El Economista - 70 años
Versión digital

lun 17 Jun

BUE 14°C

Recuperación actual es más sostenida que las de 2013 y 2015

La recuperación de 2017 ya lleva 11 meses en curso (y promete continuar)

09 octubre de 2017

Los últimos cinco años de historia económica tienen más ejemplos de ida y vuelta del ciclo económico que los deseables para una economía sin restricciones o cuellos de botella. Pero a la vez (buscándole lo positivo a lo negativo) los casos tan cercanos permiten algunas comparaciones que ayudan a dimensionar el momento actual del ciclo: un informe del IARAF mostró que la actual recuperación económica tiene menos volatilidades (o por la positiva: es más sostenida) que las de 2013 y 2015. La de 2013 fue la más alta y alcanzó una mejora de 4,34%.

La de 2015 fue la segunda en importancia y llegó a 4,04%. La de 2017, por su parte, está mostrando un repunte de 3,75%. Las tres tienen algo en común y es que se iniciaron en el segundo semestre de un año par (2012, 2014 y 2016), justo antes del inicio de un año eleccionario.

No tan volátil

El informe del IARAF es muy gráfico: en los primeros once meses de la recuperación que arrancó a mediados de 2012, la dinámica tuvo una suerte de explosión al principio y luego se fue moderando, incluso con alguna variación negativa en algún mes. En 2015 en cambio la recuperación arrancó moderada y terminó potenciándose. En ambos casos los repuntes se extinguieron relativamente rápido: la de 2013 duró catorce meses hasta volver a la senda recesiva y la de 2015 duró doce meses.

En ambos casos con la restricción externa y una cuenta corriente negativa haciendo sonar las alarmas. La de 2017, que por ahora lleva 11 meses en curso (y promete continuar por primera vez, de la mano del renovado acceso a financiamiento externo), en cambio, aunque es la que menos intensidad tiene en cuanto a nivel de crecimiento, también tiene un ritmo algo más sostenido, sin grandes vaivenes y sin grandes explosiones.

¿Una oportunidad?

Además el informe del IARAF destaca que si la recuperación sigue mostrando el mismo ritmo sostenido hasta el octubre en curso, será la primera de las tres que tendrá catorce meses de puras variaciones positivas. Eso porque la de 2013 tuvo un mes de caída hacia el final, justo antes de consolidar la vuelta a la tendencia recesiva. Y porque la de 2015 sólo duró 12 meses.

Con todo, el IARAF concluye que evidentemente en este caso se trata de un crecimiento más duradero y saludable y, en ese contexto, afirma: “Sin dudas, el escenario actual de actividad económica es una gran oportunidad para hacer las reformas necesarias que permitan pasar de la recuperación a un proceso de crecimiento económico sostenido”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés