El Economista - 70 años
Versión digital

sab 18 May

BUE 9°C

La oposición presionó a Cambiemos por paridad

01 diciembre de 2016

La suspensión de la sesión especial programada para ayer en Diputados, y la decisión del peronismo en el Senado de postergar el debate por la reforma electoral, frustró el avance de la paridad de género, bandera levantada casi por unanimidad, que fue sancionada ? en diferentes proyectos? por ambas cámaras y ahora está cerca de peligrar su debut en las elecciones 2017.

Diputadas y senadoras de distintos bloques ?FpV, Frente Progresista, Movimiento Evita? reclamaron ayer por el avance del proyecto que establece la igualdad de género en las listas electorales. La Cámara Baja había incluido el artículo dentro de la reforma electoral, iniciativa que naufraga en el Senado, que a su vez, había aprobado semanas atrás un proyecto exclusivo sobre la paridad, más abarcativo, dado que exigía también la igualdad en estructuras partidarias. El reclamo de las legisladoras surgió ante la posibilidad de que la paridad quede trunca, destacando además que no está incluido entre los temas que el presidente Mauricio Macri anotó para el período de sesiones ordinarias, que comienza hoy y se extiende hasta el 30 de diciembre.

“La paridad no es moneda de cambio”, acusó la diputada de Libres del Sur Victoria Donda. Para ella, el Gobierno quiere usar la paridad como “gancho” para que se apruebe el voto electrónico. Además, la diputada sostuvo, en diálogo con El Economista, que de no ser incluida en el temario de extraordinarias, va quitar su respaldo a Ganancias y emergencia social, y que se plegarían a esa postura otros bloques como el FpV y el Frente Renovador. Sin embargo, desde el massismo matizaron esa posibilidad. La diputada Carla Pitiot, de las filas de Sergio Massa, adelantó que la paridad no está sujeta a las modificaciones al impuesto a las Ganancias y sostuvo además, ante este diario, que “todos los partidos que reclamaron la paridad puertas afuera, estaría bueno que lo respeten puertas adentro, sin la necesidad de que haya ley”, dejando trascender la posibilidad de que algunos partidos se adhieran al “uno y una” en caso de que esté sancionada la iniciativa.

“El interbloque Cambiemos ha resuelto suspender la aprobación de la sanción que el Senado le diera al proyecto de paridad de género hasta tanto ese cuerpo se expida respecto de la modificación del sistema electoral”, respondió en un comunicado el oficialismo, firme en su postura de avanzar únicamente en la paridad que integra la reforma. “Nos piden que avancemos con la paridad para esconder que no quieren un sistema más transparente y equitativo de votación, sólo saben jugar con la cancha inclinada a su favor”, agrega. A su vez, el oficialismo en la Cámara Baja apuntó contra los senadores, al sostener que “se apuraron por sacar una media sanción con el único objetivo de condicionar la reforma integral que se votó en Diputados luego de más de dos meses de discusiones plurales y constructivas de las que participaron todos los bloques políticos”. En el Senado, la paridad se aprobó por 57 votos a su favor y solo dos rechazos (del PRO).

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés