El Economista - 70 años
Versión digital

jue 21 Oct

BUE 25°C

Versión digital

jue 21 Oct

BUE 25°C

Apoyos y rechazos a declaraciones de Macri

Sus opiniones con respecto a la última dictadura, el aumento en tarifas y el aborto provocaron fuertes repercusiones.

12-08-2016
Compartir

Varias semanas atrás, el presidente Mauricio Macri concedió una serie de entrevistas a medios argentinos. Entre ellos, los programa de TV de Jorge Lanata y de Alejandro Fantino, y el diario La Nación. Ninguna tuvo tantas repercusiones como las que concedió el miércoles, a un medio extranjero. Más precisamente, el sitio Buzzfeed, un medio estadounidense que se concentra en redes sociales y contenidos virales. La mexicana Karla Zabludovsky, de extensa trayectoria en medios internaciones, sorprendió al Presidente con un estilo casual y un repertorio de temas diversos que provocaron frases fuertes y posteriores repercusiones.

Cuando fue consultado sobre la última dictadura y el número de desaparecidos, Macri respondió que el número no es trascendente y que lo sucedido fue una guerra sucia. Además, agregó que la titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, “es una desquiciada”. El Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel, recomendó a Macri “aprender y no generar más tensiones”. “Es preocupante que el Presidente de la Nación primero quiera desconocer lo que pasó en el país y después quiera confundir hablando de guerra sucia. Aquí no hubo una guerra, hubo una represión brutal contra sectores sociales, religiosos, sindicalistas, estudiantes y bebés”, señaló Pérez Esquivel en diálogo con Radio 10.

Las declaraciones provocaron disidencias dentro del interbloque Cambiemos. El diputado Ricardo Alfonsín, de la UCR, fue muy crítico a las declaraciones y aseveró que “no comparto esa visión para nada, no se puede establecer equivalencias entre lo que fue el accionar de la guerrilla y el terrorismo de Estado, porque el Estado está para evitar eso y no convertirse en caníbal”. El hijo del expresidente, defendió a Bonafini al sostener que “tuvo un gran valor junto con todas las madres que lucharon por los derechos humanos en momentos muy difíciles en el que se jugaban la vida”. A las discrepancias del diputado, de los más críticos de la posición del radicalismo en Cambiemos, se sumó el senador radical Alfredo Martínez, que en otra ocasión ya se había manifestado preocupado por el accionar del Gobierno. En esa circunstancia, manifestó que “pretender cerrar una discusión que está vigente en la lucha de quienes aún claman por verdad y Justicia, y referirse al horror perpetrado por un gobierno genocida con términos como guerra sucia, constituyen un retroceso que nos recuerda a aquella Teoría de los demonios”.

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, decidió respaldar al Presidente y consideró que “durante los años de gobierno en la Ciudad de Buenos Aires y ahora en la Nación el PRO siempre sostuvo las políticas de memoria, verdad y Justicia”. Recordó que “en estos primeros meses, este Gobierno rindió homenaje a las víctimas” y agregó que “nunca más podemos vivir esas experiencias no democráticas”. Asimismo, consideró las críticas recibidas por el Presidente como “un poco injustas”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés