El Economista - 70 años
Versión digital

lun 26 Sep

BUE 17°C
Versión digital

lun 26 Sep

BUE 17°C
Brainstorming

Lluvia de ideas: aplicaciones en el trabajo

El brainstorming es una técnica que se utiliza desde hace varias décadas y que tiene múltiples funcionalidades. Conoce aquí cómo se puede aplicar laboralmente.

La lluvia de ideas es un potente motor de la innovación en las empresas.
La lluvia de ideas es un potente motor de la innovación en las empresas. Pexels
10-08-2022
Compartir

Muchas soluciones en una empresa han salido de una lluvia de ideas, herramienta creativa por excelencia, perfecta cuando se busca innovar o resolver un problema. Un mapa mental es uno de los métodos más tradicionales para desarrollarlo, pero también uno de los más efectivos. Aquí se pone el problema al medio y alrededor todas las opciones que se brindan en dicha reunión.

A pesar de que hacer un brainstorming, término con el que se le conoce en inglés, puede sonar bastante simple y se puede creer que solamente se trata de juntar a un grupo de personas para brindar ideas, es mucho más que eso. Hay diferentes metodologías que cuentan con características propias. 

¿Para qué sirve una lluvia de ideas?

Uno de los puntos más importantes es justamente determinar cuál es el problema que se intenta resolver o cuál es la mejora de procesos que se busca. Ese es el primer paso, uno fundamental para seguir avanzando. A pesar de que la lluvia de ideas es mencionada como una técnica no estructurada para grupos de trabajo, lo cierto es que igual tiene un orden.

Creada por el publicista Alex Osbourne, la idea es tener un ambiente relajado donde se puedan brindar puntos de vista con libertad y que surjan de manera espontánea. Esto significa que no se hará un análisis luego de cada una de las ideas, sino al final del ejercicio y probablemente solamente por los responsables de la reunión. Se busca colaborar para un fin común, que es justamente encontrar una solución. Por ello es recomendable no hacer críticas.

Con tener tres o cuatro ideas que puedan servir, ya se puede considerar que la lluvia de ideas ha sido un éxito. Además, la idea es que sea un ambiente relajado y donde las jerarquías finalmente no pesen. Es decir, la opinión de un gerente o jefe de área va a tener un espacio en la pizarra igual que la del analista junior, que podría justamente brindar la solución que se estaba buscando.

En la actualidad hay herramientas online donde esta lluvia de ideas se puede llevar con naturalidad. Se pueden poner stickers o post it de colores para saber de qué tema trata, palabras claves para desarrollar en un mapa mental, donde las opciones de solución aparecen como ramificaciones que luego se pueden clasificar.

Lo cierto es que para la lluvia de ideas debe cumplir con algunos requisitos:

  • Se necesita un moderador que brinde fluidez a la reunión, así todos pueden participar y la conversación se mantiene dinámica y sin momentos de silencio.
  • El objetivo está definido desde antes del brainstorming. Puede ser una pregunta que debe ser respondida, un proceso que debe ser mejorado porque toma mucho tiempo o es ineficiente y hasta la creación de un nuevo producto dentro de una empresa. 
  • Debe tener un tiempo límite. Si la reunión está fijada en media hora, los participantes sabrán que deberán comentar sus ideas dentro de ese plazo. Así también se trata de optimizar el horario de todos. Además, la idea es no tener más de 10 personas por sesión, ya que esto puede hacer que se alargue mucho tiempo o sea desordenada. 
  • No se debe criticar, ya que la idea es que todos sepan que las ideas serán bienvenidas. La etapa de revisión será al final o posterior a la reunión.

¿Cuándo aplicar una lluvia de ideas en el trabajo?

Digamos que usted trabaja en una agencia publicitaria y un nuevo cliente, que es una marca de celulares, espera una propuesta de campaña. El equipo creativo tendrá una reunión de lluvia de ideas, donde se pensará en cómo presentar este nuevo producto en el mercado. Primero se podría revisar internamente cuáles son las mejores características o los diferenciales de este dispositivo.

Luego de ello se puede tener esta reunión para pensar en la campaña. Si tiene colores llamativos como el rojo en su carcasa y uno de sus puntos fuertes es la velocidad, entonces se puede pensar en una imagen de una partida de una carrera donde este celular ya esté corriendo y el resto detrás. O si es que su plus es su mejor conectividad, demostrarlo mediante ejemplos creativos como estar en una cueva o en un lugar remoto.

Sin embargo, una lluvia de ideas puede ser utilizada en muchos aspectos laborales y algunos más estructurados. Por ejemplo, en una aplicación de delivery de comida los clientes han apuntado como feedback que hay demasiados pasos por seguir para finalmente lograr hacer un pedido. Para ello, el equipo que creó la aplicación se reunirá y verá cuáles son las posibles soluciones a las que pueden llegar.

Si es que se puede quitar uno o dos pasos, reemplazar alguno de ellos por un diseño más amigable u otras alternativas. Las aplicaciones están constantemente actualizándose para ser más intuitivas y más fáciles para las personas. Este tipo de mejoras también se busca dentro de una empresa. Por ejemplo, si es que se ve al personal llegando unos minutos más tarde de la hora de entrada y luego de conversar con ellos, se puede tener algunas ideas para solucionarlo.

Si es posible, pueden hacer trabajo híbrido: algunos días en la empresa y otros en la casa, con lo que ahorran gasolina o pasaje y el tiempo que les toma ir y venir. Brindar como beneficio vales de gasolina para los que deben ir de manera obligatoria o también contratar un bus que pase por una ruta establecida en un horario y pueda recoger al personal, cuestión que siempre llegan a tiempo.

Ahora que sabes todos los problemas que puede resolver una lluvia de ideas, es solo cuestión de que lo apliques. Eso sí, recuerda todos los consejos y requisitos para que tenga el éxito esperado. 

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés