El Economista - 70 años
Versión digital

jue 28 Oct

BUE 24°C

Versión digital

jue 28 Oct

BUE 24°C

¿Servirán las medidas “populistas” del Gobieno?

¿Una tardía reacción electoral o un as bajo la manga?

24-07-2017
Compartir

El Gobierno estaría apuntando a un populismo electoral tímido y tardío, según el último informe PxQ, la consultora del ex secretario de Política Económica, Emmanuel Alvarez Agis. O, según el analista Miguel Bein, a un populismo benigno y tardío. O, según el ex ministro de Economía, Axel Kicillof, simplemente a un populismo mentiroso.

Ayer el siempre muy escuchado analista Miguel Bein revolvió un poco el avispero con sus declaraciones a Clarín. “La recuperación es lenta. En el consumo es homeopática. Para el caso de los sectores populares, la venta de artículos de primera necesidad está planchada. Por eso inyectan recursos ahí de cara al proceso electoral. El Gobierno hace populismo tardío y en general los gobiernos hacen populismo todo el año cuando hay elecciones”, dijo.

¿Populismo trunco?

Y parece haber coincidencia. En su último informe PxQ sostuvo: “Luego de un 2016 estanflacionario, tanto la actividad económica como la inflación no están jugando a favor del oficialismo. El Gobierno parece haber acusado recibo de este hecho y a último momento apela a un populismo electoral tímido y tardío, primero de la mano de la promoción en supermercados vía el Bapro y, más recientemente, con el anuncio de un programa de crédito para beneficiarios de programas de inclusión social y jubilados”.

Tal como detalla la consultora de Alvarez Agis, el 2017 la dinámica de la actividad económica durante 2017 es la peor de todos los años electorales desde 2009. Y aunque los datos anticipados permiten prever que la actividad se encontrará al máximo de su velocidad de expansión durante el trimestre electoral, en torno al 2%, eso no resultará suficiente para generalizar una sensación de recimiento.

“Hasta mayo, el consumo acumulaba 16 meses consecutivos de caída y el cierre paritario de este año alcanzará solo para recuperar la mitad de lo perdido en 2016. Este factor, combinado con el efecto de los aumentos de varios precios regulados, determinó un primer semestre de 2017 solo comparable a 2009, con el salario real creciendo menos de 1% entre enero y junio”, sostiene PxQ.

En el informe se detalla que los únicos brotes verdes se encuentran en la obra pública y en el crédito hipotecario, aunque se destaca que ambas recuperaciones se producen desde niveles muy bajos, explicados por las sendas caídas en 2016, de 9% en la obra pública y de 23,3% en los hipotecarios.

¿Stop & go?

PxQ tomó diez variables económicas y las puso a jugar para ver cuáles le podían aportar al populismo electoral del Gobierno (interesante: Alvarez Agis reconoce que desde el 2009 el país entró en un stop & go electoral, con crecimiento en los impares y techo en los no electorales de la mano de la restricción externa crónica). La conclusión a la que arribó fue que “la dinámica de la actividad económica durante 2017 es la peor de todos los años electorales desde 2009”.

De las diez variables observadas, cuatro (actividad, consumo general, poder adquisitivo y consumo en supermercados) dan resultados negativos, cuatro resultados intermedios (inflación, empleo total, empleo privado asalariado y actividad industrial) y sólo dos resultados positivos (crédito hipotecario y obra pública). “Como muestra el análisis que sigue, la economía dista de ser el factor determinante a la hora de definir el resultado electoral”, concluye el informe.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés