El Economista - 70 años
Versión digital

lun 27 Jun

BUE 11°C
Versión digital

lun 27 Jun

BUE 11°C
Jean-Paul Fitoussi

"El lenguaje 'políticamente correcto' va camino a colonizar todo el lenguaje"

"Suprimir una palabra o utilizar una palabra equivocada nos priva de un concepto que pueda captar bien nuestros pensamientos y nuestras experiencias", dice el sociólogo

Jean-Paul Fitoussi
Jean-Paul Fitoussi .
13-02-2022
Compartir

Por Bernarda Llorente (Télam)

La manipulación del lenguaje -ya sea haciendo caer términos en el cajón del desuso o bien modificando su significado a través de simplificaciones extremas- apuntala un proceso de pauperización que termina por diluir la sustancia y trama del debate democrático y el valor de conceptos clave. Esa hipótesis articula el último libro del economista y sociólogo francés Jean-Paul Fitoussi "Cómo nos hablan. La neolengua en nuestra sociedad".

La obra -publicada en Francia tras el primer año de la pandemia de coronavirus- constituye una cartografía de las nuevas reglas del lenguaje que, como en aquella Neolengua-Newspeak imaginada por George Orwell en su clásico "1984", subordinan a la opinión pública a una conversación muchas veces limitante y vacía de contenido.

"La 'nueva' derecha, o más bien los partidarios de las doctrinas liberales, se han convertido en maestros en el arte de transformar las palabras en sloganes, pasando así de la información a la propaganda. En este proceso, las palabras pierden mucho de su significado. Esta es la dinámica del empobrecimiento, sello distintivo del 'Newspeak'", arriesga Fitousi en entrevista exclusiva con Télam.

Para Fitoussi el proceso es preciso y cuantificable: "No sólo las palabras están disminuyendo en número, sino que su significado se está reduciendo, limitando doblemente nuestra capacidad de pensar". Y advierte: "La izquierda y el progresismo han perdido 'propiedad' sobre los conceptos de libertad, democracia, igualdad. El lenguaje 'políticamente correcto' va en camino de colonizar todo el lenguaje".

-Télam: La Neolengua es un nuevo lenguaje que, empobrecido o alterado, vacía de sustancia el debate democrático y menoscaba el pensamiento. Es el mal de estos tiempos que describe en su último libro. ¿Se controla el pensamiento a través del lenguaje? ¿Es un fenómeno reversible o perdurable?

- JPF: En el libro de George Orwell "1984", el "Newspeak" o "Neolengua" es el lenguaje que Gran Hermano crea para reemplazar la lingüística demasiado rica y limitar el pensamiento. Una forma de alcanzar tal objetivo es empobrecer el lenguaje mismo reduciendo el diccionario. La estratagema es clara: si para decir algo faltan las palabras, no se puede decir y además ni siquiera se puede pensar. (Joseph) Goebbels, el gran comunicador, podría haber servido de modelo a Orwell. En esencia dijo: “No quiero que piensen como yo. Quiero empobrecer el lenguaje de tal manera que no puedan sino pensar como yo”. El lenguaje está controlando el pensamiento porque habilita el pensamiento. Suprimir una palabra o utilizar una palabra equivocada nos priva de un concepto que pueda captar bien nuestros pensamientos y nuestras experiencias. Los conceptos, a su vez, impulsan la política. El concepto equivocado puede tener un impacto profundamente negativo en la vida de las personas. En el principio era el verbo dice el Evangelio según San Juan. ¿Es reversible esta evolución? Puede que sí, pero será larga y dolorosa. El lenguaje 'políticamente correcto' va en camino de colonizar todo el lenguaje. Fíjense en lo fácil que ha sido suprimir del diccionario "Newspeak" todas las palabras asociadas a la teoría keynesiana.

-T: La "nueva" derecha no solo imprime ideas como slogans, sino también se apropia y distorsiona términos del progresismo tales como "cambio", "libertad", "democracia" o "igualdad", entre otros. ¿Qué ocurrió para que la izquierda y el progresismo perdieran la 'titularidad' y significado de estos conceptos? ¿A qué se debe el fenómeno?

-JPF: La 'nueva' derecha, o más bien los partidarios de las doctrinas liberales, se han convertido en maestros en el arte de transformar las palabras en sloganes, pasando así de la información a la propaganda. En este proceso, las palabras pierden mucho de su significado. Esta es la dinámica del empobrecimiento, sello distintivo del "Newspeak": no sólo las palabras están disminuyendo en número, sino que su significado se está reduciendo, limitando doblemente nuestra capacidad de pensar. La izquierda y el progresismo han perdido "propiedad" sobre estos conceptos - libertad, democracia, igualdad, etceétera- porque dirigían las mismas políticas que la derecha, creyendo que la economía de mercado pura era la más eficiente. Por la misma razón también anunciaron la muerte de Keynes. De hecho, el "Newspeak" se convirtió progresivamente en el lenguaje de la izquierda. Pero eso no debería sorprendernos: el objetivo del "Newspeak" es limitar el pensamiento hasta que converja hacia un "pensée unique" (pensamiento único).

-T: Usted describe otras palabras que la crisis financiera de 2008 desenterró efímeramente: keynesianismo, demanda, política de expansión monetaria, "presupuestario", para luego volver a convertirlas en tabú o en "Neolengua". ¿El actual escenario en el que se entrelazan pandemia y pospandemia, debería retomar estos conceptos para imaginar un mundo distinto?

-JPF: Obviamente deberían hacerlo ya que esto permitiría un diccionario más rico y una pluralidad de doctrinas y teorías que darían la oportunidad al legislador de elegir mejores políticas. Pero, entonces, ¿por qué este cambio no ocurrió después de la crisis financiera? En Europa los gobiernos se precipitan a volver al mundo de antes. Incluso diseñaron nuevas reglas para conseguir políticas fiscales más austeras. Todo sucedió como si el cerebro lavado por el nuevo lenguaje, no les permitiera vislumbrar una política diferente. Otra hipótesis es que han perdido la tecnología de las políticas fiscales activas, por lo que no les queda más remedio que continuar con la política que el "Newspeak" ha clasificado en primer lugar y que ellos saben cómo operar. Un proceso similar puede caracterizar el mundo de la pospandemia y ya está aumentando la preocupación por la importancia de la deuda, pero no la del estado del sistema de salud.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés