El Economista - 73 años
Versión digital

sab 13 Jul

BUE 5°C
Incertidumbre

Francia se prepara para un intenso período de inestabilidad política: ¿quién será el nuevo primer ministro?

Ningún partido obtuvo la mayoría parlemantaria en las últimas elecciones

Francia se prepara para un intenso período de inestabilidad política: ¿quién será el nuevo primer ministro?
08 julio de 2024

Tras un histórico triunfo de la izquierda en las elecciones legislativas de Francia, el país galo acaba de entrar en un período de gran inestabilidad política en el que la única certeza es que la extrema derecha no gobernará.

El domingo, contra todo pronóstico, la alianza de izquierda NFP obtuvo 188 escaños en el Parlamento, posicionándose como la principal fuerza.

Por su parte, el partido Ensemble, de Emmanuel Macron, quedó en el segundo lugar, con 161 escaños, mientras que Agrupación Nacional, de Marine Le Pen, quedó relegada al tercer puesto, con 142 escaños.

Así, una vez más, el histórico "frente republicano" logró detener el avance de la extrema derecha, aunque el resultado ha sido que ningún partido alcance los 289 escaños necesarios para tener mayoría propia. 

Justamente, según la tradición, Macron debería ofrecerle a la izquierda que nombre a un primer ministro, aunque la propia fuerza ya admitió que las conversaciones serían difíciles y llevarían tiempo.

"No va a ser sencillo, no, no va a ser fácil, y no, no va a ser cómodo. Va a tomar un poco de tiempo", dijo Marine Tondelier, la líder del partido Los Verdes, que forma parte del NFP.

Actualmente, las posibilidades incluyen que la izquierda forme un gobierno minoritario, que estaría a merced de una moción de censura de sus rivales a menos que lleguen a acuerdos, y la improvisación de una coalición de partidos casi sin puntos en común.

Por su parte, aunque el partido de Macron perdió casi 100 escaños respecto a las elecciones de 2022, tuvo una performance mejor de la esperada, lo que le permitió sobrevivir como fuerza política y consolidarse en el segundo lugar. 

Quizás el resultado más decepcionante fue para el RN, de Le Pen, que, tras imponerse en las elecciones del Parlamento Europeo y en la primera ronda de los comicios nacionales, todo hacía prever que, por primera vez, llegaría al poder.

Sin embargo, pese a la decepción, la realidad es que el RN fue la fuerza más votada a nivel nacional (37 %), además de que duplicó sus escaños en el Parlamento respecto a 2022. 

En total, el RN obtuvo más de 10 millones de votos, sacándole más de 3 millones de votos de diferencia al NFP, aunque este últimos se vio favorecido por el sistema de votación por circunscripción que rige en Francia.

A la hora de analizar qué le faltó al RN, su líder, Jordan Bardella, reconoció que el partido había cometido errores, como por ejemplo las revelaciones antes de la segunda vuelta de que varios de sus candidatos habían expresado puntos de vista xenófobos u homofóbicos. 

Esto último planteó serias dudas sobre si el partido realmente se había deshecho de su pasado más tóxico.

Por el momento, la otra única certeza es que el primer ministro, Gabriel Attal, un centrista y aliado de Macron, permanecerá en el poder de forma interina "para garantizar la estabilidad del país", dijo la oficina del Presidente.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés