El Economista - 73 años
Versión digital

jue 25 Jul

BUE 10°C
Crisis

Ahora son 13: Taiwán, Honduras y la perdida de otro aliado

Honduras, aliado del gobierno taiwanés desde 1941, estableció lazos diplomáticos con China y reconoció al Partido Comunista como "el único gobierno legítimo que representa a toda China". Además, el país centroamericano dijo que la isla es una parte inseparable del territorio chino.

Ahora son 13: Taiwán, Honduras y la perdida de otro aliado
Damián Cichero 26 marzo de 2023

Tal como se venía adelantando, este fin de semana China estableció lazos diplomáticos con Honduras, lo que significó que el país centroamericano le puso fin a su relación de décadas con Taiwán.

Tras las instrucciones de la presidenta de Honduras, Xiomara Castro, para que su país inicie lazos con el gigante asiático, China comunicó que su canciller, Qin Gang, y su par hondureño, Eduardo Enrique Reina, firmaron el acuerdo de reconocimiento diplomático en Pekín, poniendo fin a las relaciones con Taiwán que datan de la década de 1940.

En una breve declaración el sábado por la noche, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Honduras informó que reconocía a la República Popular China como el único gobierno legítimo que representa a toda China y que Taiwán es una "parte inseparable del territorio chino".

El contexto

El conflicto entre China y Taiwán data de 1949, cuando el Partido Comunista chino, liderado por Mao Zedong, derrotó en la guerra civil china al Kuomintang o Partido Nacionalista chino.

Ante esta situación, los nacionalistas se refugiaron en la isla de Formosa, también llamada Taiwán y, durante varias décadas, fue reconocida como la "verdadera China". 

Sin embargo, todo cambió en la década de 1970: en plena Guerra Fría, Estados Unidos, que necesitaba presionar aún más a la Unión Soviética, se percató del sisma comunista que existía entre Moscú y Pekín.

Por ello, Washington decidió crear su famosa mesa de tres patas: dejó de reconocer formalmente a Taiwán como la "verdadera China" y le dio ese status al país continental. Así, por ejemplo, Taiwán tuvo que ceder su asiento permanente en el Consejo de Seguridad de la ONU. 

Y, ante la importante mejora en las relaciones entre EE.UU. y China, la URSS no tuvo más remedio que enfrentarse a los dos gigantes al mismo tiempo, lo que la debilitó notablemente.

La actualidad

Como era de esperar, desde Taipéi no se tomaron para nada bien el anuncio: el ministro de Relaciones Exteriores, Joseph Wu, dijo que "el gobierno de Castro también nos pidió miles de millones de dólares en una enorme asistencia económica y comparó los precios de los programas de asistencia proporcionados por Taiwán y China". 

Por su parte, la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, manifestó en un comunicado que su país no competirá con China en la diplomacia del dólar "sin sentido".

"El pueblo de Taiwán ha demostrado al mundo que nunca nos acobardamos ante las amenazas. La cooperación y los vínculos de Taiwán con aliados y países de ideas afines para promover conjuntamente el bienestar y la seguridad internacionales solo aumentarán, no disminuirán", agregó. 

Tsai partirá el miércoles en una delicada visita a Estados Unidos, Guatemala y Belice, y se espera que se reúna con el presidente de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, Kevin McCarthy, en Los Ángeles al final del viaje.

En este sentido, Wu dijo que tenía "altas sospechas" sobre el momento de la decisión hondureña tan cerca de la gira de Tsai por el extranjero. "China parece estar haciendo esto intencionalmente", explicó. 

Quien también se muestra extremadamente preocupado de la expansión china en su "patio trasero" es EE.UU. y ha advertido repetidamente a los países que no crean en las promesas de ayuda de China.

El Departamento de Estado de EE.UU. declaró que, si bien la acción de Honduras fue una decisión soberana, era importante señalar que China "a menudo hace promesas a cambio del reconocimiento diplomático que finalmente no se cumplen".

"Independientemente de la decisión de Honduras, Estados Unidos continuará profundizando y ampliando su compromiso con Taiwán", agregó.

El año pasado, la tensión entre Washington y Pekín llegó a su máximo punto desde el fin de la Guerra Fría cuando Nancy Pelosi, hasta ese momento presidenta de la Cámara de Representantes de EE.UU., visitó Taiwán, lo que la convirtió en la funcionaria norteamericana de más alto rango en visitar la isla en todo el siglo XXI. 

Ahora son 13

Las relaciones entre Honduras y Taiwán se remontan a 1941 cuando el gobierno del Kuomintang aún estaba en China, antes de huir a la isla de Formosa. 

Pero ahora Taiwán solo tiene relaciones diplomáticas formales con 13 países, en su mayoría países pobres y en desarrollo en América Central, el Caribe y el Pacífico.

La lista la componen: Belice, Guatemala, Paraguay, Haití, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, San Vicente, las Granadinas, Islas Marshall, Nauru, Palaos, Tuvalu, Esuatini y la Ciudad del Vaticano. 

Por su parte, aunque EE.UU. no reconoce formalmente a Taiwán, está comprometido por ley a poner a disposición de la isla "los artículos y servicios de defensa en la cantidad que sea necesaria para permitirle que mantenga suficientes capacidades de autodefensa".

LEÉ TAMBIÉN


Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés