El Economista - 70 años
Versión digital

vie 24 May

BUE 7°C

La semana pasada cayó 42% la liquidación de agrodólares

De todos modos, en lo que va del año el ingreso de divisas superó 13% a igual período de 2015.

23 agosto de 2016

Un informe elaborado por la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC) señaló que durante la semana del dieciséis al diecinueve de agosto ingresaron US$ 396.620.650 en concepto de venta de granos y derivados procesados, lo que representa una baja del orden del 42% frente a los US$ 683.607.604 correspondientes a los cinco días previos.

El número es bajo si se considera que la cifra anterior resultó 17,2% más alta en la comparación intersemanal y 83,9% en la interanual. De todas maneras, es importante recordar que el feriado del quince de agosto significó un día menos de facturación, el cual se tradujo en promedio en una pérdida de US$ 99.000.000, en un contexto de finalización de la cosecha de soja 2015/16 ? que culminó con 56 millones de toneladas ? y de una leve caída de los precios internacionales de la oleaginosa frente al récord de mayo y junio, cuando los valores superaron a los de 2014.

En cuanto a los ingresos acumulados en lo que va del año, el monto asciende a US$ 16.204.744.329 y resultó 13,9% superior a los US$ 14.580.255.526 de igual período de 2015. En ese sentido, CIARA y CEC, entidades que representan un tercio de las ventas externas, resaltaron que “la mayor parte del ingreso de divisas en este sector se produce con bastante antelación a la exportación, anticipación que ronda los treinta días en el caso de los granos y alcanza hasta los noventa días en el sector de aceites y harinas proteicas”.

El efecto de las lluvias

Según la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, hasta fines de julio descendieron 13,2% las compras de los cultivos de soja, maíz, trigo, girasol, cebada cervecera y sorgo pertenecientes a la campaña 2015/16 con respecto a la anterior en el mismo momento del año, ya que esta vez el total despachado fue de 59,5 millones de toneladas, mientras que en 2014/15 se llegó a las 68,6 millones de toneladas. El motivo tiene que ver con las intensas lluvias, que provocaron una de las inundaciones más significativas de la historia durante el primer semestre y anularon el efecto de la rebaja de las retenciones y la eliminación de las ROEs, medidas con las que el Gobierno Nacional apostaba a un fuerte incremento en los envíos que no pudo concretarse del todo, principalmente porque a principios de 2016 también se dio una demora en la liquidación por parte de los productores a la espera de las modificaciones macroeconómicas y la salida del cepo al dólar. “Hasta julio veníamos observando un retraso de cosecha muy importante que se tenía que traducir sí o sí en la comercialización. Igualmente, en los primeros datos de agosto que recibimos, con una aceleración importante de las labores, ya vemos que las ventas van aumentando”, explicó el economista jefe de la entidad, Ramiro Costa.

En cuanto a la soja 2015/16, el informe ? que se basó en datos del Ministerio de Agroindustria ? destacó que “continúa siendo el cultivo que más fuertemente aumentó su comercialización al crecer 2,7 millones de toneladas, seguido por el maíz y el trigo con subas de 1,2 y 0,6 millones de toneladas, respectivamente”. Sin embargo, la cifra se ubicó 14,9% por debajo del volumen registrado durante el ciclo precedente, dado que totalizó 31,7 millones de toneladas.

“Estas tendencias se ven en la liquidación de divisas, que pese a la diferencias de precios en los granos de este año al anterior, se mantienen en niveles similares”, resaltó la Bolsa, al tiempo que aclaró que se esperaba “una diferencia mucho mayor frente a 2015 de no mediar factores climáticos”.

Se reacomodan los precios

En Chicago, la soja revirtió los retrocesos del viernes y abrió la semana con subas de hasta US$ 4,32 por tonelada impulsada por la creciente demanda en el mercado norteamericano. De hecho, ayer trascendieron negocios por 120.000 toneladas de la cosecha nueva, un dato que los operadores subrayaron a la par del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA), que estimó que las exportaciones le permitirán a la oleaginosa contrarrestar las bajas que ocasiona una posible cosecha récord prevista para este año en ese país. De esta manera, el grano cerró la jornada a US$ 380,39 por tonelada, un valor que si bien no se acerca a los US$ 432 de junio sí resulta efectivo para lograr dinamismo en el recinto.

últimas noticias

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés