El Economista - 70 años
Versión digital

mie 19 Jun

BUE 14°C

El formoseño José Mayans será jefe de bloque y el FdT cierra filas

Los distintos bloques del peronismo se encaminan a la unificación en las dos cámaras del Congreso, tras el pedido de Alberto Fernández. El formoseño, es “fija” en el Senado

22 noviembre de 2019

Las negociaciones de los bloques del peronismo en el Congreso, se encaminan a la unificación luego de que el binomio presidencial integrado por Alberto Fernández y Cristina Kirchner, diesen instrucciones para que las distintas vertientes del Frente de Todos, quedasen unificadas legislativamente en ambas cámaras.

En el FdT, nadie se atreve a dar por cerradas las negociaciones, aunque al mismo tiempo nadie oculta que las conversaciones van a en esa dirección.

El miércoles, el dirigente de extrema confianza de Cristina y Máximo Kichner, Eduardo de Pedro, encaminó las negociaciones en el Senado para acercar el bloque de los gobernadores al del kirchnerismo, espacios que se mantenían fragmentados desde la derrota de 2015.

La irrupción del dirigente camporista en la Cámara Alta, no hace más que ratificar las especulaciones que lo ubican al frente de la cartera que se encarga de la relación con las provincias.

El actual titular del bloque justicialista, Carlos Caserio, había tomado distancia el día anterior al señalar que existen “dos bloques”, aunque ahora su nombre figura para ocupar un cargo en el Gabinete nacional.

El nombre que surgió para presidir el bloque en la Cámara Alta es el del formoseño, José Mayans, si bien desde el kirchnerismo habían propuesto inicialmente a la camporista Anabel Fernández Sagasti. “99% confirmado que será el titular del bloque unificado”, lanzó una voz parlamentaria del peronismo ante este diario, dejando abierta la puerta para que haya modificaciones de último momento. Mayans viajó ayer a Formosa, en donde mantuvo una serie de reuniones.

“La situación no está para andar disputando espacios políticos”, sostuvieron desde el bloque del peronismo.

La oficialización de lo acordado en las negociaciones llegaría tras el cambio legislativo, cuando asuman los senadores electos el pasado 27 de octubre y la bancada del peronismo podría llegar a contar con 40 miembros, sobre un total de 72.El acto de asunción será el próximo martes.

Otros de los puntos que restará decidir es la presidencia provisional Senado, que en efecto, es un puesto clave por quedar en la línea de sucesión. Ese lugar lo podría ocupar Sagasti, luego de quedar relegada de la titularidad del bloque, aunque en el peronismo, no dan nada por sentado.

En tanto en Diputados, el esquema también se encamina hacia la unificación y todo parecería indicar que será presidida por Máximo Kirchner, quien recibió el visto bueno de Sergio Massa, que estará a cargo de la Cámara.

Ayer, el referente gremial y legislador de Unidad Ciudadana, Hugo Yasky, sostuvo que “lo ideal sería poder confluir en un solo bloque. Se está trabajando en ese sentido. El esfuerzo que tenemos que hacer es darle al bloque la mayor coherencia”, razonó.

Mientras en el Congreso y en la Legislatura porteña, se avanza con gestos de unidad, el ámbito legislativo bonaerense que será clave para la gestión de Axel Kicillof, permanece sin definiciones, aunque hay algunas señales: “creo que vamos a tener un interbloque”, explicaron en el entorno del gobernador electo, ante El Economista.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés