El Economista - 70 años
Versión digital

jue 13 Jun

BUE 25°C

Peso contra el dólar, casi igual que durante la convertibilidad

Tras la escapada del dólar previa a las PASO, ahora los economistas alertan por el atraso del peso

24 agosto de 2017

El mercado de dólar mayorista spot abrió levemente ofrecido aunque desde media mañana se negoció balanceado en torno a los niveles de la previa, sin intervención significativa de bancos oficiales. Así se observó una tibia recuperación del dólar mayorista que cerró a $ 17,23, apenas dos centavos arriba del final del martes. En el circuito minorista, el billete cerró $ 17,51, un alza de un centavo contra la jornada previa. Por otro lado, los futuros del dólar en el Rofex se negociaron levemente más tomadores en particular en los plazos más largos en los que las tasas implícitas ganaron 1 punto porcentual, de todas maneras en una jornada de volumen reducido de negocios.

Pero de la quietud del dólar en estos días se desprenden datos interesantes que dejaron los momentos más turbulentos para la su cotización. En los últimos meses, el peso experimentó una tendencia a la depreciación por una serie de factores externos y locales: en mayo, la crisis política en Brasil; en junio, la postergación de la entrada de Argentina al índice de emergentes MSCI más el cierre de listas para las PASO y en los primeros días de agosto, la tensión previa a las elecciones primarias. Así, la moneda llegó a cotizar en un máximo de $ 17,80 a fines de julio y el BCRA tuvo que intervenir vendiendo reservas por más de US$ 1.800 millones ya que consideró que las escalada del tipo de cambio era disruptiva en términos inflacionarios.

Sin embargo, una vez conocidos los resultados de las elecciones primarias del 11 de agosto, que fueron más favorables al Gobierno que lo esperado por el consenso del mercado, la cotización del dólar se desplomó hasta alcanzar $ 17,06 y actualmente ronda los $ 17,21.

“De esta manera, el peso, que ha estado moviéndose en sintonía con otras monedas emergentes pero que desde junio se había desacoplado debido a factores políticos locales, volvió a asemejarse a otras monedas emergentes, cuya tendencia es al fortalecimiento dada la relativa debilidad del dólar”, explicó Econviews en un reciente informe.

En el contexto local, el ritmo de liquidación de divisas del agro se había desacelerado pero mejoró con posterioridad a las PASO: en la semana del 14 al 18 de agosto totalizó US$ 601 millones, ya dándose por finalizada la cosecha gruesa.

Econviews señala que de acuerdo al índice de Tipo de Cambio Real Multilateral (TCRM) calculado por el BCRA, tras haber acumulado una depreciación real de 13,8% en los tres meses previos, en agosto el peso se apreció un 3% hasta el último dato disponible.

Así, corrigió en parte el efecto previo a las elecciones primarias. En lo que va del año, se depreció apenas 1,3% en tanto que con respecto al levantamiento de los controles cambiarios en diciembre 2015, se apreció 8%.

En términos de niveles, está 32% por encima de los valores de la convertibilidad. En cuanto al tipo de cambio bilateral contra el dólar, acumuló tres meses sucesivos de depreciación real por 9,5% y en lo que va de este mes se apreció 2,8%. “Aun así, persiste el atraso cambiario del peso: en lo que va del año se fortaleció 4,8% y con respecto al cepo, 17%. En comparación con niveles de la convertibilidad, se ubicó apenas 2% por encima”, dice la consultora de Miguel Kiguel.

Por último, dada la relativa estabilidad del real, el tipo de cambio bilateral con Brasil se depreció en julio (10,7%) aunque en lo que va de agosto se apreció 3,6%. El informe consigna que con respecto a fines del año pasado prácticamente no mostró cambios, en tanto que con respecto al cepo cambiario se depreció un 8%. Y en relación a los valores de la convertibilidad, se ubicó casi 60% por encima

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés