El Economista - 70 años
Versión digital

sab 25 May

BUE 5°C

La amenaza del paro general sigue vigente

Pese a los casi $29.500 liberados por el Gobierno para las obras sociales, los sindicalistas se mantienen en pie de guerra.

08 agosto de 2016

A pasar de la liberación de casi $29.500 millones para las obras sociales dispuesto por el Gobierno, que morigeró el ánimo de los líderes sindicales, el fantasma del paro general sigue rondando. El secretario general del Sindicato de Dragado y Balizamiento y candidato de la CGT Azopardo para ocupar un puesto en el triunvirato unificador de la central obrera, Juan Carlos Schmid, sostuvo ayer que “si no hay un encauzamiento de la inflación, van a estar las condiciones para que se geste esa reacción de parte de los sindicatos”. El ministro de Trabajo, Jorge Triaca, por su parte, consideró que una medida de fuerza de ese tipo sería “injusta”, dado que “hay un Gobierno que escucha, dialoga y busca soluciones”.

En declaraciones radiales, Schmid dijo que hay posibilidades de un paro general ya que ve “muchas complicaciones” y un “calentamiento del conflicto social con errores muy marcados por parte de la gestión de Mauricio Macri”. Aunque todo indica que, de concretarse la medida de fuerza, la fecha será dispuesta recién después del 22 de agosto ?cuando culmine el proceso reunificador de la central obrera? el integrante de la CGT moyanista dijo que la inflación y la caída del empleo son los peores problema a los que se enfrenta el Gobierno y que, de no “encauzarse” es esperable una demostración de fuerza por parte de los trabajadores.

El delfín de Hugo Moyano, quien además es titular de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT) consideró que el Gobierno “ha hecho cosas que se deberían haber ordenado de otra manera”. Consultado por la unificación de la CGT, destacó que se trata de “un aporte al diálogo social, a la gobernabilidad”.

Estas declaraciones se suman a las hechas recientemente por el jefe de la CGT Azul y Blanca, Luis Barrionuevo, quien consideró que en el gobierno de Cambiemos actúan como “novatos” y que en materia económica “lo único” que hicieron “fue tomar medidas con las que vuelve para atrás porque se equivoca”.

De todos modos, desde el Gobierno restaron importancia a los amagues sindicales. El ministro Jorge Triaca dijo estar “convencido de que la reunificación de la CGT no será contra el Gobierno” y consideró que la concreción de una medida de fuerza sería “injusta”, “cuando hay un Gobierno que escucha y dialoga y busca soluciones, diciendo cuándo puede dar una solución y cuándo no, sin dejar por eso de trabajar en otras cuestiones”.

Respecto al escenario laboral, el ministro planteó que “estamos en una situación de estancamiento en generación del empleo desde hace cinco años”, pero sostuvo que creen que habrá “señales de reactivación en los próximos meses”. “Una de esas señales viene de la obra pública, pero también de sectores que hemos apoyado en los últimos meses ?el sector agroindustrial, la minería, las pymes? y otro factor tiene que ver con el ordenamiento de la economía en general. Cuando vas estabilizando, das más chances de que se generen las inversiones”, remarcó.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés