El Economista - 73 años
Versión digital

mar 23 Jul

BUE 12°C
Con 58% de los votos

Balotaje en Francia: se impuso Macron y Europa respira aliviada

Al igual que en 2017, derrotó en el balotaje a la candidata de ultraderecha Marine Le Pen: gobernará hasta 2027

Emmanuel Macron ganó el balotaje y fue reelecto en Francia
Emmanuel Macron ganó el balotaje y fue reelecto en Francia
Damián Cichero 24 abril de 2022

En el día de ayer, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, derrotó a Marine Le Pen en un histórico balotaje y podrá permanecer en el palacio del Elíseo durante cinco años más.

Tras varias semanas de sufrimiento, en las que la diferencia entre los candidatos llegó a ser de apenas dos puntos, el líder galo obtuvo un contundente triunfo con el 58,6% de los votos, contra el 41,2% de Le Pen.

Así, Macron se convirtió en el primer presidente reelecto desde Jacques Chirac (1995-2007) y el tercero en lograrlo en toda la historia de Francia. 

Sin embargo, más allá de la euforia del momento, Macron no tendrá mucho tiempo para celebrar. 

Por un lado, deberá continuar guiando tanto a Francia como a la Unión Europea para que sigan recuperándose tanto de la pandemia del coronavirus como de la guerra en Ucrania.

Por el otro, varios datos revelaron el descontento de los franceses, lo que anticipa que su segundo mandato no será para nada fácil.

La participación alcanzó el 63,2%, dos puntos menos que en el balotaje de 2017, cuando fue del 65,3%. Además, la tasa de abstención fue de aproximadamente el 28%, la más alta en una segunda vuelta de las elecciones presidenciales desde 1969.

Además, aunque el triunfo de Macron fue más que contundente, representó un claro retroceso respecto al balotaje de hace cinco años, cuando fue electo con el 66% de los votos. Por eso, este dato, para la extrema derecha, significó su mejor elección histórica. 

En este sentido, una de las máximas preocupaciones de Macron son las elecciones parlamentarias que se celebrarán en junio, donde se elegirán a los 577 diputados de la Asamblea Nacional para la XVI° legislatura de la Quinta República francesa.

Aunque históricamente los comicios legislativos “respetan” los resultados de las presidenciales, como sucedió en 2017, Macron corre el riesgo de ser derrotado e incluso que Le Pen o el izquierdista Jean-Luc Mélenchon se conviertan en su primer ministro. 

Consciente de esta situación, el presidente reconoció que “muchos no me han votado por mis ideas, sino para bloquear a la extrema derecha. Por eso quiero decirles que soy consciente de que este voto me compromete para los próximos cinco años".

“La cólera y la desavenencia que les han llevado a votar por ese proyecto (el de Le Pen) deben encontrar una respuesta. Es mi responsabilidad dársela”, agregó.

"A partir de ahora, ya no soy el candidato de un bando, sino el presidente de todos", sentenció. 

Pero, más allá de estas suposiciones a futuro, el triunfo de Macron representa un alivio para Francia y la Unión Europea. Esto último se vio reflejado en la rapidez con la que varios líderes del Viejo Continente felicitaron al mandatario reelecto. 

Durante su campaña, Macron, un reconocido europeísta, aseguró que su principal objetivo era seguir fortaleciendo la posición internacional del bloque comunitario. Sin embargo, muchos temían que, tras los triunfos del Brexit en el Reino Unido y de Donald Trump en EE.UU., una victoria de Le Pen podría poner en juego la existencia misma de la UE. 

  • Tras su triunfo, Macron mantuvo su primer contacto internacional con el canciller alemán Olaf Scholz, en el cual se recalcó que la llamada era un reflejo de la amistad franco-alemana, mientras que el primer ministro italiano, Mario Draghi, dijo que la reelección era "una noticia maravillosa para toda Europa".

Además, Scholz manifestó que la victoria de Macron era "un voto de confianza fuerte para Europa". Justamente, en 2017, la primera llamada telefónica de Macron fue con su homóloga alemana Angela Merkel.

Por su parte, el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, expresó: “Bravo Emmanuel. En este período turbulento, necesitamos una Europa sólida y una Francia totalmente comprometida con una Unión Europea más soberana y más estratégica".

Seguramente, este lunes la victoria de Macron será celebrada por los mercados e inversores, que estaban preocupados por Le Pen y sus ideas de nacionalizar industrias clave y reducir las contribuciones francesas al presupuesto de la UE.

Es probable que los rendimientos de los bonos de la zona euro, en particular los rendimientos de la deuda del Gobierno francés, bajen, mientras que el euro debería recibir un fuerte impulso y fortalecerse frente al dólar. 

***

El vaso medio lleno de Le Pen: la mejor elección de la historia para la extrema derecha 

En los papeles, la extrema derecha, liderada por Marine Le Pen, nuevamente fue derrotada en las elecciones presidenciales de Francia. 

Sin embargo, de cara al futuro, y tal como lo reconoció Le Pen, moralmente el partido Agrupación Nacional obtuvo un importante y valioso resultado que podría permitirle llegar al poder en los próximos años. 

Con 41,4% de los votos, Le Pen obtuvo casi nueve puntos más que en el balotaje de 2017, lo que representó la mejor elección de la extrema derecha en la historia de Francia y lo que demuestra que este tipo de visión está cada vez más afianzada en el país galo.

Otra muestra de esto último es que Le Pen obtuvo más del doble de los votos que su padre, Jean-Marie, había obtenido en el balotaje de 2002, cuando perdió ante el conservador Jacques Chirac en la segunda vuelta con apenas el 18%.

Consciente de esta situación, tras reconocer su derrota públicamente, Le Pen dijo que “el resultado de esta noche es una gran victoria”. 

Una de las cosas que más les preocupan a los analistas es que, mientras que muchas personas votaron a Macron para que la extrema derecha no llegue al poder, los seguidores de Le Pen lo hicieron porque comparten sus ideas nacionalistas y extremistas. 

“Los franceses mostraron esta noche el deseo de un fuerte contrapeso contra Emmanuel Macron, de una oposición que continúe defendiéndolos y protegiéndolos (…) continuaré la lucha por Francia y el pueblo francés”, agregó la derechista.

Además, la reconocida euroescéptica le mandó un mensaje a la Unión Europea y compañía: “Este resultado es una señal a los dirigentes europeos de que hay un desafío que viene de los franceses”.

"Nos han enterrado mil veces y la historia ha dicho que se equivocaban”, concluyó.

En esta nota

LEÉ TAMBIÉN


Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés