El Economista - 70 años
Versión digital

lun 15 Ago

BUE 19°C
Versión digital

lun 15 Ago

BUE 19°C
Jueves de subas

Cambió el Gobierno y el mercado respondió de modo impecable

Tres semanas y media después de rechazarlo, Alberto y Cristina aceptaron colocar a Massa al mando de Economía, Producción y Agricultura

El dólar blue se hundió $12 hasta $314. El dólar Senebi se hundió $26,26 hasta $313,33, el MEP se hundió $25,79 hasta $298,16.
El dólar blue se hundió $12 hasta $314. El dólar Senebi se hundió $26,26 hasta $313,33, el MEP se hundió $25,79 hasta $298,16. .
Luis Varela Luis Varela 29-07-2022
Compartir

En un jueves frenético, con la sensación de que hubo muchísimo apuro y gran improvisación, el gobierno de Alberto Fernández siguió entregando puestos clave en el poder. El elegido, como seguramente leerán a lo largo de toda esta edición fue Sergio Massa, que pasa a ser nuevo ministro de Economía, Producción y Agricultura. 

Y hubo bajas sensibles para el presidente, como la renuncia de Gustavo Béliz, con rotación de Mercedes Marcó del Pont de Afip a Asuntos Estratégicos, Silvina Batakis a la presidencia del Banco Nación y Daniel Scioli enviado de nuevo a la embajada argentina en Brasil.

Por supuesto, los cambios fueron muchos más, y seguramente seguirán apareciendo a lo largo de la escritura de esta crónica. Pero la respuesta que le ofreció el mercado a todas estas novedades fue ciertamente positiva, aunque con algunos datos que asustan y mucho. 

  • Por un lado, los dólares libres cayeron hasta $26 regresando del overshooting, los bonos argentinos subieron 10%, el riesgo país bajó 146 unidades, hasta 2.538 puntos básicos (como antes de la renuncia de Guzmán) y las acciones argentinas que cotizan en dólares en Nueva York tuvieron un salto en bloque de hasta el 20%, lo cual significa que el mercado le da un guiño inicial a la llegada de Massa al poder.

Una decisión demorada

Sin embargo, cuando se apagaban las pantallas, hubo varias preguntas que rebotaban entre los operadores. Hace tres semanas y media, cuando Guzmán había dado el portazo, Massa y su ambición se ofreció para reemplazarlo, pero pidió tener injerencia en muchas áreas claves de toda la estructura económica. En ese momento Alberto dudaba porque significaba sacar a los camorristas de sus puestos. Y luego de una larga conversación entre Cristina y Alberto, se resolvió descartar a Massa, y elegir a Batakis como nueva titular de Economía.

Pero Batakis cometió un sincericidio imperdonable: unificaría el control de todas las cuentas públicas, con lo que le cortaría el chorro de envío de dinero a un cúmulo de organizaciones que viven de la teta del Estado. Desde ahí, el dólar saltó $100, de $238 a $338, y algunos gobernadores en pleno fueron a verlo a Alberto a la Casa Rosada y le dijeron que con "el modo Batakis" no hay manera. 

Y ante la corrida, y el susto, resurgió la idea de volver con Massa, y Cristina -hábilmente- habría tenido reuniones en las que accedió a los cambios, y si le va bien, será porque ella dio su bendición y si le va mal, podrá decir "yo no fui".

Pero probablemente lo más preocupante del día, mientras el dólar bajaba, con acciones y bonos resucitando, fueron las cuentas que anunció ayer oficialmente el Banco Central. Miguel A. Pesce, que hasta ahora se oponía a rajatabla, aceptó subir la tasa de los plazos fijos en 8 puntos del 53% al 61% anual, advirtiendo que ese rendimiento está más en línea con la inflación ya que si se realizan reinversiones permanentes se llega a una tasa efectiva anual del 81,3% anual (cuando el plazo fijo promedio tiene una extensión de 44 días).

Junto con esa suba de la tasa de los plazos fijos, la tasa de las Leliq subió al 60% anual, por lo que la bola de más de $8 billones que le debe el BCRA a los bancos aumentará a partir de ahora de una manera mucho más peligrosa. Y eso fue una minucia: ayer mismo la autoridad monetaria chupó de los bancos depósitos por $719.037 millones en Leliq al 60%. 

Y si algún distraído aún no se dio cuenta de que las reservas líquidas son claramente negativas, ayer el BCRA perdió otros US$ 138 millones de las reservas y esto llama a preocupación extrema, ya que en lo que va del mes Reconquista 266 pierde reservas por US$ 3.570 millones, en el último mes en el que se acumula la fuerte liquidación de divisas del campo.

Licitación revancha

Además ayer se realizó la licitación revancha de colocación de más y más deuda del Estado. Con 65 ofertas el Tesoro obtuvo otros $53.929 millones  en la segunda vuelta de la licitación de Ledes y Lecer que integran el programa de Creadores de Mercado. 

El 59% del dinero colocado fue en una Letra del tesoro nacional en pesos a descuento con vencimiento 31 de octubre de 2022 (s31o2 - reapertura), el 32% en una letra del Tesoro nacional en pesos ajustada por CER a descuento vencimiento 20 de enero de 2023 (x20e3 - reapertura) y el 9% restante en una letra del Tesoro nacional en pesos ajustada por CER a descuento vencimiento 19 de mayo de 2023 (x19y3 - reapertura).

Sin embargo, conocedores de toda la basura que hay bajo la alfombra, la posición más dialoguista de Massa y el uso de más cajas de donde sacar dinero para tapara agujeros, provocando otros, hizo que los inversores apostaran por el mercado local. Así, en un día en el que EE.UU. informó que entró en recesión (dos trimestres consecutivos a la baja), el dólar global perdió valor: en el exterior el dólar cayó 1,7% contra el yen, 1,2% en Brasil 0,7% en Chile, 0,5% en México y 0,1% contra la libra y no cambió contra el euro.

Y a nivel local el alivio del Gobierno fue extremo. El dólar blue se hundió $12 hasta $314. El dólar Senebi se hundió $26,26 hasta $313,33, el MEP se hundió $25,79 hasta $298,16. Y el dólar contado con liquidación cayó $17,69 hasta $321,90. Por lo que la brecha entre el dólar oficial y el blue fue del 127% y la del CCL con el mayorista fue del 146%. Y, medidos en pesos, por el marco global negativo del dólar, la libra subió 57 centavos hasta $159,70, el real subió 34 centavos hasta $25,30 y el euro subió 18 centavos hasta $133,69.

Por alguna razón que se irá conociendo con el devenir de los días, los bonos argentinos rebotaron 10% promedio y el riesgo país se hundió, como si hubiera tomado un Tafirol Forte. Y lo más absurdo de todo es que los medios financieros internacionales colocaron como principal título del día "las malas noticias son buenas noticias". 

¿A qué se refirieron? La Fed podía haber subido  su tasa 1 punto porcentual el miércoles, pero datos de la marcha de la economía llevaron a Powell a uno más prudentes 75 puntos básicos. ¿Alcanza esto para frenar la inflación ahora en una economía en estado recesivo? Se irá viendo, lo cierto es que la bomba atómica para los especuladores bursátiles era la tasa de la Fed, y ahora creen que Powell deberá arrancarse algunas plumas de halcón y ponerse algunas de paloma.

Con eso, la Bolsa de Nueva York tuvo otro día con sonrisas, ya que sus índices principales subieron 1,1%. Al tiempo que la Bolsa de México mejoró 2,7% y la  de San Pablo 1,1%. En Buenos Aires, mientras el dólar se hundía, el índice Merval mostro una mejora en pesos que pareció pobre (del 0,8%), con $3.490 millones operados en acciones y $13.499 millones en Cedear. 

screenshot_23
Impresionante suba de 20,1% de Edenor ($EDN)

Pero los ADR argentinos en Nueva York saltaron hasta 20% con Edenor, TGS, Galicia, Macro, Loma Negra, Central Puerto y Pampa E como las más beneficiadas. Y para porteños sufrientes, los Cedears (que dependen del CCL, tuvieron caídas de hasta el 9%, con un día muy malo para American, Vodafone, Pfizer, Merck y Bank of America.

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés