Comercio exterior de servicios

Menos exportaciones y más déficit

28 de mayo, 2014

Comercio exterior de servicios

(Columna de Gabriel R. Molteni, economista jefe de la Cámara Argentina de Comercio -CAC- y Martin Mattiazzi, analista económico de la CAC)

De acuerdo a los datos de balanza de pagos publicados por el Indec recientemente para el último trimestre de 2013, se puede destacar que las exportaciones de servicios han caído en los últimos dos años –como no se observaba desde las bajas de 2001 y 2002– y el tradicional déficit de la balanza de servicios ha alcanzado un récord –superior al promedio de la década del noventa–. El comercio exterior de servicios de la Argentina totalizó en el año pasado US$ 33.933 millones, lo que significó un incremento interanual de apenas 1,05%. Este crecimiento fue casi 6 puntos porcentuales inferior al avance promedio anual del período 1992– 2012, que había sido 7,1%. La desaceleración puede verse aún más claramente si se considera que en la última década el comercio de servicios creció a una tasa promedio de 12,3% anual.

El alza registrada en 2013 estuvo explicada por el avance de las importaciones, parcialmente compensada por la retracción que registraron las exportaciones. Nuestras compras de servicios sumaron US$ 19.518 millones en 2013, lo que implicó un avance interanual de 5,7% respecto a 2012 y de 9,3% en relación a 2011. Por su parte, las exportaciones totalizaron US$ 14.415 millones, 4,6% menos que en 2012 y 7,7% menos que en relación a 2011, lo que implicó un acumulado de dos años consecutivos de caídas.

Saldo en rojo

Como resultado, el saldo de nuestra balanza de servicios, que tradicionalmente ha sido deficitario, pasó de un déficit de US$ 3.366 millones en 2012 a uno de US$ 5.103 millones –es decir, un incremento de 51,62%–. Cabe destacar que este déficit se encuentra por encima del promedio de la década del ’90, que fue de US$ 3.698 millones según el Indec, y es casi el triple del déficit promedio de la última década, que fue de US$ 1.778 millones.

Menor participación

Con respecto a la importancia que tienen los servicios en el comercio exterior total de la Argentina, dado que en 2013 el comercio de bienes subió 5,1%, la participación de los servicios bajó de 18,6% a 18,1%. Si bien esta participación se ha mantenido relativamente estable a lo largo de los últimos veinte años, todavía se encuentra por debajo del 24,7% registrado en 1993.

Por rubros

Al analizar la composición de las exportaciones en el año pasado, se puede destacar que más de la mitad de las mismas (52,1%) se clasifican en el rubro ‘otros servicios’. Dentro de éste se destacan los servicios empresariales, profesionales y técnicos (dentro de los que se incluyen los honorarios por servicios jurídicos, contables, de ingeniería, de investigación, entre otros, prestados por residentes a no residentes), con 64,2% del total de la categoría, seguida por servicios de informática y comunicación, con 21,5%. El resto de las exportaciones lo explican ‘viajes’ (bienes y servicios que no residentes adquieren dentro de nuestro país, durante su estancia por períodos menores a un año) y ‘transporte’ (incluyendo fletes, pasajes y otros) que representan el 30,6% y 17,3% del total, respectivamente.

Por el lado de las importaciones de servicios ocurrió algo parecido, ya que ‘otros servicios’ explicaron el 44,4% del total. Pero además de servicios empresariales y servicios de informática, el rubro ‘regalías’ explicó casi el 28% de esta categoría, y los rubros ‘viajes’ y ‘transporte’ representaron el 29,4% y 26,2% del total importado, respectivamente. En el último año, la única categoría de exportaciones que creció fue ‘transporte’ –6,3%, aunque dado el incremento mayor de las importaciones, el saldo fue un déficit de US$ 2.621 millones, levemente superior a los US$ 2.377 millones del 2012–. Las exportaciones de la categoría ‘viajes’ cayeron 9,7%, y el saldo de esta balanza fue negativo en US$ 1.323 millones de dólares, por encima del déficit de US$ 1.018 millones en 2012. Con respecto a la categoría ‘otros servicios’, sus exportaciones también cayeron (4,6%), pasando de un superávit de US$ 29 millones a un déficit de US$ 1.160 millones el año pasado.

Ranking global

Finalmente, la comparación internacional muestra que la Argentina ocupó el puesto número 43 en el ranking de países exportadores de servicios (debajo de Egipto y por encima de Rumania) y el número 38ro. en el de importadores (debajo de República Checa y por encima de Israel). Por otra parte, la participación de nuestro país en el comercio global de servicios alcanzó en 2013 el 0,38% del total –descendiendo del máximo de 0,40% alcanzado en 2011– y todavía por debajo del récord de 0,52% de 1998.

Las causas

Al analizar las causas de esta performance se puede mencionar, en primer lugar, el impacto que tuvo la apreciación real del peso durante el año pasado, como consecuencia de una evolución del tipo de cambio oficial por debajo de la tasa de inflación, lo que confirmó la tendencia de los últimos años a la pérdida de competitividad en algunos sectores intensivos en mano de obra –como los call centers y algunos sectores de consultoría–. Asimismo, y por el motivo antes mencionado, también cayeron las exportaciones de turismo o, dicho de otro modo, la adquisición de bienes o servicios de no residentes en nuestro país. Por otra parte, considerando que existen servicios de los cuales nuestro país no puede prescindir –como transporte, regalías y otros servicios empresariales de informática, comunicación y seguros–, además del gasto de turismo de residentes en el extranjero, la perspectiva para este año no es alentadora con respecto a la evolución de la balanza comercial, más teniendo en cuenta que el impacto en el tipo de cambio real de la devaluación del mes de enero ha sido erosionado parcialmente por la suba de precios en los últimos meses.