El Economista - 73 años
Versión digital

jue 18 Jul

BUE 14°C

¿Qué hará Larreta con los pedidos de Macri?

Oscar Muiño 19 noviembre de 2019

Por Oscar Muiño

El 10 de diciembre quedarán disponibles los altos cargos del Gobierno Nacional. Prácticamente todos habían sido convocados por Mauricio Macri. Algunos, desde los días de su gestión en la CABA. Otros, después de su victoria en 2015. Unos querrán volver a la actividad privada; quienes aspiran a seguir en política no consideran abandonarla. Sin contar que a varios les resultará difícil reinventarse fuera del Estado. O lo descubrirán al poco tiempo.

El poder encandila y suele hipnotizar a muchos, convencidos que la victoria es eterna. El PRO se consideraba ?lo repetía hasta el cansancio Marcos Peña? un partido destinado a romper el sistema político y convertirse en el nuevo Hegemón. La derrota no estaba en sus cálculos. Por tanto, no se analizaban las diversas consecuencias de la pérdida del poder. No es este, por cierto, un defecto exclusivo del PRO. En general, los políticos y partidos más antiguos lo han aprendido en el propio pellejo, cuando ya era tarde para armar opciones.

Los amigos de Larreta confían que mantendrá un equipo de mucha fidelidad, además de cesiones a sectores internos.

Como es inevitable, los que quieran seguir en la actividad política o necesiten ingresos estatales, habrán de reclamarlo a su jefe. En este caso, el presidente saliente. Pero Macri ya no tendrá cargos disponibles. Deberá solicitarlo en el Congreso, la Legislatura local, algún municipio y, sobre todo, la inmensa estructura del gobierno de la CABA. Es decir, a Horacio Rodríguez Larreta, el sobreviviente con mayor Presupuesto de todo el PRO.

¿Por quienes pedirá Macri? ¿Para qué lugares? ¿Qué hará Larreta? Es previsible que cargos menores ?asesorías o directorios sin demasiado poder político ni recursos? serán satisfechos en buena medida. La pregunta se concentra en si Larreta entregará espacios del alto funcionariado a personas ajenas a la parte personal de su proyecto.

Los hombres de Mauricio, por su parte, ansían que la CABA continúe detrás del liderazgo del actual Presidente

Sus amigos ?los del jefe de Gobierno? confían que mantendrá un equipo de gran fidelidad, además de cesiones a sectores internos con los que ya ha pactado antes de los comicios (el Comité Capital de la UCR y el sector que dirige Daniel Angelici).

Los hombres de Mauricio, en cambio, ansían que la CABA continúe detrás del liderazgo del futuro expresidente y, por tanto, ceda los espacios pedidos. La lucha por el poder no es un combate singular sino una indefinida sucesión de pasos de minué combinados, a veces, por algún bailoteo de box. Hasta que llega el momento de usar los guantes. Falta poco, muy poco, para ver cómo comienza la disputa por el liderazgo en el PRO, el radicalismo y Juntos por Cambio.

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés