El Economista - 73 años
Versión digital

vie 19 Jul

BUE 9°C
Balotaje en Turquía

El reinado de Recep Tayyip Erdogan continúa

Cuando termine su nuevo mandato, habrá pasado más de 25 años en el poder.

El reinado de Recep Tayyip Erdogan continúa
28 mayo de 2023

Tal como se esperaba, este domingo Recep Tayyip Erdogan se impuso en un histórico balotaje y fue reelecto para un nuevo mandato de cinco años como presidente de Turquía.

En la primera vuelta, del pasado 14 de mayo, Erdogan se había ubicado primero con el 49,4% de los votos, quedándose en las puertas del 50,01% necesario para imponerse. Por ello, era casi un hecho que en el balotaje obtendría el 0,61% restante que necesitaba para ser reelecto.

En este sentido, Erdogan alcanzó más del 52% de los votos, contra aproximadamente el 48% del líder de la oposición, Kemal Kilicdaroglu. Además, teniendo en cuenta que más de 60 millones de personas estaban habilitadas para votar, se registró una gran participación electoral de más del 85%.

Así, Erdogan superó su desafío político más difícil hasta el momento, lo que le permitirá seguir impulsando reformas que, para muchos, acercan a Turquía al autoritarismo. 

Más de 20 años en el poder

"Quiero dar las gracias a los ciudadanos que acudieron a las urnas y depositaron su voto. Quiero agradecer a nuestro pueblo que nos haya dado la responsabilidad de gobernar el país durante los próximos cinco años. Seremos dignos de su confianza", expresó Erdogan tras conocer los resultados. Así, cuando finalice su mandato en 2028, cumplirá 25 años en el poder.

Erdogan, quien fue alcalde de Estambul entre 1994 y 1998, se convirtió en primer ministro en 2003, cargo que ocupó hasta 2014, año en el que fue electo presidente. 

Hasta esa fecha, el cargo de presidente duraba siete años, no era reelegible y tenía pocas competencias ejecutivas. Por ello, el propio Erdogan impulsó una reforma en 2017 que eliminó la figura del primer ministro, dio al presidente el control del gobierno y estableció que este podía ser elegido por dos mandatos de cinco años cada uno.

Así, bajo esta nueva Constitución, en 2018 se realizaron nuevos comicios y Erdogan fue reelecto para su "primer" mandato de cinco años. 

Ahora muchos creen que el mandatario continuará con sus prácticas para aferrarse al poder, además de seguir aplicando un carácter religioso a su gestión pese a que Turquía es un Estado laico desde 1923, año en el que se creó la República. 

En este sentido, Kilicdaroglu se lamentó por los resultados y pidió "apoyo para continuar con la lucha por la democracia. Se han llevado a cabo las elecciones más injustas de los últimos años".

"He luchado por vuestros derechos, he luchado para que podáis vivir en prosperidad y seguiré luchando (...) Mi verdadera tristeza es por las dificultades que esperan al país", agregó. 

Otra de las grandes cuestiones es que Erdogan continuará aplicando su actual política económica, que llevó la lira a mínimos históricos. Esto está relacionado con que, pese a la alta inflación y contra todas las recomendaciones, el mandatario ha ordenado bajar las tasas de interés en reiteradas oportunidades para fomentar la inversión. 

Actualmente, el desempleo se encuentra en el 22,5% y la inflación en el 45%, aunque economistas independientes la sitúan en más del doble.

Alivio para Putin

Tras confirmarse los resultados, los presidentes de Irán y Argelia y el emir de Qatar estuvieron entre los líderes que felicitaron a Erdogan en el Medio Oriente.

Además, uno de los primeros presidentes de América Latina en saludarlo fue el paraguayo Mario Abdo Benítez, quien este año abandonará el poder: "Nuestras felicitaciones al presidente Erdogan por la victoria electoral para un nuevo mandato y al pueblo turco por esta jornada democrática". 

Por su parte, Nicolás Maduro expresó: "Venezuela celebra el triunfo de nuestro hermano y amigo Erdogan, quien resultó vencedor en las elecciones presidenciales. ¡Viva Turquía!".

Sin embargo, el otro gran vencedor de la jornada fue el ruso Vladimir Putin, quien consideró que "la victoria en estas elecciones es el resultado lógico de su dedicada labor al frente de la República turca, una clara prueba del apoyo del pueblo turco a sus esfuerzos por fortalecer la soberanía del Estado y seguir una política exterior independiente".

Aunque Turquía forma parte de la OTAN desde 1952, Erdogan y Putin mantienen una importante relación, e incluso el país de Medio Oriente le ha comprado armamento a Rusia pese a que la Alianza Transatlántica prohíbe esto. 

Actualmente, Erdogan es el principal mediador entre Rusia y Ucrania y, gracias a su papel en la guerra, se ha podido alcanzar el acuerdo de cereales del mar Negro. 

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés