El Economista - 70 años
Versión digital

sab 16 Oct

BUE 12°C

Versión digital

sab 16 Oct

BUE 12°C

Un Presupuesto díficil de cumplir en su conjunto

03-10-2016
Compartir

La Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera Pública (ASAP) publicó un informe en el que analiza minuciosamente el texto del proyecto de Ley de Presupuesto 2017. Al respecto, el presidente de ASAP, Rafael Flores, sintetizó: “Es un proyecto optimista pero realista. No está garantizado el cumplimiento de las variables que plantea y menos aún si se las toma en su conjunto, ya que en algunos casos los objetivos pueden parecer contrapuestos, pero a la vez es un presupuesto sobre el que uno se puede sentar a discutir”.

Las variables a las que refiere son una inflación con un techo de 17%, para lo cual el dólar subirá 19,5% y las paritarias (estatales) 17% y el PIB se expandirá 3,5%. Respecto al crecimiento, el vocal de ASAP Guido Rangugni sostuvo: “Está pautado 3,5% para los próximos tres años. Por una cuestión de arrastre estadístico esto marca que se espera un impulso al crecimiento menor en 2018 que en 2017”.

Desafíos complejos

Flores remarcó que el principal desafío para el cumplimiento de los objetivos planteados por el Presupuesto aparece cuando se proponga cumplirlos todos en su conjunto. “No está garantizado que se cumplan los objetivos y menos aún que se cumplan en su conjunto. Se puede garantizar que la inflación llegue al 17% estrangulando la economía pero si ajustás por el lado de los precios el producto seguramente no te va a crecer 3,5%. Ahí creo que resta por verse de qué manera se terminan conjugando todas estas variables”, expresó.

Consultado por El Economista acerca de la pauta de 17% para el incremento salarial de los estatales y de su posible influencia sobre el objetivo techo de 17% de inflación, dijo: “Se sabe que del otro lado van a pedir números más altos”.

Pero, a la vez, consideró que el propio hecho de que se explicite esa pauta ya es positivo en términos del cálculo del gasto fiscal: “La pauta salarial del 17% es algo bueno porque en general no hay pauta. En principio es bueno que se ponga una pauta porque tenés un número más certero sobre el gasto. Si después se cierra una paritaria al 27%, tenés 10% de diferencia en lugar de 27% que era lo que iba a haber si no se ponía ningún número”.

Presupuesto keynesiano

Respecto a lo fiscal, el informe señala que hay “un cambio sustancial con respecto a los primeros objetivos de reducción del déficit que se había fijado Hacienda. En ese sentido, el Gobierno ha elegido un camino más gradual que apunta primero a consolidar la recuperación de la actividad económica y no a profundizar la recesión”. Al respecto, Flores afirmó: “En este sentido este presupuesto es mucho más keynesiano que neoclásico”. Ahí, los gastos corrientes crecerían 21,2% y los de capital 32,1% (la inversión real directa sería la que lideraría con el 38,7%).

Respecto a la inversión como camino para el crecimiento, Flores destacó que se espera para los próximos años un crecimiento del déficit externo y que esto se daría de la mano del crecimiento de la inversión y la importación de insumos: “El Presupuesto es coherente con la visión de la economía que tiene el Gobierno. Ellos plantean un crecimiento impulsado por la inversión. Esto implica una suba de las importaciones por los insumos para la producción. Ahí uno ve una coherencia entre objetivos y variables, aunque esto no quiere decir que se cumpla”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés