El Economista - 70 años
Versión digital

mar 25 Jun

BUE 10°C

Más volumen de negocios para la soja 2016/17

31 octubre de 2016

En un mercado que venía signado por valores poco atractivos y un bajo ritmo en la comercialización tras las inundaciones de otoño, que provocaron pérdidas de calidad, la nueva campaña de soja llega con oportunidades interesantes para el productor en materia de negocios. Las señales son claras: según la Bolsa de Comercio de Rosario, a la fecha el sector industrial y exportador ya compraron tres millones de toneladas del ciclo 2016/17, lo que constituye el mayor volumen negociado con tanta anticipación en los últimos cuatro años.

La oferta, sin dudas, alcanzará para satisfacer la creciente demanda, ya que de un total de 55,3 millones de toneladas producidas durante la campaña 2015/16, al momento se vendieron 39 millones de toneladas ?un récord en exportaciones a cuatro meses de cerrar la campaña comercial?. Si a eso se suma el stock inicial y si el crushing total del ciclo no supera las 42 millones de toneladas, restarían entre 7,8 y 8 millones de toneladas como carry in para 2016/17. “Así las cosas, incluso si se cumple la reducción del 3% sobre el área sembrada que se viene estimando, la oferta total será (bajo condiciones normales de rindes) lo suficientemente holgada como para satisfacer las necesidades de la demanda”, explicó la BCR.

Buena semana en Rosario

Las cotizaciones en el plano local revelaron el fuerte interés por la oleaginosa. La semana pasada, subieron cinco dólares en relación a los cinco días previos, por lo que el valor tocó los US$ 260 por tonelada, una cifra equivalente a $ 4.420 al tipo de cambio negociado en Rofex para el momento de la cosecha.

En tanto, en Chicago los aceites y las ventas externas impulsaron los precios, lo cual dejó en la semana una ganancia de US$ 6 para los primeros vencimientos a pesar de una toma de ganancias que se registró el pasado viernes. “El hecho de que pese a la previsión de una cosecha récord en Estados Unidos sus precios tocasen su máximo en tres meses en pleno comienzo de la trilla, configura un escenario optimista para el cultivo”, señaló la entidad rosarina, en referencia al informe del USDA, que reportó exportaciones semanales por 2,05 millones de toneladas. De todas maneras, comienzan a surgir algunas luces de alarma en relación a la sostenibilidad de la comercialización en el mediano plazo.

A vender

Frente a este panorama, los especialistas recomendaron comenzar a vender la producción futura, siempre y cuando los precios aseguren una “rentabilidad objetivo”. La consultora Zeni, en ese sentido, sugirió “construir los relojes en las empresas agrícolas”, en referencia a dejar en claro cuáles son los valores necesarios para obtener la rentabilidad necesaria al encarar la campaña y, “cuando la cotización en el mercado permita alcanzarla, actuar, tanto vendiendo como cubriendo”.

Zeni se basó en el precio del contrato de trigo de enero, que se negoció en el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba) a US$ 173 por tonelada en junio y pasó a US$ 152 por tonelada en la actualidad, lo que se tradujo en una contracción de US$ 21. “En ese momento y a ese precio, presupuestando 5.000 kilogramos por hectárea de rendimiento se podía obtener un resultado, antes de impuestos y en campo arrendado, de US$ 70 por hectárea, sin contar el potencial resultado de la soja de segunda. Sumando este último, con 1.000 kilogramos por hectárea de rendimiento sobre la soja sembrada luego del trigo se podía aspirar a algo más de 20% de rentabilidad. Hoy en día, habiendo bajado el precio en cuestión a US$ 152 por tonelada, el resultado del trigo 2016/17, con el mismo rendimiento descrito anteriormente, arroja un resultado negativo de US$ 28 por hectárea”, explicó la consultora.

últimas noticias

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés