El Economista - 73 años
Versión digital

dom 21 Jul

BUE 14°C
Escenario

Informe reservado: quiénes son las caras aún poco conocidas en el círculo más íntimo de Javier Milei

El Presidente termina de conformar el equipo en el que deposita su confianza mientras se prepara para mudarse a Olivos.

Javier Milei saluda a la gente. Detrás, su "chofer" observa todo, muy concentrado.
Javier Milei saluda a la gente. Detrás, su "chofer" observa todo, muy concentrado. .
José Calero 01 enero de 2024

El círculo íntimo de un presidente siempre es clave, porque determina muchas veces quiénes son las personas que tienen la "llave" de acceso al funcionario más poderoso de un país. Desde que Javier Milei accedió en forma sorprendente a la Presidencia, una de las preguntas que se hacen algunos analistas es quiénes son los personajes que habitualmente rodean al jefe de Estado en distintas circunstancias. 

Las preguntas empezaron a escalar cuando las imágenes de Milei saliendo del hotel Libertador lo mostraban casi siempre rodeado de las mismas personas, desconocidas para el mundillo político.

Uno de los más notorios es un hombre delgado, de unos 35 años, que tiene barba candado y camina siempre muy cerca del jefe de Estado, híper concentrado, sin perderle pisada, y mirando a un lado y a otro como un celoso guardaespaldas.

El hombre es tan misterioso que casi ninguna de las personas que comunica información alrededor del presidente sabe siquiera cómo se llama.

Cuando se les consultó si se trataba de un "custodio", la respuesta fue: "Nada que ver. Hace las veces de chofer de Javier, quien le tiene mucha confianza". Igual, las dudas persisten: ¿será un chofer adiestrado en cuestiones de seguridad también?

Las miradas también están dirigidas hacia otro misterioso hombre, esta vez de gorra y barba, que tampoco se despega un segundo del Presidente.

Fue muy notorio cuando Milei, bajo la lluvia, fue a votar en las elecciones de Boca Juniors unos días después de asumir su mandato.

Los dos hombres en cuestión caminaban detrás de él mientras los custodios le armaban un círculo de seguridad y los hinchas de Boca identificados con Juan Román Riquelme se dedicaban a insultar al jefe de Estado.

Sobre el hombre "de gorra y barba"

Según trascendió, el hombre de gorra y barba es un "asesor de máxima confianza" de Karina Milei, alias "El jefe", la hermana del presidente y cada vez más poderosa secretaria General de la Presidencia, quien construye poder en el día a día de la Casa Rosada.

De acuerdo con el portal TN.com, el hombre misterioso de gorra y barba sería incluso nombrado en los próximos días en la órbita Secretaría Privada de la Presidencia. Lo conoció a Milei tras el acercamiento del ahora jefe de Estado a la comunidad judía. "Usa gorra en vez de kipá", explican. Sin dudas, una rareza.

Suli tiene 30 años y es asistente personal del presidente. Es parte de la corriente ortodoxa del judaísmo Jabad Lubavitch.
Suli tiene 30 años y es asistente personal del presidente. Es parte de la corriente ortodoxa del judaísmo Jabad Lubavitch.

Hasta ahora, dentro de La Libertad Avanza no todos los dirigentes tienen claro cuál es su función, y tampoco cómo fue que escaló a un ritmo en la estructura presidencial.

Según pudo saber TN, se trata de Mario Suli, un argentino de la comunidad judía que se acercó al Presidente hace un año y medio luego de su ingreso a la Cámara de Diputados.

En ese lapso, entabló una relación de confianza con Karina Milei, a tal punto que la secretaria general de la Presidencia pidió hace unas semanas que le renovaran la habitación en el Hotel Libertador, ya que su presencia es bien recibida por su hermano. "Le hace bien", aseguran.

Quien no contó con la misma suerte fue un compañero de Suli, de nombre Elías, otro miembro de la comunidad judía que estuvo muy cerca del círculo íntimo del presidente, pero terminó eyectado. 

"Hace unas semanas, se lo vio irse del hotel con cara larga y su bolso, mientras Mario Suli se quedaba", relata un cronista de TN.

Sobre el puesto de Suli, un funcionario de Gobierno explicó que está trabajando en la secretaría privada de Milei y que sería nombrado en los próximos días.

Suli vive en la Ciudad de Buenos Aires, no tiene una actividad profesional registrada, no tiene redes personales públicas y utiliza cuentas que no están a su nombre. 

Dentro del espacio, pocos tienen su número de teléfono y coinciden en que asistió a la mayoría de las fiestas en los viajes a las provincias del "Tour de la libertad". Se lo reconoce también como cercano a los jóvenes que manejan las redes sociales de Milei.

En La Libertad Avanza hay algunas dudas sobre la figura de Suli, y ya circulan distintas versiones sobre su actividad. Lo mismo sucedió en las redes sociales, donde el expuntero político libertario Carlos Maslatón ironizó: "Es meramente un parrillero judío amigo del gobierno. Yo lo conozco de cuando vivíamos en Damasco-Siria hace 120 años, mismo barrio. El sujeto: 100% casher".

Desde el Gobierno comentaron que su función tiene que ver con la conversión de Milei hacia el judaísmo. Destacaron que el nexo con el libertario lo hizo el rabino Shimon Axel Wahnish -embajador argentino en Israel- y que acompaña al jefe de Estado en su espiritualismo. 

"Las conversiones religiosas son largas y duras, entendemos que Mario tiene que ver con ese proceso", expresó un funcionario.

Allí aparece la relación de Milei con el reducto más selectivo de la Jabad Lubavitch, una organización judío-ortodoxa que se referencia en el Rebe Menajem Mendel Schneerson.

Antes y después de ganar las elecciones, el libertario viajó a Nueva York para visitar la tumba de "El Ohel", conocido como "el rebe de Lubavitch", en el cementerio de Montefiore. Quiere ser el primer presidente argentino judío.

El Mossad: ¿mito o realidad?

Respecto de Suli, hay versiones que lo ubican en realidad como un especialista en el área de Seguridad e Inteligencia, de confianza del jefe de Estado. 

De ser así, estaría más allá del cuidado ofrecido por la Casa Militar y hasta a la par de sus custodios personales, Jonatan Braschi y Pablo del Valle.

Sobre rumores que vinculan al hombre de la gorra y barba con el Mossad, la agencia de inteligencia israelí, fuentes del Gobierno rechazaron la idea y expresaron: "Es una persona de confianza de Milei, es importante, pero no esconde nada. Es amigo, lo aconseja y va a ser su secretario privado".

Se sabe que el hombre de la gorra sobre el kipá tendría un parentezco lejano con Elías Suli, hijo del rabino, teólogo y escritor Mario Suli, quien escribió para los diarios CDI, Kesher, Foro, Maguen David, entre otros referenciados en la comunidad judía.

El teólogo Mario Suli dirigió por más de seis años el rumbo espiritual de la institución Or Tora en Argentina, y recibió en 1989 el título habilitante como rabino de manos del Rab Obadia Iosef, entonces rab Harashibe Israel. Claro, tras la correspondiente y exhaustiva prueba.

En esta nota

LEÉ TAMBIÉN


Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés