El Economista - 70 años
Versión digital

vie 22 Oct

BUE 25°C

Versión digital

vie 22 Oct

BUE 25°C

Las claves del proyecto massista de Ganancias

22-11-2016
Compartir

El diputado y líder del Frente Renovador, Sergio Massa, presentó ayer un proyecto propio para modificar el impuesto a las ganancias que, según expresó, liberará “a seis millones de trabajadores” de ese gravamen. La iniciativa, que fue dada a conocer con una conferencia de prensa en el Salón de los Pasos Perdidos del Congreso, plantea entre sus puntos fuertes elevar el Mínimo no Imponible, incluir nuevas deducciones y financiar las modificaciones vía impuestos a actividades como la renta financiera y la minería.

El Frente Renovador junto a otros bloques parlamentarios de la oposición buscará debatirlo en el recinto este jueves, en una sesión especial en la que también esperan tratar la iniciativa que declara la emergencia social.

Los puntos clave

El proyecto impulsado por el Frente Renovador establece un nuevo piso de $48.000 bruto para parejas con dos hijos (actualmente es de $30.000) y de $34.000 para los solteros sin hijos (hoy de $22.656).

Además, elimina a los jubilados del pago de ese gravamen y dispone que sólo tributen aquellos que cobran más de $60.000, es decir, las personas que tienen jubilaciones de privilegio, que representan el 2% del total.

Por otro lado, el texto plantea deducciones nuevas e incrementa algunas ya existentes: aumenta las deducciones por cargas familiares, por zona desfavorable, por intereses de créditos hipotecarios y empleados de casas particulares y suma la posibilidad de deducir lo que el trabajador, el jubilado o el profesional autónomo paga por el alquiler de su vivienda.

Para las 965.000 personas que, según el Frente Renovador, seguirían pagando el impuesto se propone un incremento de los tramos de las escalas y una alícuota del 3% para los salarios más bajos (hoy es del 9%). Asimismo, tanto las deducciones como las escalas se actualizarán automática por ley.

El líder del Frente Renovador recalcó que la medida “no tiene costo fiscal para el Gobierno”, por lo que “no hay excusas para encararla”. En la misma línea, y a propósito de la tensión con los gobernadores generada por el proyecto oficial, que implica la pérdida de ingresos coparticipables, Massa señaló que su iniciativa “no afecta el bolsillo de las provincias” porque los recursos planteados “no son gravámenes que ya existen, sino que son gravámenes nuevos que, al contrario, van a fortalecer las cuentas de las provincias”.

La propuesta para incrementar la recaudación implica cobrar impuestos a la renta financiera (plazos fijos, Lebac mayores a $1 millón y dividendos), un impuesto extraordinario al “dólar futuro”, retenciones a la minería, impuesto al juego (90.000 máquinas tragamonedas), modificaciones en Ganancias “para evitar planificaciones fiscales abusivas”, IVA para extranjeros que prestan servicios en el país y gravamen a las bebidas energizantes.

“Llegó el momento de que en Argentina hagan un esfuerzo los que tienen mucho y ganan fácil”, expresó Massa.

Según estimó, con este proyecto se benefician a 3.100.000 de monotributistas, 3.000.000 de trabajadores, 500.000 autónomos y 400.000 jubilados y significa “$80.000 millones que vuelven al bolsillo de la gente”. “Esto es que un punto del PIB vuelve al mercado interno”, evaluó.

En esta línea, el diputado consideró que “no hay que perder más tiempo” y sesionar este jueves. “Los trabajadores no pueden esperar más”, advirtió Massa al anunciar que se buscaría incluir también en el temario de la sesión especial el proyecto de Emergencia Social.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés