El Economista - 70 años
Versión digital

sab 15 Jun

BUE 19°C

La inseguridad en la agenda de Macri

05 octubre de 2016

El tema está en presente en los medios. Y aparece en cada encuesta de opinión, persistentemente al tope de las preocupaciones de los ciudadanos. Muchas veces, por encima de la inflación, la corrupción o la marcha de la economía. Ayer, el presidente Mauricio Macri reunió a los funcionarios del área, sumó a la gobernadora María Eugenia Vidal y a los suyos, en un encuentro (“inesperado, fuera de agenda”, señalan en Casa Rosada) para tratar la problemática de la inseguridad en la provincia de Buenos Aires y ofrecer algunas respuestas. En este caso, ordenó el envío de más agentes de las fuerzas federales al Gran Buenos Aires y Mar del Plata, dos de los sitios considerados como focos de reclamos y preocupaciones en alza.

De la reunión participaron la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, vocera de lo sucedido, el secretario de Seguridad, Eugenio Burzaco, por parte del Gobierno Nacional; y Vidal y el responsable del área en la provincia, Cristian Ritondo. Además de sendos ministros de Justicia, Germán Garavano y Gustavo Ferrari.

Antecedente

La cuestión seguridad generó más de un cruce entre el Ejecutivo Nacinoal y el gobierno de la provincia de Santa Fe. La situación crítica en Rosario generó cruces entre la ministra Bullrich y el gobernador Miguel Lifschitz respecto del diagnóstico y también de las respuestas necesarias, superados luego por la mediación del ministro del Interior, Rogelio Frigerio y las demandas crecientes de la sociedad, con marchas multitudinarias de protesta. El envío de gendarmes a las zonas más calientes de Rosario fue bien recibido en la provincia. Y sirve como antecendente que esto que se decidió ayer, en Mar del Plata y el Conurbano, por otra parte, una de las zonas del país donde las consideraciones sobre el Gobierno son más adversas, según marcan las encuestas.

Según Bullrich, entre las medidas en cuestión, se decidió un “rediseño estratégico sobre cómo se van a mover las fuerzas federales en la provincia” ante la seguidilla de graves hechos de inseguridad y cruces por falta de coordinación entre autoridades de la Nación y Buenos Aires. En ese rediseño, las fuerzas provinciales y federales trabajarán sobre “pautas en común” y en una “relación muy cercana”. Si bien no se dio una cifra oficial, trascendió que se evalúa enviar 6.200 efectivos federales, aunque no se especificó si se trataría de gendarmes o policías federales. “El número de efectivos y los distritos los vamos a dar a conocer en la medida en que sean enviadas, y la misma gente se dará cuenta de que vamos atender a los vecinos juntamente con la policía de la provincia”, aclaró.

Repercusiones

“Me pone sumamente contento, porque todos conocemos la excelente jefatura y el extraordinario adiestramiento que tiene la Policía Federal”, señaló el intendente de General Pueyrredón por Cambiemos, Carlos Fernando Arroyo. El exgobernador Daniel Scioli también se manifestó a favor de la medida, pero pdiió “una readecuación de las leyes para acorralar a los delincuentes teniendo en cuenta las nuevas modalidades del delito”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés