El Economista - 70 años
Versión digital

mie 29 May

BUE 16°C

Las AUH mundiales no van a la canaleta

12 diciembre de 2016

Las transferencias monetarias, tan en boga en los últimos años y expresadas en Argentina en la AUH (y, luego, en la Asignación por Embarazo), se pierden, piensan muchos, por las canaletas del juego, la droga y demás bienes y servicios. Sin embargo, los datos muestran todo lo contrario y así lo documentan David K. Evans (Banco Mundial) y Anna Popova (Stanford University) en un exhaustivo paper reciente con datos de casi veinte países. En efecto, según Evans y Popova, el consumo de tabaco y alcohol está negativamente correlacionado con esos mayores ingresos.

Hay varias hipótesis. Una es que, gracias a ese ingreso, los padres empiezan a tomarse en serio la posibilidad de la educación y salud de sus hijos, y recortan el gasto en alcohol y drogas. Segundo, las familias tienden a usar ese dinero para el efecto para el cual fue asignado que, en la mayoría de los casos, pasa por invertir en el futuro de los niños. Eso también ocurre cuando las transferencias no son condicionadas, es decir, no requieren una obligación por parte de los receptores, como mandar a los hijos a la escuela o cumplir con su calendario de vacunas. Tercero, cuando esas transferencias son recibidas por las madres, como suele ocurrir, la propensión a que vayan hacia salud y educación son aún mayores.

“Un número creciente de estudios demuestra que las preocupaciones sobre el uso de las transferencias para el alcohol y las drogas son infundados”, dicen Evans y Popova.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés