El Economista - 73 años
Versión digital

mar 23 Jul

BUE 14°C
Abastecimiento asegurado

Enarsa acordó con YPFB un anexo al contrato para suministrar gas al NOA

El Gobierno de Milei se garantiza la provisión de gas natural para los meses de agosto y septiembre en el noroeste argentino en pleno pico de la demanda por las bajas temperaturas.

La Reversión del Gasoducto Norte entrará en funcionamiento el 15 de septiembre próximo.
La Reversión del Gasoducto Norte entrará en funcionamiento el 15 de septiembre próximo.
18 junio de 2024

Energía Argentina SA (Enarsa) y la empresa Yacimientos petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) firmaron la novena adenda al contrato que las vincula para asegurar la provisión de gas natural para la demanda del norte argentino para los meses de agosto y septiembre del presente año. 

Este suministro permitirá abastecer la zona centro y norte del país con hasta 4 MMm3/día en función del requerimiento de la demanda interna, mientras se termina con el proyecto de Reversión del Gasoducto Norte, actualmente en marcha.

Se estima que este ducto estará en funcionamiento el 15 de septiembre permitiendo llevar a las provincias del norte 5 MMm3/día adicionales a los actuales y en una segunda etapa otros 4 MMm3/día.

En los umbrales de un invierno que promete ser muy frío, Enarsa busca reforzar el abastecimiento de gas para no tener nuevos problemas de faltantes mientras se finaliza la Reversión del Gasoducto Norte.

El contrato de abastecimiento entre Argentina y Bolivia, que provee de gas a 7 provincias del centro y norte del país, tenía fecha de vencimiento el próximo 31 de julio, próximo. El escenario regional cambió drásticamente tras el declino de la producción de los pozos de gas bolivianos, cuya inversión en exploración ha disminuido notablemente en la última década. 

Desde hace años esta situación encendió una alarma en los últimos dos gobiernos argentinos obligados a acelerar el proceso de Reversión del Gasoducto Norte con recursos de Vaca Muerta.

Con este nueva adenda se prolonga por dos meses más el abastecimiento de gas desde Bolivia, con el objetivo de que una vez cumplido el plazo de extensión ya esté terminada la Reversión del Gasoducto Norte y la demanda empiece a ser cubierta con recursos del shale gas neuquino.

El Gobierno busca que no se repita el escenario de mayo, de alta demanda y escasez de oferta, por lo que además del acuerdo con la petrolera boliviana, en las últimas semanas avanzó en la concreción de negociaciones con Brasil y Chile para reforzar el abastecimiento.

En este sentido se suscribió a fines de abril un Memorándum de Entendimiento entre Enarsa y Petrobras por un plazo de tres 3 años, con diferentes propósitos, entre los cuales está "solucionar el abastecimiento de gas del NOA mientras se finalizan las obras recientemente licitadas de reversión del Gasoducto Norte".

En tanto, con Chile se acordó con la estatal Enap, la importación de gas natural para abastecer el norte argentino, desde la terminal de Gas Natural Licuado (GNL) de Mejillones.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés