El Economista - 70 años
Versión digital

sab 25 Jun

BUE 5°C
Versión digital

sab 25 Jun

BUE 5°C
Con algunas demoras

Aeroparque opera con normalidad en el marco de la medida de fuerza de los controladores aéreos

Desde hoy rige la medida gremial que afectará a 101 vuelos de Aerolíneas Argentinas y perjudica a más de 12 mil pasajero por la reprogramación de vuelos

Aeroparque Jorge Newbery
Aeroparque Jorge Newbery -
18-02-2022
Compartir

Las operaciones aéreas se desarrollaban con normalidad esta mañana en el Aeroparque porteño Jorge Newbery, con el cumplimiento de los horarios establecidos en los cronogramas elaborados por las empresas, en el primer día de la medida de fuerza dispuesta por los trabajadores nucleados en la Asociación de Técnicos y Empleados de Protección y Seguridad a la Aeronavegación (Apetsa).

La medida gremial obligó a la reprogramación de gran parte de los vuelos de las compañías que operan en la estación aérea metropolitana, según indicaron fuentes aeroportuarias a Télam. Las demoras respecto a los horarios originales no supera las dos horas en unos pocos casos.

Aerolíneas Argentinas tuvo que reprogramar 101 partidas, lo que afectó a más de 12.000 pasajeros que ya fueron notificados a través del correo electrónico registrado en la reserva.

A su vez, Flybondi debió reprogramar 15 vuelos para sus operaciones de hoy, con una afectación de más de 2.780 pasajeros.

Otra de las aerolíneas que operan en Aeroparque, JetSmart, reprogramó 24 vuelos, en los que viajan 4.800 pasajeros.

No obstante, esta mañana los vuelos partían cumpliendo los horarios dispuestos por las compañías en esas reprogramaciones y el movimiento en la estación aérea era de "total normalidad", de acuerdo a las fuentes consultadas por Télam.

"Una demostración de que las operaciones son normales lo da el hecho que a las 11 de hoy solamente había en plataforma seis aeronaves ocupando posiciones, de las 38 disponibles, ya que todas las demás habían despegado hacia los destinos previstos", señaló la fuente.

La medida de fuerza afectó también cuatro salidas desde el aeropuerto de Ezeiza y 57 vuelos desde el interior del país.

Los controladores aéreos llevan adelante la suspensión de las autorizaciones de despegue de vuelos comerciales, carga y aviación en general en todo el territorio nacional en reclamo a "garantizar la seguridad operacional de los vuelos en todo el país", según indicaron en un comunicado.

En una conferencia ofrecida por el gremio en Aeroparque indicaron que, frente a las críticas que recibieron por parte de funcionarios del Gobierno nacional, "las acciones gremiales no afectarán los servicios durante el inicio y el fin del Carnaval para garantizar la importante fuente de ingresos para los sectores vinculados con el turismo y el descanso esperado por quienes planificaron sus viajes durante estas fechas".

Al mismo tiempo advirtieron que, de no existir una respuesta a los reclamos por parte de la Empresa Argentina de Navegación Aérea (EANA), las protestas "se intensificarán hasta que se brinde solución a las demandas".

La medida fue cuestionada desde el sector turístico porque afecta el movimiento de los pasajeros en plena temporada.

"Las medidas de fuerza anunciadas por los controladores aéreos pertenecientes a Atepsa, en medio de esta exitosa temporada de verano, no sólo perjudican a miles de pasajeros sino también a toda la industria turística que espera la llegada de más visitantes", dijo en las últimas horas el presidente de AA, Pablo Ceriani.

Las críticas a la medida gremial llegaron también de parte de Aldo Elías, vicepresidente de la Cámara Argentina de Turismo, quien -esta mañana en declaraciones a radio La Red- dijo que el paro se da "en un momento en el que la actividad turística brinda su aporte a la economía del país con esta reactivación que viene de dos años muy difíciles".

"Este escenario afecta la previsibilidad y genera un sinnúmero de contratiempos y afecta no solo al turismo recreativo sino que el 60 por ciento que viaja lo hace por cuestiones médicas o de turismo", dijo.

También, la medida de fuerza fue criticada por la presidenta de la Empresa Argentina de Navegación Aérea (EANA), Gabriela Logatto, quien cuestionó que se realice "en plena reactivación del sector aeronáutico", aunque subrayó que "la seguridad operacional está garantizada".

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés