El Economista - 70 años
Versión digital

lun 25 Oct

BUE 28°C

Versión digital

lun 25 Oct

BUE 28°C

El Gobierno busca diluir el “riesgo” bonaerense

En Misiones, el Presidente ratificó los ejes de campaña de Cambiemos y “nacionalizó” la elección legislativa

28-07-2017
Compartir

“Volvamos a votar por el cambio, porque en esta elección no se decide la calidad del gobierno local o el trabajo que está haciendo o no el gobernador, sino hacia dónde queremos que vaya nuestro país. Se decide si queremos ratificar que hemos aprendido de nuestros errores, que queremos ser parte del mundo”. Con estas palabras, el presidente Mauricio Macri volvió a plantear cuál es el eje de campaña de Cambiemos y hasta dónde llega la voluntad de “nacionalizar” la discusión política, con la anterior gestión como contraparte. Fue en Misiones, donde ratificó conceptos que ya había esbozado en sus anteriores recorridas por Tucumán y Mendoza, días pasados.

La paridad en la elección bonaerense y la posibilidad de tener un resultado adverso ante la expresidenta Cristina Kirchner modificó en parte el itinerario de campaña y, de alguna manera, las claves de lecturas que el Gobierno intentará imponer en la discusión pública del día después. La conformación de Cambiemos en 23 de los 24 distritos ayuda en ese sentido. También, la fragmentación del peronismo que impide una lectura nacional más integral de los números obtenidos. Aunque la centralidad misma que tiene la provincia de Buenos Aires (por cuestiones históricas, demográficas y socioeconómicas) y la trascendencia que le asignó el propio Gobierno a la disputa con el kirchnerismo complica un poco las cosas.

Ayer, en el Club Tokyo de Posadas, donde respaldó a los precandidatos locales Humberto Schiavoni, presidente del PRO nacional y titular del Ente Binacional Yacyretá, y Luis Pastori, postulantes para el Senado y la Cámara Baja, respectivamente, Macri consideró que Cambiemos “dejó de ser solamente palabras” y que su gestión fueron “18 meses que han llevado a poner el país en marcha”. “Trabajemos juntos para que este país sea verdaderamente federal, con las mismas oportunidades donde hayan nacido”, arengó. Y se refirió a la votación en Diputados que le permitió a Julio De Vido permanecer en la Cámara en esa clave de confrontación con el pasado. “De los corruptos se tiene que ocupar la Justicia, que tiene que ser rápida, pero ya nos hemos librado de la mentira y la trampa”, dijo.

La particularidad que tuvo la presencia de Macri en Misiones fue el encuentro previo con el gobernador peronista Hugo Passalacqua, del Frente Renovador de la Concordia Social. A diferencia de lo que había pasado en Tucumán con Juan Manzur. Señaló que el gobernador le prometió que la provincia “va a adherir a la ley PYME y la ley ART, que combate la mafia de los juicios laborales que destruyen la Pyme y el empleo”. Y aseguró el compromiso de Passalacqua con la “rebaja” del impuesto a los ingresos brutos para “cuotas hipotecarias”, de modo que “todos los misioneros van a poder acceder a un crédito más barato para su vivienda propia”. En el bloque del Frente de gobernador en Diputados, no hubo votos en favor de De Vido: sólo ausencias.

Para hoy, Macri tiene agendado acto en territorio bonaerense. Junto a la gobernadora María Eugenia Vidal. En Tandil, quinta sección electoral. Para intentar conjurar el “riesgo Cristina”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés