283.000 millones de euros

El mercado de lujo resurgió en 2021 (y seguirá creciendo)

Según el Estudio de Bain & Company publicado en Milán junto a la Fondazione Altagamma

el mercado de lujo crecerá sostenidamente un 6% anual al 2025
22-12-2021
Compartir

Tras la contracción del 2020, el mercado de los bienes de lujo vuelve a posicionarse en la tabla con un crecimiento del 29%. Ya alcanzó los 283.000 millones de euros y muestra una expansión del 1% respecto al 2019.

En base a estos números, Bain & Company llevó a cabo un estudio junto a la Fondazione Altagamma, en el que proyecta que el rubro podría alcanzar los 360.000 o 380.000 millones de euros para 2025, es decir, un ritmo de crecimiento sostenido del 6% al 8% anual.

Entre los impulsores de este despegue se destaca la clientela joven -Generación Y y Generación Z-, que se espera que representen al 70% del mercado dentro de 4 años. También, aparejado a estas nuevas mentalidades, las marcas entendieron el contexto social actual y se han transformado para pasar de ser fabricantes de productos a actores impulsados por el propósito de una sociedad más sostenible, diversa e igualitaria.

Otra de las cuestiones a remarcar es el contexto internacional y la crisis del Covid-19, que generaron situaciones beneficiosas para este mercado. "Los cambios en la industria del lujo en los últimos 20 años han sido notables, y la salida de la crisis de Covid llega como un renacimiento para las marcas de lujo", analizó Alejandro Pérez de Rosso, Socio de Bain & Company en Argentina.

Contexto internacional

El fuerte del crecimiento en el 2021 se dio en el segundo y tercer trimestre. Por un lado, gracias al impulso de China, donde el mercado se duplicó en los últimos 2 años, y el sólido crecimiento de Estados Unidos, que se está expandiendo rápidamente. Así, al día de hoy, se consagra como el mayor mercado mundial del lujo, con 89.000 millones de euros: es decir, 31% del mercado mundial. En tanto, China se ubica por detrás con 60.000 millones de euros: el 21% de la torta.

Otros países que merecen ser destacados son Dubai y Arabia Saudita, que también encabezan el crecimiento. En lo que respecta a Europa, Japón y demás países de Asia, solo lograron una recuperación parcial en 2021, no pudiendo posicionarse en niveles previos a la crisis. Por tanto, se espera que Japón alcance estas cifras para el 2023 y, Europa, para 2024, con la vuelta del turismo masivo.

La sorpresa del mercado de segunda mano

Bain sostuvo que ese mercado vio un fuerte crecimiento, potenciado por el aumento de la demanda y la aparición de un escenario cada vez más competitivo. Esto le permitió alcanzar los 33.000 millones de euros este año, lo que da cuenta de un crecimiento del 65% entre el 2017 y el 2021, versus el 12% -en estos años- del de lujo de primera mano.

Las ventas online, la clave

Solo entre 2019 y 2020 las ventas online se incrementaron 50%, a lo que se sumó otro 27% entre 2020 y 2021. Por eso, con un valor de mercado que se ubica en los 62.000 millones de euros en el 2021, estas tiendas fueron claves para la recuperación y expansión del mercado y proyectan mayores ampliaciones para el mediano plazo.

Concentración de mercado, aunque no tanto

Las marcas líderes no pierden su status y hace 20 años aumentan su cuota de mercado, alcanzando el 33%, frente al 17% del 2000. También, han logrado un crecimiento en el tamaño relativo frente a otros actores por lo que, ahora, el sector es 18 veces mayor frente a la media, contra las 7 veces de hace 20 años.

Por eso, si bien las marcas tradicionales pisan fuerte, aún hay espacio para las emergentes, que representan el 2% del mercado pero cuyo crecimiento es dos veces más rápido que el mercado en general.

Las experiencias

En los mercados de lujo más amplios, los consumidores se dan el gusto de comprar productos en lugar de las experiencias. Si se observa el mercado del lujo en general, existe una divergencia entre los bienes y los bienes basados en experiencias (en particular, muebles, diseño y buena comida y vino) frente a las experiencias como los viajes y la hospitalidad. Sin embargo, la disposición a volver a las experiencias está en su punto más alto, y su recuperación depende principalmente de la normalización de los viajes.

La voz social

En la actualidad, los clientes valoran mucho más el plus que la marca ofrezca. Por ejemplo, valoran la personalización y la alineación con sus valores, la presencia de una voz fuerte en cuestiones sociales, y acción y responsabilidad reales en temas de sostenibilidad.

Por esto, de Rosso concluyó que “es probable que la crisis marque un punto de inflexión para el lujo tal y como lo conocíamos: las marcas de lujo seguirán redefiniéndose, ampliando su misión más allá de la creatividad y la excelencia para convertirse en facilitadoras del cambio social y cultural”.

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés