El Economista - 70 años
Versión digital

mie 27 Oct

BUE 21°C

Versión digital

mie 27 Oct

BUE 21°C

El arte de invertir en función de la volatilidad

En un mundo cada vez más volátil y con cisnes negros por doquier, existen instrumentos financieros que permiten a los inversores apostar a los movimientos bruscos en el mercado a partir de eventos inesperados.

18-07-2016
Compartir

por Dolores Ugarte

Si bien el efecto desplome que tuvo la noticia sobre la eventual salida del Reino Unido de la Unión Europea se diluyó, la realidad es que el mercado enfrenta todo el tiempo eventos de este tipo, cuyo resultado es incierto.

¿Cómo se puede invertir para ganar ante este tipo de escenario? Existe un instrumento ideal para apostar a la volatilidad cuando estos sucesos tienen lugar y con ello obtener ganancias, independientemente de la dirección que siga el mercado.

Ahora, EE.UU.

El impacto posterior al Brexit fue de gran magnitud, aunque momentáneo. El caos se esparció desde las bolsas europeas, pasando por el hundimiento de la libra esterlina hasta descolocar a Wall Street y a los emergentes, mientras que el dólar y el oro fueron los únicos en ganar terreno, al presentarse como activos refugio en épocas de turbulencia.

Este tipo de acontecimientos tiene un efecto incierto pero determinante sobre los mercados financieros y las economías del mundo, y tienen a darse de manera constante, por lo que vale la pena pensar en alternativas que permitan aprovechar el caos en sí.

Más allá del Brexit, se divisan otras nubes grises en el camino, como el resultado de las elecciones presidenciales en los Estados Unidos, o la decisión de elevar o no las tasas de interés por parte de la Fed, o bien un hecho inesperado en el contexto petrolero. Todos estos sucesos cuentan con 50% de probabilidad de generar efectos positivos y 50% de que estos sean negativos.

De acuerdo con el economista jefe de Inversor Global, Diego Martínez Burzaco, definitivamente hay ruido en el mediano plazo con las elecciones presidenciales en los Estados Unidos a celebrarse en la primera semana del mes de noviembre.

“Un hecho que trasciende este acto político puntual y que tiene un impacto muy grande en las Bolsas es el hecho de que la economía estadounidense puede estar en un camino de estancamiento estructural. Este es un proceso por el cual el nivel de crecimiento económico se ubica muy por debajo del potencial cuando la economía se expande. Y las posibilidades de que esa débil expansión se deteriore son grandes en este momento”, explicó el experto.

Esto da lugar a un alto grado de incertidumbre que tiende a reflejarse en los mercados. Ahora bien, lo que realmente importa en estos casos es tener claro que luego de este tipo de noticias los mercados exageran su reacción y tienden a registrar importantes movimientos tanto en alza como en descenso. En esa línea, la lógica dice que sólo es posible ganar dinero si se invierte en función de la dirección correcta pero existe una manera de apostar y sacar ventaja de la volatilidad en sí, independientemente del resultado.

La ciencia de la jugada es posicionarse en un activo financiero que genere un retorno a partir de la búsqueda dinámica de la plaza y por ende del alto grado de volatilidad presente. Es decir, el inversor se enfoca en comprar volatilidad. La única manera de perder con esta estrategia, es que el mercado no experimente ningún tipo de reacción ante un acontecimiento importante a nivel internacional y esto es poco probable.

¿Dónde apostar?

Martínez Burzaco recomienda una alternativa de inversión para apostar y ganar con un activo enfocado en la volatilidad que podría ser aprovechado en el mediano plazo, si en efecto las elecciones presidenciales en Estados Unidos influyen de manera importante sobre la escena financiera.

Según el especialista, el instrumento iPath S&P 500 VIX ST Futures ETN (NYSE: VXX) es una alternativa de inversión de mucho potencial en este tipo de escenarios “Es simple de entender ya que su precio sigue la dirección del índice de Volatilidad VIX. Si el VIX sube, el VXX también. Si el VIX baja, el VXX acompaña esa dirección. Como espero más volatilidad, la apuesta es a que el VXX se valorice” añadió.

El especialista hizo énfasis en que los inversores no deben alarmarse en caso de que el activo sufra variaciones de 5% o 10% en apenas un día, ya que esto forma parte de la dinámica de la volatilidad.

En principio, la recomendación del experto se dirige a todos los perfiles de tolerancia al riesgo y sugirió manejar la apuesta bajo las siguientes proporciones: para un perfil conservador, se puede invertir 2% del portafolio en este activo. Bajo un perfil moderado, las posiciones en el instrumento pueden ocupar hasta el 5% del total de la cartera y para los inversores agresivos, la apuesta puede ser de hasta 10%.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés