El Economista - 70 años
Versión digital

dom 26 May

BUE 10°C
48 votos a favor

Alcohol Cero al volante es ley: quiénes votaron en contra y qué motivos presentaron

"El alcohol está presente en 1 de cada 4 muertes en siniestros viales, por eso siempre fuimos muy claros: alcohol al volante, cero", dijo el ministro Giuliano

Alcohol Cero al volante es ley: quiénes votaron en contra y qué motivos presentaron
14 abril de 2023

En una jornada histórica para la seguridad vial en el país, el Senado aprobó por 48 votos a favor y 9 en contra la iniciativa de Alcohol Cero al volante y ahora Argentina tiene una ley nacional para disociar definitivamente al alcohol de la conducción

De esta manera, la Cámara Alta le dio la media sanción que necesitaba el proyecto de la ANSV -organismo del ministerio liderado por Diego Giuliano- durante la sesión de este jueves, marcando un antes y un después en las leyes viales del país. 

La iniciativa prohíbe la conducción de vehículos a personas que tengan una graduación de alcohol en sangre superior a cero.

El ministro Giuliano, aseguró: "Agradecemos el acompañamiento de senadores y senadoras a esta Ley histórica, que venimos impulsando desde la Agencia Nacional de Seguridad Vial, que fue apoyada por los familiares de víctimas y que era esperada por toda la sociedad. El alcohol está presente en 1 de cada 4 muertes en siniestros viales, por eso siempre fuimos muy claros: alcohol al volante, cero".

"Esta Ley de Alcohol Cero se suma a las políticas y acciones coordinadas de control y concientización que llevamos adelante desde el Ministerio de Transporte para reducir los siniestros viales, para construir con el compromiso y la empatía de todos una nueva cultura vial en nuestro país que, sobre todas las cosas, cuide lo más preciado: la vida de las y los argentinos", sentenció Giuliano.

whatsapp image 2023-04-13 at 9.14.58 pm
Diego Giuliano y Pablo Martínez Carignano, ayer en el Senado

"Alcohol Cero al volante se trata del hito más importante desde la creación de la ANSV. Hoy Argentina dio un paso histórico en materia de seguridad vial, que deberemos acompañar con más controles y más compromiso, por eso vamos a estar a disposición de cada provincia y municipio para brindarles los recursos necesarios y trabajar juntos en algo fundamental, que es salvar vidas", remarcó el director ejecutivo de la ANSV, Pablo Martínez Carignano.

Luego, el funcionario nacional agregó: "Queremos agradecer a los senadores y diputados que fueron la voz de una sociedad que estaba esperando esta ley. También, a quienes acompañaron apoyando desde el principio a esta iniciativa de la ANSV y, por supuesto, a todos los familiares de víctimas, por quienes estamos muy conmovidos, porque este es el resultado de años y años de espera. Estamos ante un momento único que tenemos que aprovechar para generar entre todos una nueva cultura vial en el país".

La siniestralidad vial es la principal causa de muerte en personas menores de 35 años en nuestro país, y el alcohol al volante es el responsable de, al menos, 1 de cada 4 incidentes de tránsito graves. Es por eso que esta ley de la ANSV busca unificar el criterio de tolerancia cero al alcohol en la conducción en todo el territorio nacional, como una medida para reducir las víctimas en hechos viales provocados por conductores bajo los efectos del alcohol.

Hasta la sanción de esta ley de alcance federal, 13 provincias y más de 50 ciudades argentinas tienen una normativa de alcohol cero al volante, y, por ejemplo, en aquellas provincias con más tiempo de sancionada esta norma, los resultados de fallecidos por año se redujeron desde un 15,8% (Río Negro) hasta un 37,1% (Jujuy). 

Otro ejemplo es Buenos Aires, última jurisdicción provincial en adoptar esta medida (diciembre 2022), y que, en tan solo un mes, en los controles realizados por la ANSV durante enero, bajó a la mitad la cantidad de conductores con alcoholemia positiva en las rutas a la Costa, en comparación con el mismo período del año anterior.

Además, según estadísticas del Observatorio Vial de la ANSV durante los operativos de Alcoholemia Federal, se destaca que, en las jurisdicciones con Alcohol Cero al volante, la cantidad de conductores testeados que circulan con graduación 0 de alcohol en sangre es notablemente mayor que en aquellas que tienen como límite permitido 0,5. 

Estos datos reflejan que la normativa de Alcohol Cero al volante genera que los conductores se cuiden más y no beban, situación que disminuye de manera considerable que se provoquen siniestros viales en la vía pública.

¿Quiénes votaron en contra de la ley?

Los rechazos fueron de los senadores mendocinos por la oposición, Alfredo Cornejo y Mariana Juri (UCR-JxC), y de los sanjuaninos Cristina López Valverde, Rubén Uñac (FNyP-FdT) y Roberto Basualdo (PyT-JxC), representantes de provincias vitivinícolas, sector que se manifestó en contra de la norma.

También votaron negativamente Alfredo de Angeli (Pro-JxC), Julio Martínez (UCR-JxC), Juan Carlos Romero (CF-JxC) y Dionisio Scarpin (UCR-JxC).

Scarpin (UCR-JxC) recordó el trabajo que realizó sobre la temática como funcionario en su provincia y señaló que hay cuatro cosas que son fundamentales para prevenir y evitar accidentes por alcoholemia: "La concientización permanente, general, abarcativa y masiva en todos los medios de comunicación; la educación obligatoria en las escuelas en todos los niveles de manera gradual y sistemática; una legislación uniforme y los controles masivos". 

Pero, salvo excepciones en algunos municipios o provincias, "estas cuatro cosas son deficientes en toda la Argentina, y no se trabaja cómo se debe trabajar", resaltó el santafesino, que dijo que más allá del número en la graduación "lo importante es el control, lo han demostrado todos los países que han trabajado bien esto". 

"La ley no soluciona nada, lo que soluciona es la acción, y ese el eterno problema en Argentina", afirmó al anticipar su postura. "Voy a votar en contra para que esto no sea una cortina de humo; sino para que realmente se trabaje a conciencia", según reportó el sitio Parlamentario.

También en contra del proyecto, la mendocina Juri (UCR-JxC) manifestó: "Lamento profundamente que el Senado se esté perdiendo una oportunidad para evitar las muertes en Argentina. Y la contracara de eso tiene que estamos atentando contra las fuentes laborales de miles y miles de argentinos en un momento tan crítico como es el que está viviendo el país". 

"Es una ley que no está tomando ni una sola recomendación de todas las recomendaciones que todos los especialistas del mundo han dado para bajar la siniestralidad", observó y enumeró lo que considera tiene como falencias la iniciativa: "No hay endurecimiento de penas con aumentos de mínimos y máximas; no elimina la atribución que tienen los jueces de cambiar pena de prisión por trabajo comunitario; no tiene campañas de concientización tempranas y efectivas; no establece mecanismos de control; no prevé mecanismos de inhabilitación temporaria o permanente para quien infringe la norma; no contempla penas adicionales; no elimina atenuantes a la conducta del infractor", citó el medio especializado Parlamentario.

Cornejo vs. Sagasti: choque de mendocinos

Con una conocida postura en contra de la ley, el jefe del interbloque Juntos por el Cambio, Alfredo Cornejo (UCR-JxC), confesó que él tuvo un familiar fallecido como consecuencia de un vehículo manejado por alguien alcoholizado, al mismo tiempo que su abuelo "fue contratista de viñas toda su vida". 

"El argumento de que esto resuelve el problema se cae por su propio peso", opinó y rechazó el argumento de que "no afecta a la producción". 

"La baja del consumo son menos hectáreas de producción y menos empleo", apuntó el candidato a gobernador de Mendoza y agregó que "el consumo de vino viene bajando en Argentina de manera estrepitosa". 

El legislador aclaró que "nadie es insensible a los accidentes de tránsito y mucho menos a las muertes. Por eso parto de la buena fe de la deliberación pública". No obstante, llamó a preguntarse si la ley de un solo artículo "es realmente útil" cuando "prácticamente no hay control en las rutas nacionales hace muchísimas décadas". 

En su discurso, el radical cuestionó "la acusación del lobby vitivinícola", porque son un sector que "tienen tanto derecho (a opinar) en una democracia como todo el resto. Es una producción legal, legítima, súper eslabonada. Muchas veces muy familiar, muchas veces muy popular". 

"Acá lo que no hay es una política integral", reclamó y dijo que "la solución (a los accidentes) es control, control y control". 

"Con la ley que estamos sancionando se busca un resultado que puede ser solo cosmético", sentenció.  

Del otro lado de la vereda, la vicejefa de interbloque oficialista, Anabel Fernández Sagasti (UC-FdT), también mendocina, disparó: "No puedo aceptar escuchar que esta es una ley demagógica, cuando quienes dicen eso han construido toda su carrera política con demagogia punitiva". 

 

Luego de destacar el trabajo de las organizaciones de los familiares de víctimas, que "a pesar del dolor quieren construir un lugar más seguro para quienes quedamos en este plano de la tierra", la camporista aclaró que "nadie cree que con esto se va a solucionar y a partir de mañana no va a haber más accidentes por alcoholizados al volante. Es llevar la discusión a algo vil, sin sentido y falso". 

Sin embargo, la senadora enfatizó que "a través de esta ley se ha decidido impulsar un cambio cultural que va a costar, pero que tiene una consigna clara y contundente: si tomaste alcohol, no manejes". Y esta norma "no invalida otras acciones" como el control de rutas o el aumento de penas, sobre el cual presentó un proyecto, recordó. 

"Nunca van a alcanzar las acciones que podamos hacer desde el Estado, las organizaciones e individualmente para combatir este flagelo", sostuvo Fernández Sagasti y luego apuntó contra el radicalismo mendocino, al revelar que por el gobernador Rodolfo Suárez y sus pares Cornejo y Juri "le pidieron a esta senadora que frene esta ley, que porque yo soy cercana a usted señora presidenta, tenía poder para parar esta ley". Entonces, rechazó la "actitud totalmente mezquina". 

La legisladora remarcó que "no hay un solo indicador de un país o una provincia que haya impuesto alcohol cero que nos diga que esta ley va a bajar el consumo de vino". 

"Están llevando a la industria vitivinícola, insignia de la provincia de Mendoza, que produce la bebida nacional" a ponerse "en contra de una ley que trata de salvar vidas", reprochó. 

"Esta ley promueve un cambio de conductas y salir del falso concepto del autocontrol", expresó Fernández Sagasti y concluyó: "Esta ley tiende a hacernos conscientes que cuando nos subimos a un auto tenemos que cuidarnos a nosotros, a la familia que llevamos, pero también al prójimo". 

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés