El Economista - 70 años
Versión digital

dom 26 May

BUE 7°C

Se desacelera el déficit con Brasil

Por primera vez en el año, mejoró en julio el resultado de la balanza comercial

02 agosto de 2016

El rojo comercial con Brasil alcanzó en julio US$ 270 M, lo que supone una mejora respecto a los US$ 317 M del mismo mes de 2015, según el último informe de Abeceb en base a estadísticas oficiales brasileñas. La consultora destaca que este es el primer mes de 2016 que muestra mejores resultados en la comparación interanual.

A pesar de esta tendencia positiva, los números de los primeros siete meses muestran el fuerte impacto de la recesión brasileña en la demanda de productos locales. El déficit del saldo comercial supera en lo que va del año los US$ 2.575 M, un resultado 2,1 veces superior al registrado en igual período del año anterior. De enero a julio, las exportaciones fueron 22,8% inferiores.

El menor saldo negativo de julio se debe a una reducción del 15,4% en las importaciones (US$ 1.024 M), combinada con una desaceleración de la caída de las exportaciones (US$ 754 M). El mes pasado, los envíos se redujeron 15,7%, y si bien no se detiene la contracción de los despachos, esta es la menor caída en trece meses consecutivos.

A pesar del desplome de las exportaciones, Argentina logró recuperar el tercer puesto como proveedor del mercado brasileño. Automóviles, vehículos de carga y trigo en grano encabezan el ranking de las mayores caídas. También están al tope de la lista productos afectados los de perfumería, autopartes, celulosa, alcoholes acíclicos, aleaciones de aluminio y peras frescas, entre otros. Según abeceb, la desaceleración de la caída de julio se puede explicar por dos factores. El primero tiene que ver con bases de comparación muy bajas: en la mayoría de los meses del segundo semestre del año pasado las caídas de las ventas a Brasil fueron mayores a 25%.

“Por otro lado, algunos indicadores de actividad brasileña (en términos desestacionalizados) mostraron un cierto repunte en los últimos meses, lo cual podría indicar que la economía vecina ha 'tocado fondo'”, destaca la consultora.

Las exportaciones acumulan en siete meses US$ 4.980 M y el retroceso en los envíos atraviesa a todos los sectores, a excepción de fertilizantes y maquinaria agrícola, que tienen un peso inferior al 1% sobre el total exportado.

En tanto, las importaciones desde Brasil sumaron US$ 7.555 M entre enero y julio, para alcanzar una caída del 1,7%. La consultora destaca que el comportamiento de las importaciones es heterogéneo a nivel sectorial. En algunos segmentos como el automotriz, bienes de capital y calzados las compras desde Brasil acumulan incrementos superiores al 30%; en paralelo caen las importaciones de autopartes, metales y sus manufacturas y químicos, entre otros.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés