El Economista - 70 años
Versión digital

dom 26 Jun

BUE 9°C
Versión digital

dom 26 Jun

BUE 9°C
El Gobierno acelera las negociaciones

FMI: una semana clave y vencimientos por US$ 731 millones

El deadline es a fines marzo y se anticipan consecuencias negativas en caso de un atraso en los vencimientos

FMI: una semana clave y vencimientos por US$ 731 millones
FMI: una semana clave y vencimientos por US$ 731 M
Agustín Maza Agustín Maza 24-01-2022
Compartir

Esta semana será clave en la negociación con el Fondo Monetario Internacional. Argentina deberá afrontar el primer vencimiento del año con el organismo por US$ 731 millones el próximo jueves 28 y todavía no está claro si se hará o no ese pago. Mientras tanto, las conversaciones casi diarias con el staff técnico continúan en busca de acercar posiciones “lo más pronto posible”.

Desde que comenzó el año, el Gobierno mostró un endurecimiento de su postura frente a las exigencias del Fondo. Así lo dejó claro el Ministro de Economía, Martín Guzmán, durante el encuentro con gobernadores en donde buscó informarlos, públicamente, del curso de las negociaciones. 

Allí, el titular del Palacio de Hacienda expuso la diferencia “medular” con el FMI: el sendero fiscal, es decir, el ritmo de ajuste en las cuentas públicas de los próximos años. En concreto, Argentina pide tiempo para no frenar la reactivación de la economía que en 2021 fue del 10% y se recuperó casi toda la caída de 2020 durante lo peor de la pandemia (9,9%).

En ese sentido se manifestó el ministro de Economía en una entrevista al diario francés Le Figaró. “La diferencia que tenemos con el FMI es la velocidad de consolidación fiscal y las combinaciones entre gastos e ingresos. No queremos penalizar la demanda cuando la economía se está recuperando”, aclaró Guzmán.

Al respecto, fuentes de la Casa Rosada dijeron ante El Economista que lo que el Fondo exige es un déficit del 1,9% en 2022, de 1,4% en 2023, de 0,7% en 2024 y el equilibrio fiscal en 2025. 

Desde Economía, ante la consulta de este diario, no confirmaron las cifras aunque dijeron que “van por ahí”, pero comentaron que el organismo quiere el equilibrio fiscal para 2024. “Consideramos 2026 como un año razonable para llegar a esa meta”, precisaron.

Cerca del deadline

La gestión del presidente Alberto Fernández comenzó con la negociación con el FMI desde que inició su Gobierno el 10 de diciembre de 2019. Desde aquel momento, fueron muchos los gestos y búsquedas de apoyo que se intentaron en el plano local e internacional.

A poco más de dos años, el tiempo se agota para una definición sobre cuál será efectivamente el acuerdo con el organismo multilateral de crédito que condicionará, por lo menos, los próximos 10 años de la política económica argentina. En ese marco, esta semana podría ser un hito de las relaciones entre ambas partes.

El jueves, el Gobierno deberá afrontar un pago por US$ 731 millones que, la semana pasada y la portavoz Gabriela Cerruti no confirmó si finalmente se realizará en el tiempo convenido. A ese vencimiento se le sumarán otros US$ 366 millones en concepto de intereses el próximo 1 de febrero.

Además, Cerruti indicó que será el Ministerio de Economía quién definirá si el desembolso se realizará o no. Sin embargo, comentó que la postura argentina es la de "pagar hasta que se llegue a un acuerdo", pese a que cada situación "se mide día a día".

Desde el Palacio de Hacienda venían manteniendo la postura de cumplir religiosamente con cada compromiso previsto con el organismo. Un gesto de “buena voluntad” para alcanzar un acuerdo. Ante la consulta de este diario, habían señalado que la intención era llegar a un entendimiento antes del vencimiento de enero, algo que ahora no parecería posible. 

El famoso “deadline” está determinado por los vencimientos que llegarán a fines de marzo, por US$ 2.824 millones. Según calcularon desde la consultora FMyA, Argentina cuenta con US$ 1.564 millones de Reservas Netas en el Banco Central y sólo US$ 625 millones de DEG: o sea un total de U$S 2.200 millones. Por lo tanto, el acuerdo debería llegar en las próximas semanas

¿Caer en atrasos?

En el mercado ya se sienten las presiones que genera la incertidumbre por el rumbo de las negociaciones con el Fondo. Este viernes, el dólar contado con liquidación (CCL) tocó los $223 y el blue los $219 como respuesta, entre otras cosas, a la falta de definiciones sobre este tema. 

“En la medida en que las noticias que se tienen respecto de las negociaciones con el FMI continúen siendo negativas, los dólares financieros seguirán convalidando dicha incertidumbre en sus precios”, aseguraron desde la consultora Ecolatina.

Actualmente, no hay muchos analistas que esperan un atraso, o “arrears” en la jerga del Fondo, en los pagos de nuestro país al organismo. De todas formas, y ante el endurecimiento de la posición del Gobierno, cabe preguntarse cuáles serían los efectos inmediatos de ese incumplimiento. En ese marco, el panorama sería, cuanto menos, preocupante.

Según destacó la consultora Econviews en su último reporte, una cesación de pagos con el FMI provocaría un grado de incertidumbre que llevaría, por ejemplo, a la brecha a niveles similares a los de octubre del 2020, cuando la diferencia entre la cotización del dólar libre y el oficial rozó el 150%

“En niveles de hoy estamos hablando de un dólar blue que sería de $260”, detallaron. Esto traería consecuencias directas negativas sobre la inflación y el poder adquisitivo de los ingresos, que llevan varios años en niveles muy bajos. Eso también generará un menor nivel de actividad para los próximos meses.

“Por su parte, las acciones locales y bonos soberanos que en algunos casos ya se encuentran en mínimos de la última década podrían recortar su valor más aún, y alcanzar caídas pronunciadas en los primeros días posterior al default”, añadió la consultora. 

Con o sin acuerdo

Salir de un “arrears” con el FMI es más complejo que sólo ponerse de acuerdo en un nuevo calendario de pago. Hasta que Argentina no cubra los vencimientos adeudados no podría ingresar en un nuevo programa, algo que implicaría utilizar los encajes del BCRA o conseguir algún préstamo bilateral.

“Este fue el caso cuando Congo o Afganistán se pusieron al día. Pero eran países que venían de guerras civiles y los montos eran insignificantes comparados con los US$ 2.800 millones que enfrenta la Argentina en marzo”, recordó Econviews.

Cabe recordar que este año vencen US$ 19.000 millones con el FMI y casi US$ 20.000 en 2023, según el calendario que acordó el gobierno de Mauricio Macri en 2018, cifras impagables en las condiciones actuales. De todas formas, refinanciar esos vencimientos no dejaría una situación cómoda en cuanto a las divisas disponibles para los próximos años, tal como explicó el ministro Guzmán a los gobernadores.

El propio FMI reconoció que el programa firmado con Argentina en 2018 fue un “fracaso”. El presidente Alberto Fernández sostiene que esa “corresponsabilidad” debería darle más tiempo a Argentina para pagar y así “no poner en peligro la recuperación”. 

En esa lógica también entran las aspiraciones de continuar en el Ejecutivo después de 2023. Aun así, las consecuencias de no acordar podrían ser incluso peores a las de un programa de ajuste con el Fondo y también pondrían en riesgo las chances del Frente de Todos. Sin duda, esta semana será clave para definir cómo continúan las relaciones con el FMI.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés