Adecco

Generación Z en Argentina: los salarios más bajos de la región

Adecco Argentina llevó adelante un trabajo en el que busca conocer la situación de la Generación Z, aquellos nacidos entre 1997 y 2004

adecco, teletrabajo en los jóvenes
13-12-2021
Compartir

Con la pandemia llegaron nuevos modelos sociales y de trabajo que se adoptaron como parte de la nueva normalidad. Estos alcanzaron tanto a adultos como a jóvenes aunque, los últimos, son los que más cimbronazos sintieron en el rubro laboral ya que, al comenzar el período de confinamientos, estaban recién dando sus primeros pasos en el mercado.

Por eso, Adecco Argentina llevó adelante un trabajo en el que busca conocer la visión sobre el tema de la Generación Z, aquellos nacidos entre 1997 y 2004. En este segmento, la tasa de desempleo es más del doble que la de la población total: 26%.

Más allá del contexto económico que atraviesa el país, esto se da por una multiplicidad de factores. “Los jóvenes quedan atrapados en un círculo a la hora de comenzar su carrera laboral: les piden experiencia pero nadie les da ese primer empleo, por lo cual será difícil que puedan adquirirla. Además hay un círculo muy importante de empleos informales”, explicó Carla Cantisani, Directora de Servicios & Calidad de Adecco para Argentina y Uruguay.  

Asimismo, en Argentina se pagan los salarios más bajos de toda la región en el segmento de los jóvenes. Tomando como punto de referencia el dólar, un argentino gana un tercio de lo que ganaría en Chile, la mitad de lo que ganaría en Perú y 35% menos que lo que ganaría en México y Brasil. De esta manera, el 96% de esta generación gana menos de $50.000 mensuales.

A su vez, 23,5% de ellos trabaja en el rubro administrativo; el 20,3% en comercial, ventas y marketing; el 14,1% en la industria; y solo el 4% en sistemas y 3% en hotelería, gastronomía y catering. El restante 32,3% se dedica a otras tareas.

Otra de las cuestiones consultadas fueron las estrategias gubernamentales para el desarrollo de empleo joven, a lo que el 52% reconoció desconocer su existencia y 40% afirmó que no existen. Por su parte, solo 7,6% aseguró conocerlos.

En base a esto, 81% de los encuestados afirmó que le gustaría cambiar su trabajo y solo el 19% está a gusto y quiere seguir con su actual empleo. También, se conoció que el 74,6% considera que podría tener un mejor desarrollo profesional si trabajara para un empleador extranjero. En cuanto al teletrabajo, los más optimistas (87,6%) afirman que ofrece mejores perspectivas para trabajos en el exterior y solo el 12,4% sostiene que no.

¿Trabajo remoto sí, trabajo remoto no?

Mucho se habla de que las nuevas generaciones viven inmersas en la virtualidad y son mejores amigas de la tecnología. Por eso, con las facilidades que brinda poder trabajar desde cualquier lugar del mundo, el 76,5% consideró que este tipo de trabajo remoto ofrece mayores oportunidades a los jóvenes, frente a un 23,5% que opinó lo contrario. En línea con esto, el 43,8% destacó que trabaja más horas desde que se instaló el trabajo remoto, el 40% sostuvo que las horas que dedica al trabajo son las mismas que cuando lo hacía desde la oficina, en tanto que un 15,4% reconoció que le dedica menos tiempo a la jornada laboral.

Sin embargo, a partir de este estudio también se conoció que el 42% prefiere el trabajo remoto y el 39% el presencial. El 19% remarcó, además, que nunca trabajó en formato home office.

Si bien todo tiene sus pros y sus contras, entre los aspectos que más destacan los jóvenes sobre esta modalidad son la flexibilidad (42,3%), el ahorro de costos para trasladarse al trabajo (25,5%), la posibilidad de compartir más tiempo con las personas que viven en el hogar (18,3%) y contar con más tiempo libre (9,6%).  

Por su parte, lo menos valorado es no contar con el espacio adecuado para trabajar (29,22%), la falta de pertenencia a la empresa donde trabajan (29%), extrañar a los compañeros (17,8%) y trabajar de más (15%).

En cuanto al primer aspecto, el 66,7% aseguró contar con todas las herramientas adecuadas para poder trabajar desde el hogar, el 19% admitió solo tener algunas cosas de las que necesita, mientras que el 14,3% directamente remarcó que no tiene las herramientas necesarias. Esto dificulta la realización de tareas y el bienestar del empleado dentro de la compañía.

Muchas empresas han optado por implementar el modelo híbrido, que contempla algunos días en la oficina y otros en casa; otras decidieron regresar a un modelo 100% presencial; y aún hay otras que no saben qué hacer. Sobre esto, los encuestados se manifestaron en 39,1% a favor del modelo híbrido. Del restante, el 36,8% quiere seguir trabajando desde casa y el 24,1% quiere un modelo presencial. 

Reuniones virtuales

Otra de las preguntas se refirió a las reuniones que, ahora, se realizan de manera virtual y permiten conecta a personas desde diversas partes del mundo. Sobre esto, el 33% sostuvo que le da lo mismo tenerlas, el 29% comentó que le gustan, el 18,5% reconoció sentirse cansado de las mismas, un 5% dijo que lo agotan y el otro 5% dejo en claro su descontento con ellas al decir que las odia.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés