El Economista - 70 años
Versión digital

jue 13 Jun

BUE 25°C

Auguran un futuro con más mujeres al mando

05 octubre de 2016

Según un estudio realizado por Idea, que será presentado la semana que viene en el coloquio que realizará la entidad empresaria en Mar del Plata, 8 de cada 10 empresas opinan que las mujeres aumentarán su participación en el mercado de trabajo argentino y, sobre todo, que incrementarán su presencia en los cargos directivos. Aún así, se advierte que muchas de las firmas consultadas asumen que esa situación se irá alcanzando paulatinamente en vez de pensarla como el resultado de medidas específicas que deberían implementarse para paliar la circunstancia actual de desigualdad de oportunidades.

De acuerdo con la investigación, la experiencia internacional revela que la incorporación de las mujeres en posiciones de primera línea tiene ventajas para la empresa y 9 de cada 10 empresas consultadas considera que los mayores beneficios se vinculan con las “habilidades femeninas para promover el trabajo en equipo”. El estudio también reveló que, en relación a la toma de decisiones, 6 de cada 10 empresas piensan que las mujeres no son más conservadoras que los hombres.

Por otro lado, 7 de cada 10 empresas opinan que, en las condiciones actuales, para avanzar en la carrera profesional, las mujeres deben sacrificar parte de su vida familiar.

“Si bien hemos tenido en los últimos años algunos avances en materia de políticas de conciliación de vida laboral y familiar ?especialmente en materia de flexibilidad? aún se restringen en forma integral a un escenario de pocas empresas en la Argentina. Superar lo establecido por ley, es el punto de partida para construir organizaciones responsables”, señaló María Amelia Videla, directora de Sustentabilidad y Asuntos Públicos de Manpower- Group Argentina.

Consultadas sobre la composición por géneros, las empresas grandes declaran que a medida que se escala en las posiciones de la empresa, la representación femenina cae. Sin embargo, no muchas empresas deciden actuar sobre el problema: sólo 4 de cada 10 han puesto en marcha instrumentos para mejorar la incorporación y promoción de las mujeres, aunque esos instrumentos aparecen con menor frecuencia en los niveles directivos.

Ocho de cada 10 empresas declararon que la igualdad de oportunidades es para ellas un compromiso explícito y detallaron que el acceso a la capacitación y los horarios flexibles son algunos de los mecanismos que implementan. En las empresas grandes también se organizan servicios de guardería y, con menor frecuencia, se otorga la posibilidad del homeoffice y facilidades de transporte.

Según los investigadores, las empresas consideran importante ofrecer herramientas para asegurar condiciones para el ascenso femenino, pero ese énfasis decae cuando se trata de perseguir la incorporación de mujeres a la dirección empresaria. “Los datos sugieren que el acceso a puestos directivos se ve más como un resultado de un proceso personal en empresas con un clima de igualdad de oportunidades, que va mejorando, que como un límite que necesita atención específica”, señalan.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés