Para llegar a un acuerdo

Alberto Fernández convocará a la oposición después de las elecciones

Incluirá a empresarios y sindicalistas a la convocatoría para un acuerdo que definirá los próximos dos añosde Gobierno

Alberto Fernández.
12-11-2021
Compartir

El presidente Alberto Fernández analiza convocar a la oposición, a empresarios y a sindicatos a partir del lunes para llegar a un acuerdo ante la probable derrota del oficialismo en las elecciones generales y de cara a la complejidad de las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI). 

También prepara un paquete de leyes, que evalúa enviar al Congreso la semana que viene, pero no lo haría antes de acordar con la oposición. Busca así tomar la iniciativa del comienzo de un diálogo apenas después de los comicios para empezar a abarcar los temas que necesitan consenso. El objetivo con esta maniobra es que la discusión se limite al Parlamento y saltar así la confrontación entre partidos políticos. 

Uno de los que propicia mostrar acción es justamente Sergio Massa que impulsa la idea de llevar al Congreso un acuerdo de 10 puntos. En declaraciones públicas el presidente de la Cámara de Diputados señaló que “el 15 de noviembre vamos a convocar a un acuerdo por la Argentina para el 2022", y señaló que "la oposición tiene que estar sentada en esa mesa, no pueden seguir esquivando la responsabilidad de asumir sus obligaciones, sobre todo en temas como la deuda". 

Sin embargo, los dirigentes de Juntos por el Cambio dudan de que el llamado al dialogo sea genuino. Horacio Rodríguez Larreta ya se manifestó públicamente en contra. Sus argumentos van desde miradas diferentes sobre temas como; “los derechos humanos (caso Nicaragua) al control de precios; inseguridad, entre otros”. 

Igualmente, la convocatoria también estará dirigida hacia empresarios y sindicalistas, y no solo a la oposición. En las últimas semanas dio algunos indicios en este sentido, con sendas reuniones sectoriales que tuvieron lugar en la Casa Rosada. 

La más reciente fue con la CGT y los movimientos sociales, que puede interpretarse como el primer paso hacia esta convocatoria. Ese cónclave entre los representantes del Gobierno y los gremios fue en muy buenos términos, a tal punto que, junto con las organizaciones sociales, la central obrera le manifestaron al Presidente sus ganas de movilizarse el 17 de noviembre por el Día de la Militancia. 

Además, el mandatario recibió a empresarios representantes de cuatro de las multinacionales más importantes del país en la Quinta de Olivos. Allí buscó intercambiar miradas sobre lo que vendrá de cara a las elecciones del 14 de noviembre y a las negociaciones con el FMI.  

Se trató de una cena en la residencia presidencial a la que asistieron Daniel Herrero, de Toyota; Antonio Aracre, Syngenta; Sergio Kaufman, de Accenture; y Laura Barnator, la número uno de Unilever. También participó Martín Guzmán, ministro de Economía.  

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés