El Economista - 70 años
Versión digital

sab 15 Jun

BUE 14°C

Pedirán gradualidad en la suba de tarifas

27 octubre de 2016

Las entidades de defensa de los consumidores que participarán de la audiencia pública que mañana comenzará a analizar la suba de tarifas de la energía eléctrica rechazarán las propuestas presentadas por Edenor y Edesur y reclamarán mayor gradualidad en el aumento. Además, sugerirán que se requieran menos requisitos para facilitar el acceso a la tarifa social y cuestionarán el servicio de distribución actual.

“Ya hubo un incremento del 600% este año que no llegó a cubrir la totalidad de la quita del subsidio, pero la gente ya hizo un sacrificio importante para pagarlo”, señaló en ese sentido, Osvaldo Riopedre, director ejecutivo de la Asociación de Defensa de los Consumidores y Usuarios de la Argentina (Adecua), y anticipó a Télam que pedirá que “los aumentos tarifarios sean un poco más graduales”.

Asimismo, cuestionó el plan de incrementos que presentarán las distribuidoras Edenor y Edesur, que prevé aumentos cercanos al 30% cuando la inflación esperada por el Gobierno es de 17% y los salarios probablemente no suban mucho más allá de esa pauta. “Es un despropósito, porque lo pedido excede a la inflación; los salarios no alcanzarán para atender esa cifra solicitada”, expresó.

Además, consideró que debería facilitarse el acceso a la tarifasocial para entidades como merenderos. “Se les debería exigir menos papelerío”, planteó, repitiendo un reclamo recurrente durante este año en asociaciones de consumidores y especialistas.

Por su parte, Héctor Polino, de Consumidores Libres, opinó que “un nuevo aumento tarifario, luego del registrado este año, es insoportable para un usuario de ingresos medios bajos”. “Es insólito que los usuarios tengan que financiar con aumentos tarifarios futuras inversiones que las empresas prometen realizar”, expresó en diálogo con Télam.

Por otra parte, el ex diputado se preguntó “quién va a controlar esas inversiones” cuando “los organismos de control hasta ahora demostraron ser demasiado permisivos ante las empresas”. “Este aumento tarifario es reclamado por dos empresas que vienen prestando un servicio de pésima calidad y que fueron muy renuentes en el cumplimiento de las sanciones que en su momento les aplicó el Ente Regulador por los daños y perjuicios que ocasionaron los cortes de electricidad”, alertó uno de los que representará ?como lo hizo en el caso de la audiencia para la suba de tarifas de gas? a los consumidores.

Por su parte, Enrique Millán, de Procurar, una entidad especializada en la defensa de consumidores del sector bancario, exigió gradualidad como punto inicial. “Aceptamos que haya ajuste, pero de a poco. Que se pida lo que la gente pueda, que no se le exija lo que no puede cumplir. En un país con 32,2% de pobres, ¿qué le vamos a pedir a la gente?”, sostuvo.

Además de una suba de tarifas de 30% promedio para el año que viene y un plan de incrementos semestrales hasta 2022, en la audiencia ?que comenzará mañana y seguiría hasta el sábado, en el Teatro de la Rubera, en La Boca?, Edenor y Edesur presentarán sus planes de inversión, que ascienden a $ 5.000 M para el año que viene y $ 25.000 M en los próximos cinco años, en el caso de Edenor, y $ 3.300 M para 2017 y $ 15.000 M hasta 2022 en el caso de Edesur.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés