El Economista - 70 años
Versión digital

mie 19 Jun

BUE 17°C

La agenda de la industria de la construcción

12 octubre de 2016

No por reitereada, la afirmación tiene menos fuerza. Durante el acto de apertura de la 64° Convención Anual de la Cámara Argentina de la Construcción, el titular de la entidad, Juan Chediack, aseguró que “no basta el crecimiento y la infraestructura, hay que lograr el desarrollo, para que los argentinos tengan la posibilidad de estar incluido socialmente, con empleo formal”.

El encuentro reunió a representantes de casi todos los actores económicos, el agro, la industria, el sistema financiero y por supuesto también contó con varios ministros de gabinete nacional, como Rogelio Frigerio, de Interior, Obras Públicas y Vivienda; Juan José Aranguren, de Energía y Minería; y Guillermo Dietrich de Transporte.

Pese que la propia temática de la convención, los discursos viraron rápidamente hacia los temas sociales. Chediack remarcó la persistencia del trabajo informal, que “parecería que tiene un piso de 40% en el país”. En este sentido, el ejecutivo afirmó que “sólo 6,2 millones de trabajadores tienen empleo registrado y parecería que hay un piso de 40% para el trabajo no registrado. Hemos definido (en el Código de Ética del sector) como una falta grave incorporar trabajadores en esa categoría”, aseguró Chediack.

Pesada herencia

A su turno, Daniel Chain, secretario de Obras Públicas de la Nación, aseguró que el actual Gobierno asumió en diciembre “con obras paralizadas. No se le pagó a casi nadie, hubo obras que fueron sólo anuncios, era una situación que avergonzaba, y hoy la hemos normalizado”, explicó el funcionario.

En este sentido, el vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli, apuntó que la “Ciudad tiene un plan” de infraestructura, y precisó que “está en obra la Villa Olímpica, la autopista del Bajo, a partir de enero, a fin de mes comenzará la obra del (arroyo) Vega, todas sirven para mejorar la calidad de vida de los vecinos”.

Desde la UOCRA, el sindicato de los obreros de la construcción, el secretario general Gerardo Martínez señaló que “hubo nubarrones” en la economía, y allí pidió claramente que se resuelva el tema de la inflación. “Si no hay una economía sana es imposible el crecimiento”.

El territorio

Por su parte, el subsecretario de Planificación Territorial de la Inversión Pública, Fernando Álvarez de Celis, sostuvo la necesidad de que el país genere territorios que “sean atractivos, con infraestructuras que mejoren la productividad y las condiciones de empleo”. Al respecto, explicó que “buscamos la competitividad territorial y la calidad de vida y productiva, para que se desarrollen las empresas y se instalan nuevas, a partir de los efectos de economías de escala”, subrayó el funcionario del Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda. Entre los obstáculos al crecimiento, Álvarez de Celis consideró que “los principales limitantes al crecimiento son: la cuestión energética, después las rutas, y en menor medida los puertos y aeropuertos”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés