El Economista - 70 años
Versión digital

mar 19 Oct

BUE 12°C

Versión digital

mar 19 Oct

BUE 12°C

Se importa cada vez más y se fabrica cada vez menos

04-11-2016
Compartir

por Luis Varela

Cambió todo. Tras más de una década con la región dominada por gobiernos que procuraron sostener el consumo de las clases bajas, ahora tanto Argentina como Brasil tienen conducciones que intentan crecer de acuerdo a las reglas del mercado. Esta nueva condición modifica por completo los potenciales compradores y, en consecuencia, la industria automotriz argentina está viviendo una transformación como no se vio en lo que va del Siglo XXI.

Una nueva era

Por supuesto, el motor de todo el movimiento tiene relación con la crisis que se vive en Brasil, con las menores compras de la clase media baja de la Argentina y con el tipo de unidades que se están llevando los compradores locales de las concesionarias. En 2014 y 2015 el modelo más vendido había sido el Vokswagen Gol, un vehículo chico y barato para la clase media mientras que en enero-octubre de este año el líder absoluto es la pick up Hilux de Toyota (28.144 unidades vendidas en 10 meses), dejando bastante atrás el despacho de los autos económicos.

De ese modo, en el centro de planificación de las terminales, que siempre miran con un horizonte futuro de al menos 18 meses, la frase que más se repitió fue “si nos piden camionetas, vamos a hacer camionetas”. Y la decisión es tan significativa que analistas del sector estiman que, si no cambian las cosas, en dos años casi la mitad de la producción automotriz argentina estará dedicada a las pick-ups.

El cambio en las líneas de montaje, según cada empresa, es muy profundo. Toyota está ampliando su planta en Zárate. Volkswagen está realizando un restyling de la Amarok en Córdoba. Renault, junto a Nissan y Mercedes-Benz, también en Córdoba, están trabajando para lanzar nuevos utilitarios. Todas se están reconvirtiendo.

En general, se están dejando de armar en Argentina, con mayoría de partes importadas, los autos denominados chicos. Chevrolet deja de hacer en Rosario el Agile y el Classic. Renault deja de hacer en Córdoba el Clío Mío. Y Peugeot ya no hará más en Palomar el 207 y seguirá con los Peugeot 308 y 408, los Citroën C4 (sedán y cinco puertas) y los utilitarios Peugeot Partner y Citroën Berlingo. General Motors se concentra en un sedán mediano (el Nuevo Cruze) y está por lanzar el Cruze Hatchback cinco puertas, que requirió una inversión de casi US$ 800 M. Renault va con el Sandero Stepway y el Logan, además del Fluence y la Kangoo, y ya llegan las pickups Nissan Frontier, Alaskan y otra de Mercedes-Benz (la tarea es tan intensa que planean subir de los 1.000 operarios actuales hasta 2.000 operarios en 2018). Ford insistirá con la Ranger. Y Fiat-Chrysler está desarrollando para la cordobesa Santa Isabel un nuevo modelo mediano que verá la luz en 2018.

En ese sentido, uno de los sectores que mostró algo de luz es el levantamiento de suspensiones en la planta que tiene Volkswagen en Córdoba. Se activó su línea de cajas de velocidad por un pedido que recibió desde España. La planta local de VW compite con otras 8 similares que tiene la marca en todo el mundo. La más barata se lleva el trabajo. En 2015, esa planta envió 90.000 cajas a China. Luego estuvo planchada porque, entre otras cosas, el tipo de cambio elevó demasiado el valor de los productos locales en dólares.

¿Y hay demanda? Es obvio que, todo está atado a lo que ocurra con la demanda. Y hay cierta inquietud. Según informó ACARA, el brote verde que empezó a asombrar a mediados de año se está desacelerando. En octubre se patentaron 61.816 vehículos. En agosto de este año contra agosto del año pasado la venta subía 26%. En setiembre versus setiembre el aumento fue del 7%. Y ahora, octubre contra octubre, el patentamiento subió sólo 3,9%. Con eso, en los 10 primeros meses de este año se llevan patentadas 607.644 unidades, 8,2% más que en los primeros 10 meses del año pasado, y casi como en 2014. En términos globales, la venta total de 2016 apunta a arañar los 700.000 autos 0 KM vendidos, 8% más que en 2015, y sería el quinto mejor año de toda la historia. El mejor fue el 2013, con 956.884 vehículos despachados, y con todo el mundo preguntando qué pasa en Argentina.

Lamentablemente, frente a la desaceleración que empezó a verse en las ventas, las terminales reaccionaron de la peor manera. Según informó ayer ADEFA, en octubre se fabricaron apenas 37.832 vehículos, 16,4% menos que en octubre del año pasado (se venía de una caída del 19,6% en setiembre). Fue el peor octubre desde 2005. Y en diez meses de este año se armaron 385.727 autos, 14,5% menos que el año pasado, el peor año desde 2006.

El notable freno en la fabricación está vinculado a con la baja demanda de Brasil y las exportaciones. En octubre se mandaron al exterior 13.959 unidades, 25,9% menos que 12 meses atrás (se venía de una caída del 19,2% en setiembre). Fue el peor octubre desde el abismo de 2001. En 10 meses de este año se mandaron al exterior 149.675 unidades, 25,9% menos que en enero-octubre del año pasado. La fuerte baja tiene que ver fundamentalmente con el menor envío a Brasil: antes se llevaba el 90% de las exportaciones y ahora, apenas 73,7%.

Ganan los importados ADEFA, sin embargo, confirmó que la entrega de autos a concesionarios está subiendo, pero con la provisión repleta de importados y escasa de nacionales. En octubre se entregaron a la red 56.357 vehículos, 7,9% más que hace un año. En 10 meses de 2016 se repartieon 587.007 autos, 1,6% menos que en enero-octubre del año pasado.

De los autos entregados a concesionarias el mes pasado, 32.773 fueron importados (27,5% mas que en octubre del año pasado) y apenas 23.584 fueron nacionales (11% menos que en octubre de 2015). En 10 meses la entrega de importados creció 26,2% y la de nacionales bajó 3%. ¿Cuál es el motivo? Simple: por el tipo de cambio retrasado y los altos impuestos, los autos locales son mucho más caros y conviene vender autos de afuera.

Por debajo de esas cifras, debe agregarse que la venta actual se está realizando con una verdadera guerra de descuentos y bonificaciones. Los fuertes movimientos cambiarios que se están viendo en Argentina y Brasil obligan a las terminales a sacarle punta al lápiz todas las semanas. Los autos se venden como sea: al contado, en 15 cuotas o con descuentos de hasta $60.000 pesos. Todo se acomoda a los que se pueda obtener del comprador.

En ese sentido, según difundió ayer ACARA, acaba de salir la flamante lista de precios de noviembre. En este momento hay 288 modelos que se venden en dólares (el más caro es el Porsche 911 que se ofrece en US$ 360.000 y el más barato, el Kia Picanto, con un precio de lista de US$ 16.700). Y, al mismo tiempo, hay 627 modelos que se ofrecen en pesos: el más caro es la Toyota Hilux SW4 que se vende en $1.021.000 y el más económico, el Renault Clío Mío por $159.000.

Con la salida del cepo y la posterior devaluación los precios en dólares de los autos vuelven a estar más o menos en línea con los valores que había hasta el final del primer Gobierno de Cristina, antes del 54,11% de los votos y del vamos por todo. En 2009 el precio promedio de los autos vendidos en Argentina era de US$ 45.000 dólares y ese valor trepó por el retraso artificial del tipo de cambio hasta US$ 76.000 hace un año. Luego, al llegar Macri, bajó hasta US$ 39.000 en febrero y hoy el promedio roza los US$ 42.000.

Por la estrategia de ofertas de precios que se están realizando, Renault es la nueva líder del mercado con el 15,7% de las ventas totales. Volkswagen se desbarrancó: era líder con el 18,4% del mercado y ahora tiene 14,1% y está por quedar en tercer puesto ya que Ford le muerde los talones con 13,7%. Por su parte, Chevrolet, que también estaba arriba de todo con VW hasta hace poco, quedó cuarta con el 12,8% de las ventas.

Es evidente que mucho de este éxito vendedor tiene que ver con la forma en que cada terminal elige su forma de despachar. Algunas prefieren vender más al contado y otras más a crédito. Fiat, por ejemplo, tiene el 68,5% de sus ventas a crédito, Renault el 60,2%, Volkwagen el 50,1% y Ford el 47,4%. Del otro lado, las que menos venden a crédito son Toyota (apenas 18,4%), Nissan 23,2% y Chery 34,4%.

En ese sentido debe decirse que el crédito es muy caro, y vuelve a ganar espacio la venta tipo contado. Hoy, sobre 100 autos, 53 se venden al contado y 47 financiados (con los K, la relación era inversa). De los 47 financiados, 26 se colocan con planes de ahorro, 11 a través de financieras automotrices y 9 vía bancos, concesionarias y Anses. De los bancos, ICBC tiene casi la mitad de las operaciones con autos, seguido de lejos por Banco Francés y mucho mas abajo por Santander Río.

Las tensiones

Las nuevas reglas modificaron las condiciones de casi toda la actividad. Lejos de lo que ocurrió en 2014 y 2015, años en los que se vendía 55% importados y 45% nacionales, ahora la relación en las ventas es 60% importados y 40% nacionales. Frente a eso, el titular de SMATA, Ricardo Pignanelli, advirtió que por la liberación de las importaciones en el sector automotriz habrá “serios problemas” de empleo el año próximo.

La abundancia de importados y la baja venta de usados está complicando al sector autopartista. En lo que va del año, según un informe de IES Consultores, las ventas de autopartes alcanzaron los US$ 3.223 millones, 13,2% por debajo del valor que tuvieron en igual período de 2015. Esta es la tercera caída consecutiva del sector, ya que durante el año pasado se había producido un descenso del 11% interanual. Entre 2013 y 2015, la baja acumulada alcanzó el 31%.

SMATA denunció, con precisión, que están en peligro los puestos de trabajo en la planta que tiene Chevrolet en Rosario, y frente a esa declaración la empresa General Motors Argentina desmintió el tema: “La producción de General Motors Argentina en su planta de Alvear en Rosario se encuentra estable y trabajando en dos turnos sin contratiempos”. Con el correr de los meses se irá comprobando si efectivamente hubo reducción de empleos o si se trata de una transformación.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés