Elecciones

Colombia vota y busca la paz definitiva

Las elecciones de mayo de 2022 se presentan como una oportunidad para reconducir el proceso de democratización de las FARC-EP

Elecciones en Colombia
Franco Marinone Franco Marinone 21-12-2021
Compartir

El 24 de noviembre se cumplieron cinco años del “Acuerdo final para la terminación del conflicto y la construcción de un paz estable y duradera”, que tras los “Diálogos de La Habana” entre el expresidente colombiano Juan Manuel Santos y Timoleón Jiménez, comandante del Estado Mayor Central de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC-EP), ponía fin a las negociaciones para la paz en Colombia

Ese acuerdo terminaba con los 52 años de conflicto armado en los que el país latinoamericano vivió una violencia política salvaje que afectó a 8 millones de personas y que se llevó la vida de otras 220.000, sumado a un número incalculable de entre 25.000 y 120.000 desaparecidos. 

Pero este no es el primer tratado de paz que se intenta llevar a cabo en Colombia, ya que entre 1998 y el 2002 la presidencia del conservador Andrés Pastrana lo intentó sin éxito, y como declaró recientemente el Secretario General de la ONU, António Guterres, en su visita a dicho país, “la paz no viene de un día al otro: cuesta trabajo construirla, cuidarla, sostenerla”. 

Según el Centro de Estudios de la Universidad de Notre Dame, de las 578 disposiciones del tratado, el 30% ya han sido cumplidas, 18% tienen un nivel medio de implementación y 15% aún no han sido iniciadas. 

Tampoco debemos pasar por alto que, si bien los niveles de violencia han disminuido en gran medida, estos no han terminado, y desde la firma de la paz el país ha tenido que sufrir el asesinato de 477 líderes de movimientos sociales y defensores de derechos humanos, y 303 excombatientes de las FARC-EP según datos de la Misión de Verificación de las Naciones Unidas en Colombia. 

Los grupos guerrilleros aun en activo que no se han acogido al pacto de paz, se encuentran fragmentados tras el fallido intento del líder guerrillero, Iván Márquez, de unificarlos, lo que augura un final definitivo de los mismos en los próximos años. En el mejor escenario, Márquez se integraría en el proceso democrático de las elecciones del 2022. 

Las elecciones de mayo de 2022 se presentan como una oportunidad para reconducir el proceso de democratización de las FARC-EP, siendo Gustavo Petro quien lidera las encuestas con 25% de intención de voto, seguido del candidato Rodolfo Hernández con 13% y Sergio Fajardo con 8%.

La coalición que lidera Petro (Pacto Histórico) se encuentra apoyada por el partido político “Comunes”, que está integrado por antiguos miembros de las FARC-EP. En caso de una esperada victoria del líder de Pacto Histórico, se suavizaría previsiblemente la relación entre el Gobierno y los grupos armados disidentes, buscando una integración de los mismos en los canales institucionales y democráticos de disputa social. 

A su vez, la caída de Iván Duque es vista por los antiguos miembros de las FARC-EP como positiva, ya que el actual presidente fue acusado en innumerables ocasiones de frenar el recorrido del proceso de paz, siendo foco de críticas el poco avance en la reforma rural y la sustitución de los cultivos ilícitos. 

La firma del acuerdo de paz constituye una oportunidad para planear una salida a la violencia estructural de Colombia, y es por ello que a 5 años de su vigencia las elecciones presidenciales son la ocasión perfecta para que el diálogo, la transparencia, la participación y la confianza en las instituciones del Estado se sobrepongan al horror de la guerra, y se solidifique un paz definitiva y justa. 

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés