El Economista - 70 años
Versión digital

vie 02 Dic

BUE 21°C
Versión digital

vie 02 Dic

BUE 21°C
Escenario

Se agota la paz cambiaria: Massa busca desactivar las presiones para un "saltito" del dólar

No es casual que en momentos en donde se despertó el dólar, el ministro de Economía haya salido a repetir su discurso antidevaluación.

Massa, ayer, con varios de los principales empresarios del país en Cicyp
Massa, ayer, con varios de los principales empresarios del país en Cicyp
Leandro Gabin Leandro Gabin 24-11-2022
Compartir

Sobre llovido, mojado. El escenario de parate económico, con inflación y brecha cambiaria del 100%, parece haberse instalado en Argentina después del "veranito" que logró conseguir el trigrense. El eje del debate económico sigue siendo la inflación, el dólar y la deuda en pesos. No hay solución para ninguno de esos temas. El Gobierno se prepara para meter otro parche que lo acerque a marzo/abril del año próximo (¿dólar doja 2.0?). 

Pero los riesgos son latentes y el "Plan Llegar" que construyó Sergio Massa empieza a hacer agua. 

La consigna número uno del elenco oficial es frenar la expectativa de devaluación, algo que alimenta el descontrol de precios y la fuga desde los pesos. 

La tensión en el mercado cambiario volvió a ser parte importante de lo que preocupa a los operadores y al Gobierno. El dólar blue y el MEP en $320 (y el CCL en $330), marcan que la brecha (otra vez) se fue arriba del 100%. Es, según el mismo diagnóstico del viceministro de Massa, Gabriel Rubinstein, algo que te pone contra las cuerdas. No es casual que en momentos en donde se despertó el dólar, el ministro de Economía haya salido a repetir su discurso antidevaluación. Es vox populi la demanda de "retoque" cambiario y nadie le cree al ministro y su Presupuesto con que el dólar oficial será de $266 a finales del años que viene. Básicamente porque nadie cree que la inflación sea 60%. 

El plan para desactivar una hipotética devaluación se vio en el coqueto Hotel Alvear durante el Consejo Interamericano de Comercio y Producción (Cicyp). "Si no bajamos la inflación la incertidumbre no va a cesar. El desafío tiene que ser un camino de reducción de inflación de manera metódica, con objetivos, orden, constancia y venciendo dificultades", apuntó Massa ante empresarios.  

Una propuesta
Lee también

Una propuesta

"No creo en la magia. Hay medidas que tiran 7 millones de personas a la pobreza o generan pérdida de valor del 70% de los activos. Tengamos cuidado con los que piden una devaluación desesperados: están destruyendo el valor de sus compañías, no solo el ingreso de los argentinos", recordó. 

Al ministro le llegan muchas carpetas, comentarios y visiones con respecto a una hipotética devaluación y cómo habría que hacerla. Es, en este momento, un plan descartado. Claro que las recomendaciones que en privado y público le hacen muchos economistas y empresarios, algunos de ellos muy allegados al ministro y al peronismo, no hablan de una "mega devaluación" sino de un salto o corrección cambiaria. Se cree que el tipo de cambio oficial está 30% atrasado. 

Uno de ellos fue Emmanuel Alvarez Agis. El ex segundo de Axel Kicillof que fue llamado por Alberto Fernández cuando se fugó Martín Guzmán del ministerio, que obviamente declinó, crítico del Plan Massa por "gradualista". 

Agis dijo en una entrevista con el canal oficialista C5N que se necesita un "plan de estabilización bien hecho", que incluye una devaluación, una suba de retenciones, una suba del salario por encima de la devaluación, una suba de las tarifas por debajo de la inflación y luego, un congelamiento de precios total por seis meses. 

A eso, Agis lo llamó el plan "bomba". "Para mí tirarle con cosas chiquitas es un error. Hay que enfrentarla de frente y meter una bomba. Con 100 puntos de inflación no podés ir bajándola de a poco", aseguró.  

A la par, Massa le sigue prometiendo dólares a los empresarios para evitar que la economía se enfríe demasiado. Claro, está el límite de que empiece a hacer mella a una economía que muestra signos de fatiga por la inflación. Lo hizo cuando les adelantó a Cgera que habrá baja de impuestos para los que utilicen dólares propios para importar. Claro, lo que no dice el ministro es que la reposición de esos billetes verdes que utilizarían los empresarios impactará en la demanda del dólar blue. 

Quien sí lo dijo textualmente fue Marcelo Fernández, titular de Cgera. Admitió en una charla con FM Milenium que los empresarios que usen sus propios dólares irán luego al mercado marginal para reponerlos pero que eso, dadas las condiciones actuales, es la única alternativa antes que echar gente o dejar de producir por falta de insumos importados. ¿El mal menor? 

La problemática de los dólares y la inflación se mantiene al tope de las discusiones y de las charlas ya, a este punto, de fin de año. La gestora de fondos MegaQM lo tuvo a Carlos Melconian como expositor en una charla para sus clientes.

Allí, "Melco", se despachó con varias definiciones picantes, como es habitual, sin antes destacar que él no está trabajando para nadie de la oposición. "La tasa de inflación condiciona todo, a la economía y a la política. El ministro se está jugando mucho, quiere que la inflación empiece con 3 o 4% mensual en abril", señaló. 

"La tasa de inflación es el epicentro de todo. Si termina en 99% a fin de este año con 6% en noviembre y 6% en diciembre, es lo mismo. La cuestión central es que termina en 100%. Y cuando ves el primer semestre del año que viene y lo calculas contra el 2022, va a sostenerse a una tasa del 100% hasta junio del año que viene cuando ingreses al terreno electoral", vaticinó. "Aunque baje a 5% mensual da 100% en el interanual. En el primer semestre la interanual es al 100%, es matemática", alertó y predijo el "relato de la mensualización de la inflación". 

Melconian pinponeó junto a la gente de la sociedad gerente de fondos algunos temas de actualidad. Las principales definiciones fueron las siguientes:

-"Para que se cumpla el 60% de inflación con el FMI, en el segundo semestre del 2023 la tasa de inflación tiene que ser insólitamente baja".

-"Un congelamiento gelbardiano no hay ni va a haber un Rodrigazo. Está descartado".

-"Se puede mejorar el plan Caruso Lombardi, un Australito que genere tocar, gustar y golear unos minutos antes de la elección. Pero eso incluye un salto devaluatorio y ahí aparece el síndrome Sigaut". 

-"Aunque no requiere devaluar 100%, un retoque del 30% tiene que tener además de un antibiótico mayor al plan Caruso que planean". 

-"Estamos descartando un australito pero no descartamos medidas más vinculadas a que el plan Caruso continúe para una mejora competitiva en términos electorales. Esto es producto de que estamos en un escenario conflictivo para movernos, con más chances de ir para mal que para bien".

-"La brecha tiene un piso de 80%. En 100% busca normalidad, arriba de eso te preocupas".

-"Hoy necesitas la readecuación o salto del dólar por atrasarte $40. El pass through lo da la bimonetariedad de la economía argentina. Cuando queres ver el traslado termina siendo 50% o 60% de la devaluación derramado en 3 o 4 meses". 

-"Cualquier relajación fiscal o monetaria voluntaria o involuntaria que la gente rechace el peso más que ahora, son elementos que tiran al alza la tasa de inflación".

En esta nota

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés