El Economista - 70 años
Versión digital

jue 30 May

BUE 13°C

“Daniel Angelici forma parte de la mesa chica de Mauricio Macri”

21 noviembre de 2016

Entrevista a Julián Maradeo. Por Manuel Perez Berro

Desde que el presidente Mauricio Macri asumió su cargo en diciembre de 2015, la figura del actual presidente del Club Boca Juniors, Daniel Angelici, tomó gran relevancia. Su cargo como vicepresidente del Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires, su presencia en el negocio del juego, sus relaciones políticas y la presidencia en Boca y la Liga Sudamericana lo ubican “en el centro de una trama política que tiene legisladores y funcionarios del Gobierno y Buenos Aires”, afirma Julián Maradeo que, junto con Ignacio Damiani, escribieron el libro “El Tano, ¿quién es Daniel Angelici?”.

La jugada más fuerte que Cambiemos tomó sobre el fútbol fue, sin dudas, le recisión del contrato por Fútbol Para Todos. ¿Esa decisión es atribuile al Gobierno o a la voluntad de Angelici?

Angelici cumple un rol fundamental en cualquier determinación en la que se juegue el interés del Presidente de la Nación para el destino de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA). Hay una serie de rumores en relación a Fútbol para Todos (FPT) que lo indican a Angelici como quién habría acercado la oferta de Ted Turner. Más allá de eso, lo que hay que comprender es que forma parte de la mesa chica de Macri y no sólo en cuanto a lo futbolístico. Para valorar la confianza que tiene el Presidente en Angelici, la clave es entender que Macri le cedió su principal soporte ?Boca Juniors? para llegar a la Jefatura de la Ciudad de Buenos Aires. Angelici en la AFA representa la voz de Macri en cada una de los temas macro y micro. La autonomía de Angelici es la relativa a la de un sujeto político que ha construido mucho poder por cuenta propia y que tiene mucho peso específico, pero sin dudas cuenta con el toque político que no se da sólo en la AFA.

Hace casi un año Elisa Carrió lo señaló como un “operador en la Justicia”, ¿cuál es el papel que juega hacia el interior del Poder Judicial?

Uno de los casos que aportaba Carrió es que Angelici había presionado al juez Norberto Oyarbide para que renuncie, teniendo un acuerdo previo con Macri, que le aceptaría el pedido para evitar un juicio político. En esa misma causa, para dar un ejemplo concreto, el fiscal Federico Delgado acaba de señalar que detectó una serie de llamadas entre un secretario del juez y un teléfono que supuestamente pertenece a un trabajador de World Games, que es la principal empresa de juego de Angelici. Nosotros decimos que reducirlo a la figura de operador lo empobrece. Angelici es alguien que comenzó a militar en la en la UCR porteña siendo muy joven. Además, inmediatamente se involucró en el juego de la provincia de Buenos Aires. Unos 25 años después terminó convirtiéndose en el centro de una estructura política, judicial, empresarial y futbolística. Entonces reducirlo sólo a un operador porque tiene ese vínculo tan fluido con jueces es empobrecer su figura. Sin duda, la referencia de Macri como Presidente de la Nación, más allá de las críticas que pueda tener dentro de Cambiemos, es lo que le da impulso. De todas maneras, la relación fluida con los jueces o con actores del mundo judicial no se da sólo por ese toque político. Hay que recordar que hoy ocupa un rol importante dentro del Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires ?siendo vicepresidente de Jorge Rizzo?. Además tiene en su entorno, por su militancia radical, a muchos de los que militaron en Franja Morada y ocuparon lugares en el Gobierno de Raúl Alfonsín y Fernando de La Rúa. Por último, la trama está compuesta por Boca Juniors. Macri y Angelici dicen que Boca abre las puertas a sentarse con embajadores y presidentes, y eso puede interpretarse de diferentes maneras. La más benigna es que sería una relación diplomática, y la que nosotros suponemos es una relación bien política que es la que está terminando de demostrar el fiscal Delgado.

El libro grafica muy bien la historia que existió entre Manuel De Campos y el presidente de Boca.

Manuel De Capos fue el juez que inicialmente llevó a cabo la causa conocida como la de los carnets truchos en 2013. De truchos no tenían nada. La causa comenzó por un homicidio en el que estuvo involucrado alguien de su entorno de La 12 conducida por Mauro Martín. En ese momento pincharon los teléfonos y encontraron que el Departamento de Socios de Boca, entregaba carnets a distintos referentes de la barra para que los vendiesen. Lo que demostró De Campos en esa causa ?que luego de un año y medio se la quitaron?, fue la complicidad entre la presidencia de Boca, fuerzas policiales federales y de la provincia de Buenos Aires, distintos actores políticos y barras de clubes menores. Esa causa fue quitada a De Campos hace alrededor de un año y cerrada el año pasado sin avanzar por un juez que inmediatamente se jubiló. Este año el Ministerio de Seguridad de la Nación, conducido por Patricia Bullrich, tuvo la posibilidad de apelar pero no lo hizo y la causa no fue reabierta.

Esa exposición que le dio Boca, ¿le dará la posibilidad de seguir creciendo en el mapa político o le complicará la visión a futuro?

Una de las cosas que nos señalaron aquellos que militaron con él cuando tenía 18 años es que tiene una vocación de poder inagotable. Angelici ha construido poder oblicuamente, porque a pesar de nunca haber ocupado un cargo institucional, hoy se convirtió en el centro de una trama política que tiene legisladores, funcionarios en el Gobierno de la Ciudad de buenos Aires, la provincia y la Nación. Nosotros creemos, y esto es una hipótesis lanzada al viento, que Angelici no va a ocupar cargos institucionales porque las ofertas que ha tenido son inmejorables. Sabemos que Carrió salió a marcarle la cancha en diciembre del año pasado porque Ernesto Sanz le susurra que Angelici estaba ternado para ser ministro de Justicia de la Nación. Además sabemos que tuvo un ofrecimiento para ser el titular de la Agencia Federal de Inteligencia que hoy ocupa el representante de futbolistas Gustavo Arribas. Por eso creemos que la vocación de poder de Angelici no se va a ver socavada por los ataques en diferentes frentes que hoy afronta. Habrá que ver cómo capea este temporal, pero aquellos que lo conocen desde cuando militaba en las filas de Rodolfo Terragno tras la caída de Alfonsín y el resquebrajamiento de La Coordinadora, nos dicen que está acostumbrado a enfrentar situaciones que lo ponen en jaque como la actual, pero también sabe cómo doblegarlas. Sin dudas, esta situación es una que no ha vivido nunca porque la exposición que le brinda Boca no se iguala con ninguna otra.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés