El Economista - 70 años
Versión digital

lun 05 Dic

BUE 34°C
Versión digital

lun 05 Dic

BUE 34°C

Elevan la cosecha de trigo a 15 Mtn

30-12-2016
Compartir

La campaña de trigo dio un giro y pasó de una proyección inicial de 12,5 millones de toneladas a 15 millones. Al menos así lo relevó la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, que indicó en su último informe que el ajuste se llevó a cabo a partir de un profundo análisis del área mediante imágenes satelitales que demostraron que existe una mayor superficie implantada con el cereal para la campaña 2016/17 en la franja central del país, principalmente en los núcleos norte y sur. La expansión responde “al cambio en el esquema regulatorio que ha generado un impacto positivo sobre la intención de siembra del cereal”, destacó.

“El área sembrada durante este ciclo, estimada inicialmente en 4,3 millones de hectáreas, asciende ahora a 4,7 millones de hectáreas”, señaló la entidad, al tiempo que aclaró que dicha cifra podría sufrir modificaciones “en función de las productividades que se obtengan durante las próximas semanas en el sudeste de Buenos Aires, zona que a la fecha registra un avance de cosecha de tan solo el 20% de los lotes”. Sucede que allí las heladas tardías y el déficit hídrico agravan cada vez más el desarrollo de los cultivos, por lo que se registraron mermas en los rindes, que mostraron también índices de heterogeneidad.

Paralelamente, en el norte de La Pampa y oeste bonaerense, la cosecha está próxima a finalizar, dado que resta recolectar apenas el 10%. En este caso, hubo buenos rendimientos, sobre todo en las zonas en las que las lluvias no resultaron excesivas, como Trenque Lauquen, 9 de Julio y General Pinto.

Así las cosas, con esta nueva estimación para el ciclo actual, la Bolsa observó un progreso nacional de cosecha que alcanzó el 85,2% de la superficie apta, con un rendimiento medio que ascendió a 33,6 quintales por hectárea. En números absolutos, se incorporaron a la trilla cerca de 3,8 millones de hectáreas que permitieron acumular un volumen parcial superior a las 12,6 millones de toneladas.

La zona núcleo avanza

Después de las intensas precipitaciones de la semana pasada, la región núcleo se recuperó con rapidez, excepto en el norte bonaerense, donde localidades como Pergamino superaron los 250 milímetros. Pese a las rutas cortadas, los caminos rurales intransitables, los lotes anegados y el arrastre de cobertura, los suelos se secaron y el agua drenó con velocidad, de acuerdo a datos de la Bolsa de Comercio de Rosario.

De todos modos, el cultivo que más beneficiado se vio por los excesos hídricos fue el maíz. “Cuando se creía que la campaña maicera se encaminaba hacia una caída segura por la falta de agua en el momento más critico del grano, las lluvias llegaron en forma masiva. La situación viró ciento ochenta grados y en tan sólo cuarenta y ocho horas pasó de perder potencial por estrés térmico a la posibilidad de perder superficie productiva por los anegamientos”, expresó la entidad rosarina. “El agua sirvió para revivir al cereal, que ya se encontraba perdiendo hojas del tercio inferior y con severos problemas de polinización. Las últimas precipitaciones fueron esenciales para transitar, de ahora en más, el llenado de los granos sin limitantes hídricas”, agregó.

En cuanto a los lotes más complicados, hizo hincapié en las sojas de segunda. “Son los más vulnerables”, dijo, y aseguró que “es necesario que no vuelva a llover para que la situación se regularice y las pérdidas sean las menores posibles. De cualquier forma, todos los técnicos del área coinciden en que esta tormenta provocó un cambio radical en la condición de los cultivos respecto de lo que se observaba hasta hace una semana”.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés