El Economista - 73 años
Versión digital

mie 24 Jul

BUE 13°C
No acepta ruptura

Lo peor es que no pase nada en el FdT

Seguir así tampoco es viable porque hay una situación de tensión permanente que hace aún más difícil la tarea de gobernar

La ruptura formal no se va a producir porque ningún sector querrá aparecer como responsable de esa situación.
La ruptura formal no se va a producir porque ningún sector querrá aparecer como responsable de esa situación.
Augusto Milano 08 abril de 2022

El Frente de Todos está formalmente unido, pero políticamente fracturado.

La ruptura formal no se va a producir porque ningún sector querrá aparecer como responsable de esa situación que allanaría el retorno al poder de la oposición. Se sabe que coalición que se divide, coalición que pierde.

El problema es que, seguir juntos en estas condiciones, tampoco es viable porque hay una situación de tensión permanente que hace aún más difícil la tarea de gobernar en un contexto de restricciones económicas.  

Hay una situación de empate interno que puede ser paralizante para la gestión porque se observan las diferencias dentro de algunos ministerios como en Economía y Desarrollo Productivo. Por otra parte, el kirchnerismo no tiene fuerza para desplazar a los ministros que no le gustan, pero el Presidente tampoco parece dispuesto a forzar la renuncia de los funcionarios que se opusieron a una medida central de su gobierno como fue el acuerdo con el FMI.    

Las diferencias políticas de fondo no se resuelven y  por lo tanto todo queda circunscripto a temas menores como las fotos que se saca el Presidente con dirigentes sindicales, los libros que le regala la vicepresidenta por su cumpleaños o las reuniones que mantiene Máximo.

Como la posibilidad de lograr un acuerdo sobre cuestiones esenciales parece remota en este momento, sería positivo que las diferencias se hagan explícitas y a partir de allí se defina un esquema para resolverlas.  

Por ejemplo, podría tomarse la propuesta de Alberto Fernández de elegir a los candidatos del Frente de Todos en 2023 mediante primarias.

No es habitual que haya desafíos abiertos por las candidaturas a presidentes y gobernadores en ejercicio, pero peor es seguir con un esquema en que toda la vida política del país está pendiente de cuestiones menores sin que lo esencial se defina.

Pero también puede haber otras alternativas que cumplan con la premisa de hacer más explícitas las diferencias, en las que cada sector exponga sus puntos de vista,  porque eso  ayudaría más a la gestión de gobierno que continuar con un esquema de confrontación constante dentro de un espacio supuestamente común.    
 

LEÉ TAMBIÉN


Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés