El Economista - 70 años
Versión digital

dom 02 Oct

BUE 13°C
Versión digital

dom 02 Oct

BUE 13°C
Gas

Alemania no afloja con su postura antinuclear

Pese a la actual crisis energética, el país germano no tiene planteado revertir el cierre de sus centrales nucleares

Descartan extender la vida útil de las tres centrales nucleares restantes del país para ahorrar gas.
Descartan extender la vida útil de las tres centrales nucleares restantes del país para ahorrar gas.
22-08-2022
Compartir

Como consecuencia de la guerra en Ucrania y de las sanciones occidentales contra Rusia, Europa corre el grave riesgo de sufrir una crisis energética durante los próximos meses.

Esto se debe a que, a medida que se acerca el invierno y aumenta el consumo del gas para la calefacción, muchos temen que desde Moscú corten el suministro.

Aunque esto afectaría a casi todo el Viejo Continente, algunos países, como Alemania, se encuentran más complicados, ya que importan más del 50% de su gas desde Rusia

A esto se suma una fuerte crítica a las medidas tomadas hace ya más de una década por la excanciller Angela Merkel, que, en plena lucha contra el cambio climático, decidió iniciar el cierre de todas las plantas nucleares del país, pese a que estas no emiten gases de efecto invernadero, incrementando la vulnerabilidad de Alemania frente a Rusia.

Este asunto fue abordado ayer por el ministro de Economía alemán, Robert Habeck, quien descartó extender la vida útil de las tres centrales nucleares restantes del país para ahorrar gas.

Según el funcionario, esta medida solo ahorraría como máximo 2% del uso de gas y no sería suficiente para justificar reabrir el debate sobre la salida de la energía nuclear dado el consenso sobre el tema. 

"Es una decisión equivocada dado lo poco que ahorraríamos", dijo Habeck, miembro del partido Verde, que tiene sus raíces en el movimiento antinuclear de mediados del siglo XX. 

Por su parte, el canciller Olaf Scholz informó que solo se tomaría una medida al respecto cuando comprueben la capacidad del país para soportar o no esta situación. 

Sin embargo, más allá de intentar llevar tranquilidad, el tiempo corre en contra de Scholz, que este domingo vio cómo dos tercios de los alemanes mostraron su descontento por su gestión. 

  • Según un sondeo de Insa, solo el 25% de los alemanes cree que el socialdemócrata está haciendo bien su trabajo, frente al 46% de marzo.

Por otra parte, el 62% de los alemanes cree que Scholz está haciendo mal su trabajo, una cifra récord en comparación con el 39% en marzo.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés