El Economista - 70 años
Versión digital

dom 23 Jun

BUE 12°C
EMAE

Pese al desplome (-15,5%) del agro, la actividad creció 2,9% interanual en enero y 0,3% versus diciembre

La industria manufacturera, con un alza del 7,1%, fue el de mayor incidencia positiva en la variación del EMAE

Pese al desplome (-15,5%) del agro, la actividad creció 2,9% interanual en enero y 0,3% versus diciembre
29 marzo de 2023

La actividad económica en su conjunto creció en enero 2,9% en relación a igual mes de 2022, informó hoy el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

Además, el Estimador Mensual de la Actividad Económica (EMAE) registró en enero una suba del 0,3% en relación a diciembre y cortó cuatro meses de caídas intermensuales consecutivas.

En enero, 14 de los sectores de actividad que conforman el EMAE registraron subas, entre las que se destacaron la pesca, con un incremento del 81,2% interanual; explotación de minas y canteras, 11,5% y hoteles y restaurantes, 8,6%.

La industria manufacturera, con un alza del 7,1%, fue el de mayor incidencia positiva en la variación del EMAE del primer mes de 2023, seguido por comercio mayorista, minorista y reparaciones, con un aumento de 5,2% interanual.

En el caso de la industria, el 26,7% de los empresarios consultados por el Indec (en su IPIM) anticiparon que la actividad continuará en alza hasta abril inclusive, contra el 23,8% que prevé una merma y el 49,5% que no observa mayores variantes.
 

screenshot_23
 


La situación es diferente en cuanto a las exportaciones, ya que el 23,9% de los consultados anticipó una merma, contra 17,1% que estimó una suba, al tiempo que el 59% de los consultados no previó mayores cambios.

El sector de agricultura, ganadería, caza y silvicultura fue el único que registró una caída (un desplome, más bien) en la comparación interanual, con un retroceso del 15,5% y restando 0,7 puntos porcentuales a la variación interanual del EMAE.

La distribución de agua, electricidad y gas también mostró un incremento del 2,1%, la construcción el 4,7% y transporte y comunicaciones el 3,1%.

Otros aumentos se anotaron en intermediación financiera, con el 0,6%; actividades inmobiliarias, con 3,5% y enseñanza, con 2,5%, entre otros.

El Ministerio de Economía estimó que el PIB crecerá 2% en 2023, luego del 5,2% del 2022, afectado principalmente, por la fuerte sequía que afecta al sector agropecuaria y las actividades con él relacionadas.

En tanto, las consultoras que integran el Relevamiento de Expectativas de Mercado que realiza el Banco Central señalaron que el resultado será neutro.

Lecturas privadas

El EMAE arrojó un crecimiento mensual del 0,3% desestacionalizado, "luego de un cuarto trimestre de 2022 negativo (el propio PIB mostró una caída de 1,5% trimestral)", dijeron en Aurum Valores. 

"La serie de tendencia-ciclo sigue mostrando desaceleración por sexto mes consecutivo, indicando una tendencia bajista continua. Con un el último PIB en caída y un EMA con tendencia bajista, que el gobierno decida conseguir dólares endureciendo el cepo importador (SIRA) podría agravar aún más la situación en términos de actividad económica", dijeron.

"Si bien en enero la economía logró crecer casi 3 puntos respecto a un año atrás, si se observa la dinámica en un intervalo algo más amplio, la imagen dista de ser positiva. En este sentido, durante los últimos 3 meses (noviembre, diciembre y enero), la economía operó 0,7 puntos por debajo del promedio de 2022, lo cual exhibe cierto grado de agotamiento", dijeron desde LCG.

La actual sequía que aqueja al agro se ve reflejada en los indicadores de actividad, que ya marcan dos meses con caídas significativas. De este modo, fue el enero con el nivel de actividad más bajo desde 2010.

Para 2023, "esperamos que la actividad se encuentre afectada negativamente por una serie de variables". 

En primer lugar, por la sequía más severa en décadas, que significaría una merma del orden de los US$ 15.000 millones en exportaciones, "lo que tendría su correlato en una menor disponibilidad de divisas para importaciones". Por tal motivo, dijeron, "el condicionamiento sobre la operatividad del sector industrial sería más palpable que el año pasado". 

Por otro lado, dijeron: "Con una inflación que continúa elevada y navega a ritmos del 105-110% anual difícilmente pueda esperarse una recuperación de los salarios y, con ello, del consumo".

"Asimismo, en medio de una campaña electoral, no somos optimistas a que la inversión sea un factor que traccione la actividad durante este año. En síntesis, proyectamos una caída en torno al 3,8% anual promedio", dijeron.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés