El Economista - 70 años
Versión digital

vie 22 Oct

BUE 25°C

Versión digital

vie 22 Oct

BUE 25°C

Cambiemos confirmó el respaldo peronista

04-11-2016
Compartir

Cambiemos logró el respaldo de 93 opositores que le facilitaron la aprobación, en Diputados, del primer proyecto de Presupuesto presentado por la gestión de Mauricio Macri. La ley de leyes será girada ahora al Senado, y sería tratada en el recinto el 30 de noviembre, último día del período de sesiones ordinarias. Junto al Presupuesto se aprobó, a su vez, la reducción a los superpoderes de la jefatura de Gabinete.

De manera holgada, con más de dos tercios del recinto, 177 votos a su favor, 58 en contra y cuatro abstenciones, Macri se dio el gusto, pasadas las 3:30, de celebrar un sólido avance en lo que respecta al Presupuesto. Cambiemos querrá repetir la fórmula legislativa que primó en el primer semestre. Para ello, incluyó en el debate a los senadores Miguel Angel Pichetto, Juan Manuel Abal Medina y Omar Perotti, los tres del PJ-FpV. La fórmula consistió en cerrar los acuerdos antes de que el texto sea aprobado en la Cámara Baja y así, acelerar los tiempos y evitar demoras en la revisión. En agosto, Pichetto le había asegurado al Gobierno la aprobación del proyecto, en semanas donde tambaleaba el acuerdo legislativo.

Los que deberán decidir ahora el destino del proyecto son los representantes de las provincias, por el motivo de que desde un inicio el Poder Ejecutivo los incluyó en debate. Mismo ejemplo tomaron los diputados peronistas, que se reunieron reiteradas veces con los gobernadores para unificar las demandas. Otro ejemplo, es el compromiso que firmaron el ministro de Hacienda, Alfonso Prat- Gay y funcionarios provinciales una semana antes de la aprobación del proyecto. Las provincias se comprometieron a reducir 10% del déficit fiscal a cambio de mayor flexibilidad para la toma de deuda.

El Presupuesto prevé, para el año próximo, un crecimiento de la economía del 3,5%, una inflación entre el 12% y el 17% anual, un dólar a $18 y estima a su vez, que el déficit será del 4,2%.

Negociaciones de madrugada

José Luis Gioja lamentaba la derrota de Boca ante Rosario Central por la Copa Argentina, y minutos más tarde, alineaba a un grupo de 12 diputados del Frente para la Victoria para votar a favor del Presupuesto. La postura de los legisladores fue atada a la voluntad de los gobernadores, pero sorprendió sin embargo, algunos apellidos y el poco acompañamiento que recibió el dictamen de minoría redactado por el exministro de Economía. A la postura ?ya anticipada? por el titular del PJ y el exgobernador de San Juan, la siguieron entre otros, el segundo de Héctor Recalde en la presidencia de la bancada, el formoseño Luis Basterra, la chaqueña Sandra Mendoza (exmujer de Jorge Capitanich), y la entrerriana Carolina Gaillard, que luego de haber sonado como una posible candidata a abandonar el FpV, meses atrás, había exhibido un perfil más kirchnerista. De San Juan, Formosa, Chaco, Tucumán, Chaco, Misiones y Entre Ríos, provinieron los respaldos kirchneristas al Presupuesto.

La pelea de las provincias para percibir más fondos, tuvo sus resultados. Por caso, $4.500 millones más para obra pública y poco menos de la mitad de los Aportes del Tesoro Nacional (ATN), $5.000 millones, desviados al fondo sojero para ser distribuidos automáticamente. Algunas cuestiones particulares se resolvieron la misma mañana la que el proyecto recibió media sanción. Escoltado por Sergio Casas, gobernador de La Rioja, el exmandatario Luis Beder Herrera, y diputado del Bloque Justicialista, logró incluir en el dictamen, la condonación a casi treinta empresas riojanas con la AFIP de $3.500 millones. El número, lo consiguieron en el marco del reclamo por el punto de coparticipación que Nación le debe a la provincia. A partir de un reclamo de Alicia Ciciliani, del Partido Socialista, el Ejecutivo se comprometió a devolver a Santa Fe, San Luis y Córdoba, el 15% de la coparticipación, según lo dispuesto por la Corte Suprema en 2015.

Planilla “A” y “B”

El Ejecutivo diseñó una lista con los fondos para las universidades, detallado en el Presupuesto. Pero, como eco de diferentes reclamos, comenzó a circular una lista paralela, que se mantenía en la madrugada de ayer. Para las universidades nacionales, fueron destinados $75.000 millones, pero en la planilla B, se designaba poco más de $1.000 millones extra para veintidós de las cincuenta y seis instituciones públicas, lo que generó el rechazo de varios diputados, oficialistas y opositores. “Es una fuerte afrenta a la calidad institucional, no darle respuesta a las 35 universidades que mañana van a preguntarse por qué no están en esa lista”, afirmó el radical José Luis Riccardo. “Es la lista de la felicidad universitaria para un sector de la oposición” arremetió Santiago Igón, del FpV. A lo que Laspina, respondió: “Se la pasaron 12 años dándole fondos extraordinarios a las universidades amigas y ahora nos vienen a correr con la vaina”.“Es una modalidad que se utilizó toda la vida, y siempre termina en pelea”, le dijo a El Economista, una diputada opositora, que acompañó el Presupuesto.

Dietas

A las 3 y 31, a instantes de que se vote el Presupuesto, Emilió Monzó, presidente de la Cámara de Diputados, adelantó: “La presidencia va a aclarar un asunto que ha sido de impacto en la opinión pública en los últimos días”, y de esa manera, se refirió al aumento en las dietas de los diputados y senadores nacionales, firmado por resolución de Monzó y Gabriela Michetti, presidenta del Senado, en marzo, y que trascendió recién en los últimos días. “Los diputados tuvieron el aumento del 18% y el 13% en marzo y agosto, producto de las paritarias. Separemos los gastos que es lo que está confundido y tergiversado, que son responsabilidad del presidente de esta cámara y me hago responsable del sinceramiento de esos cargos, de los tramos aéreos y del aumento del gasto de representación”, explicó Monzó. En el famoso “dietazo” del 49%, el 18% correspondía a los gastos de representación y viajes aéreos, que, según declaró “en pos de mantener el prestigio de los diputados, serán suspendidos y junto con los presidentes de los bloques estimaremos cuál es el gasto que incurre un diputado nacional para viajar y estar en la ciudad de Buenos Aires”. En el inicio de la sesión, el diputado de izquierda Néstor Pitrola había impulsado una moción en contra del aumento, que fue rechazado por unos pocos votos de diferencia. Pero lo que provocó la decisión de Monzó, fue la advertencia de Macri, al pedir “que no se pasen”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés