presidenciales, ganando en cuatro de las ocho provincias en las que se disputaban bancas de senadores nacionales, y en 13 de las 24 elecciones de diputados nacionales. Ganó en distritos, en bancas, en votos, y está teniendo un muy buen desempeño en la provincia clave. Y, sobre todo, ganó las expectativas.

Con habilidad, Cambiemos en las últimas semanas se contuvo de mostrar los datos que tenía, y que anticipaban que no le iba a ir nada mal en las elecciones de ayer. Gracias a esa estrategia acertada, hoy Cambiemos tiene triunfos tangibles para exhibir. Y, lo mejor de todo: tiene moméntum. La elección de ayer era sobre eso. Cambiemos tenía que revalidar el impulso inicial para poder desplegar sus políticas públicas.

La llegada a la Presidencia de Macri representó un giro pro-mercado en la Argentina, después de 12 años de kirchnerismo, pero tuvo dificultades para implementarlo en estos primeros 20 meses. El Gobierno careció de mayorías legislativas, tuvo pocos gobernadores “propios”, y enfrentó el malhumor de importantes sectores sociales y sindicales. Todo eso seguirá más o menos igual, salvo la ampliación de sus bloques en ambas cámaras.

Ampliación que no significará, de todos modos, un control del Legislativo. Pero ahora tiene el poder de los votos. Un poder que me sirve para lograr que mis adversarios opongan menos resistencias a las reformas que quiero introducir. Macri está convencido de que Argentina necesita un shock de competitividad y que eso se logra bajando el gasto público, estabilizando más los precios y las tasas, aprobando reformas laborales, y con más inversión en obra pública. La elección de ayer fue, esencialmente, un espaldarazo para todo eso. Ahora, tendrá que repetir la performance en octubre. Y, de ser posible, mejorarla. Pero ante los inversores ya ganó: ahora sí creen que habrá ocho años de Cambiemos por delante.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés