El Economista - 70 años
Versión digital

jue 30 Jun

BUE 10°C
Versión digital

jue 30 Jun

BUE 10°C
Entrevista

Pampa Energía: "Buscamos satisfacer las necesidades del presente sin comprometer a las generaciones futuras"

El Economista dialogó con Viviana Camino, jefa de Medio Ambiente y Mariana Corti, Gerenta de Responsabilidad Social y la Fundación Pampa, sobre las diversas acciones de la empresa

Para Pampa Energía, obtener energía a partir de fuentes renovables es un componente clave para reducir la huella de carbono.
Para Pampa Energía, obtener energía a partir de fuentes renovables es un componente clave para reducir la huella de carbono.
Agustina Parise Agustina Parise 17-03-2022
Compartir

Pampa Energía cada vez incorpora más procesos para reducir su huella de carbono, con la producción de electricidad limpia. En 2020 el 14,6% del total de la energía neta que generó provino de fuentes renovables. 

También desarrolla programas que contribuyen a mejorar la calidad de vida de las comunidades en donde está presente. Los proyectos son diseñados e implementados en torno a 3 ejes: educación, empleo e inclusión social.

El Economista dialogó con Viviana Camino, jefa de Medio Ambiente y Mariana Corti, Gerenta de Responsabilidad Social y la Fundación Pampa, sobre las acciones que está llevando a cabo Pampa Energía en materia de sustentabilidad e inclusión.

¿Qué implica para una empresa del peso de Pampa Energía garantizar el cuidado del medio ambiente?

Viviana Camino: Somos una compañía de energía comprometida con el desarrollo y crecimiento del país. Y en ese rol, tenemos el objetivo de ser una empresa segura y ecoeficiente, que optimiza sus recursos y con un fuerte compromiso con la gestión ambiental responsable y proactiva. Por ello, nuestro compromiso es que el desarrollo de nuestros negocios sea con los más altos estándares de calidad, seguridad, medio ambiente y salud, para satisfacer las necesidades del presente sin comprometer a las generaciones futuras. Nuestras actividades son realizadas dentro de un contexto de desarrollo sostenible y cada proyecto busca utilizar en forma racional los recursos naturales, aplicando tecnologías adecuadas y económicamente viables.

¿Dónde entra allí la inclusión de energías renovables a la producción?

VC: La creciente presencia en la agenda global del tema del cambio climático hace que sea cada vez más necesario trabajar en la gestión de emisiones atmosféricas y energía para ampliar la diversificación de la matriz de generación de energía. En 2020 generamos 2.404 GWh de electricidad limpia a partir de nuestros parques eólicos y nuestras centrales hidroeléctricas. De este modo, el 14,6% del total de la energía neta generada por Pampa proviene de fuentes renovables. La posibilidad de obtener energía a partir de fuentes renovables es un componente clave para reducir la huella de carbono de cualquier actividad industrial a nivel global y en nuestro plan 2030 seguimos apostando al desarrollo de proyectos limpios con el objetivo de disminuir la intensidad de las emisiones.

En 2022 la empresa emitió bonos verdes por primera vez. ¿Qué significó este hito para la empresa y su compromiso con el medio ambiente?

VC: Este primer bono verde por $3.107 millones está destinado a financiar nuevas inversiones en energía renovable, lo que refleja el compromiso por invertir en proyectos con impacto positivo para el medioambiente. Además, el bono integra el Panel de Bonos Sociales, Verdes y Sustentables de BYMA, producto que promueve las condiciones para que el Mercado de Capitales argentino sea cada vez más sostenible. 

¿Qué objetivos y desafíos tiene la empresa para este año desde el punto de vista medio ambiental?

VC: Este año seguiremos afianzado y difundiendo los Principios del Ambiente Pampa, mediante los cuales contribuimos a los ODS 4, 6, 7, 8, 9, 12, 13 y 17, haciendo así nuestro aporte a las metas de la agenda global 2030. También, con el propósito de poner foco en el desempeño energético de nuestras operaciones, seguiremos avanzando en la implementación y certificación de la norma ISO 50001 en el negocio de Generación y el edificio corporativo, y continuaremos con los análisis para la implementación de esa norma en los otros negocios. En referencia a la gestión de proyectos, en el negocio de generación eléctrica, buscamos seguir creciendo de manera sustentable, apuntando a desarrollar proyectos con la máxima eficiencia a través de energía renovable (nuevos parques eólicos) y unidades térmicas de alta productividad (cierre de ciclo). En cuanto al negocio de gas, creemos que el gas es un medio sustentable para el desarrollo energético del país, que desplaza la utilización de combustibles líquidos con alta huella de carbono y es más amigable con el medio ambiente. Dentro del marco del programa Plan Gas.Ar, desde comienzos de 2021, invertiremos más de US$ 800 millones durante los próximos cuatro años.

Por otro lado, el trabajo de la Fundación Pampa hace un gran hincapié sobre la educación y la inclusión social. ¿Por qué tomar ese enfoque con la comunidad y cuál es la importancia de mantener una relación con la comunidad para la empresa?

Mariana Corti: Los programas y acciones de inversión social que llevamos adelante junto con la Fundación están enmarcados en un modelo estratégico de relación con nuestros públicos de interés. Desarrollamos programas que contribuyan a mejorar la calidad de vida de las personas y a fortalecer las capacidades de las instituciones pertenecientes a las comunidades en donde estamos presentes. Los focos de actuación que priorizamos apuntan a poder acompañar a la comunidad de una forma ordenada, estableciendo objetivos y modalidades de intervención claras, medibles y evaluables. Priorizamos el trabajo en educación y en la formación para la inserción laboral porque entendemos que son ejes clave para el desarrollo de las personas. Creemos que mantener un vínculo y diálogo fluido con la comunidad tiene múltiples beneficios. La interacción con diferentes actores de la comunidad nos permite identificar grupos de interés y de oportunidades de acción sobre temáticas sociales y ambientales, contribuyendo a la construcción de credibilidad, confianza y aceptación de las comunidades de las que somos parte. 

La empresa es una de las 265 que participarán desde este año en las prácticas laborales en ámbitos laborales que harán chicos de la ciudad de Buenos Aires que cursan su último año en el secundario. ¿Cuáles son las expectativas de la empresa respecto a este convenio? ¿Cuál es la importancia de incluir la formación educativa de jóvenes al día a día de Pampa Energía?

MC: Entre 2017 y 2021 abrimos nuestras puertas a 1.180 estudiantes que estaban próximos a recibirse de la secundaria en las 5 provincias en las que Pampa tiene a sus principales activos. En 2021, nos reunimos con el Ministerio de Educación de CABA y cuando nos contaron del lanzamiento de las prácticas laborales para estudiantes, nos pareció que sería muy bueno sumarnos y ampliar el alcance del programa, al incluir a la sede administrativa de la compañía, el Edificio Pampa. Actualmente estamos trabajando en el rediseño de ese programa y armando nuevas alternativas con el objetivo de alcanzar a 80 estudiantes en CABA y a más de 500 en todo el país en 2022.  Creemos que el programa de prácticas para estudiantes secundarios brinda la oportunidad de poner en juego lo aprehendido en la escuela y adquirir nuevos conocimientos en un ámbito laboral. El objetivo es que, a lo largo de la práctica, cada estudiante pueda atravesar la experiencia con aprendizajes que enriquezcan su perfil profesional y estimulen la adquisición de habilidades esenciales para la futura empleabilidad. En ese vínculo con la empresa, nuestra experiencia demuestra que más del 75% de los estudiantes pueden definir o reafirmar qué quieren para su futuro, gracias a la realización de la práctica. Internamente, el beneficio también es grande, ya que la mayoría de los voluntarios que acompañan a los estudiantes que realizaron las prácticas califican de forma positiva la experiencia y destacan el valor de transmitir sus conocimientos a otros. Si bien realizar el programa implica un esfuerzo grande por parte de la empresa, ya que se invierten recursos económicos y tiempo de los empleados voluntarios que se suman para compartir sus conocimientos y experiencias con los y las practicantes, estamos convencidos de que las empresas pueden jugar un rol importante para facilitar la transición entre la escuela y la definición del perfil profesional que debe atravesar cada estudiante. 

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés